X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




En Transición

Decídselo a vuestros hijos: vamos a seguir envenenándolos

Publicada 20/11/2017 a las 06:00 Actualizada 19/11/2017 a las 21:34    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 20

Con motivo del #DíaMundialdelaInfancia que se celebra este lunes asistiremos a multitud de mensajes que nos alertarán sobre el estado de la educación, el drama que supone para los pequeños la enorme brecha de desigualdad que se ha abierto en nuestro país, o la necesidad de ayudar a nuestros hijos e hijas a manejarse en un mundo cada vez más tecnológico. Todo esto es imprescindible recordarlo. Pero hay una cosa que probablemente no se oirá, y es algo que lo cambia todo. Seamos valientes y digamos: “Hijos, hijas: vamos a seguir envenenándoos”.

La Cumbre del Clima celebrada en Bonn bajo presidencia de Fiyi, –isla del pacífico que está viviendo en primera persona los efectos del cambio climático–, ha terminado con la misma sensación que la pasada reunión de Marrakech: el subidón político del Acuerdo de París puede quedarse en nada como no se concreten, pronto y firmes, las medidas que permitan reducir la velocidad del cambio climático y que nos ayuden a adaptarnos al nuevo planeta.

Mientras esto ocurre, los más vulnerables son los que más pagan las consecuencias. Si eres niña, pobre, y de un país en vías de desarrollo, serás la víctima perfecta. Por su desarrollo biológico, por su mayor consumo energético y metabólico y, sobre todo, porque tienen más expectativas de vida, los niños son uno de los colectivos más afectados por el cambio climático.

A la injusticia que supone que sean más víctimas quienes menos responsabilidad tienen, hay que añadir la derivada de las desigualdades económicas, que supone que países con menos recursos, o personas con menos renta dentro de los países desarrollados se vean especialmente afectadas. Según describe Unicef-Comité español en el informe El impacto del cambio climático en la infancia en España elaborado en colaboración con Ecodes, en los barrios más pobres las viviendas están peor aisladas, se dan más casos de pobreza energética, la alimentación es de peor calidad, hay menos espacios verdes, y por si fuera poco, en muchos casos están rodeados de industrias contaminantes, por lo que las afecciones a la salud son mucho mayores que en zonas de mayor renta. He aquí un caso de doble injusticia: el cambio climático afecta más a los que menos responsabilidad tienen, y a los que disponen de menos recursos para hacerles frente.

Los desafíos que esto nos plantea muestran a las claras las dificultades del cambio de modelo imprescindible: en el mundo científico existe práctica unanimidad a la hora de identificar un cambio climático de origen antrópico que lo cambiará todo, tal como se expresa en este manifiesto firmado por 15.000 científicos de todo el mundo. Disponemos cada vez de más tecnología capaz de superar algunos de los retos pendientes –no todos, por supuesto–, y crece entre los jóvenes una mayor conciencia social de su importancia, como se ha visto en la encuesta Global Shapers publicada recientemente por el Foro Económico Mundial, que afirma que el cambio climático es la primera preocupación entre los millenials.

Sin embargo, el cambio se resiste y cumbre tras cumbre, año tras año, asistimos a eternas negociaciones sobre mecanismos de financiación de esta transición imprescindible, o sobre las relaciones entre los países desarrollados y los que llamamos en vías de desarrollo que reclaman no volver a ser víctimas del desorden mundial una vez más. Y es que el cambio ha de hacerse con justicia, como bien explica el concepto de transición justa acuñado por el movimiento sindical en las negociaciones climáticas para referirse a “un instrumento para un cambio rápido y justo a una sociedad con baja emisión de carbono y resistente al clima”.

Especial vergüenza siente una cuando ve que España se ha quedado en el club de las energías sucias al negarse a entrar en la alianza internacional formada por 20 países y 6 provincias o estados federados para eliminar el carbón para producción de electricidad de aquí a 2030. Según refleja en su informe Un oscuro panorama el Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente, “en 2014, la contaminación de las 15 centrales térmicas de carbón españolas provocó 459 hospitalizaciones por enfermedades cardiovasculares y respiratorias, 709 muertes prematuras, más de 10.500 nuevos episodios de asma en niños y pérdidas económicas de entre 800 y casi 1.700 millones de euros anuales”. Parece que el Gobierno no vela ni por nuestra salud, ni por nuestra economía.

No obstante, y como ustedes me suelen pedir alternativas, he de decirles que hay motivos para la esperanza: Pese a las políticas negacionistas de Trump, en la Cumbre del clima uno de los stands más potentes ha sido el de los ayuntamientos, estados y universidades estadounidenses que han anunciado que seguirán apostando por un nuevo modelo energético y trabajando contra el cambio climático. No sólo eso: cada vez son más las entidades de diferente índole que están incorporando el cambio climático entre sus prioridades, como el caso de Unicef antes citado. Y algo estará cambiando en las profundidades cuando el mundo financiero se está moviendo hacia negocios limpios alejados del riesgo que suponen los combustibles fósiles. Me encanta citar como ejemplo –por lo que tiene de simbólico–, la propuesta del Fondo noruego de retirar sus inversiones de los combustibles fósiles por el riesgo que suponen.

Ahora bien, ¿tendremos la valentía de abordar el debate de fondo sobre nuestro modelo económico, que es lo que nos ha traído hasta aquí? Si no lo hacemos volveremos a caer en un ejercicio de gatopardismo y agravaremos las causas del desastre. El planeta tiene unos límites contrarios a la lógica de acumulación capitalista. Sólo si cambiamos el paradigma de la dominación de la naturaleza –propio de la modernidad– hacia otro modelo que busque la convivencia, la adaptación y la biomímesis, podremos empezar a recorrer un camino más seguro.

Hay quien dice que los humanos no estamos programados para entender y actuar en asuntos a largo plazo. Quizá. Pero si nos planteáramos que un día podríamos sentarnos frente a nuestros hijos para anunciarles “hemos conseguido dejar de envenenaros”, es muy posible que nos pusiéramos manos a la obra de inmediato.
LA AUTORA


Hazte socio de infolibre



19 Comentarios
  • charopa69 charopa69 21/11/17 11:10

    MÁS INFORMACIÓN elaborada por científicos serios, rigurosos, incansables, INSOBORNABLES y comprometidos con la sociedad que les paga la nómina. Por eso no aparecen en la "caja tonta"

    http://cemyelectrosensibilidad.blogspot.com.es/2014/09/dr-nicolas-olea-serrano.html

    http://cemyelectrosensibilidad.blogspot.com.es/2015/10/entrevista-ceferino-maestu-unturbe.html

    http://cemyelectrosensibilidad.blogspot.com.es/2017/09/presentacion-declaracion-cientifica.html

    No los confundamos con quienes se ponen al servicio de los grandes intereses económicos

    http://www.eldiario.es/sociedad/transparencia-industria_farmaceutica-salud-ciencia_0_708679975.html

    https://www.youtube.com/watch?v=YSwLmwMnJrM

    https://www.youtube.com/watch?v=CecCFucwOPs

    https://www.youtube.com/watch?v=aanLJ7d60RQ

    https://www.youtube.com/watch?v=W1OseS7Fh68&t=677s

    https://www.youtube.com/watch?v=MGqFY6ObK1E

    https://elpais.com/elpais/2016/09/20/ciencia/1474391855_558264.html

    http://www.eldiario.es/consumoclaro/cuidarse/medicamentos-psiquiatria-psicofarmacos-peligros_0_517249096.html

    Esto es de mi cosecha... Y NO SOY CIENTÍFICA, pero resume una mínima parte del conocimiento adquirido POR NECESIDAD, para intentar explicar el sufrimiento propio y el de miles de compañer@s con quienes lo comparto.

    Lamentablemente, much@s pioner@s en esta lucha, se van quedando en el camino, much@s de ell@s fallecid@s a edades impropias por falta de tratamientos adecuados, o reintoxicad@s en los servicios pseudosantiarios... o están "fuera de combate" resistiendo como pueden encerrad@s en sus burbujas

    http://www.eldiario.es/consumoclaro/cuidarse/medicamentos-psiquiatria-psicofarmacos-peligros_0_517249096.html

    Alimentar o envenenar???

    https://www.youtube.com/watch?v=T0yGuIW3cMA

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • charopa69 charopa69 21/11/17 10:32

    Hoy renuncio a comentar tan interesante artículo, pero me resisto a aportar información RIGUROSAMENTE CIENTÍFICA al respecto, pues no abundan los artículos que hablen de SALUD Y MEDIO AMBIENTE, y de los potentes intereses económicos por los que se rige el sistema ANTIPERSONAS que aplasta a millones de seres humanos, y que legará a las generaciones futuras el Planeta convertido en un espacio HOSTIL A LA VIDA. Y no soy catastrofista, ni agorera. Existen YA (más bien RESISTIMOS)) millones de personas en todo el mundo que hacemos la función de "canarios de la mina". Otras muchas especies vivas no pudieron seguir haciéndolo y desaparecieron. Desconozco cuanto tiempo le queda al homo sapiens (nada sabio, por cierto) en desaparecer, o mutar... ... pero nadie pone en duda que los tóxicos con los que convivimos-malvivimos durante décadas, acaban ALTERANDO EL GENOMA HUMANO.

    https://www.ecoportal.net/temas-especiales/salud/el_canario_de_la_mina/

    Este artículo es de 2010, y la situación ha empeorado tanto, y de forma tan dramática, que profesionales del SERVICIO ANDALUZ DE de SALUD (no los supongo antisistema, han elaborado este protocolo de asistencia sanitaria a personas que sufren la Sensibilidad Química Múltiple.

    Merece la pena leerlo e intentar ponerse en la piel de cada uno de los millones de seres humanos HIPERSENSIBLES por estar HIPERINTOXICADOS

    https://drive.google.com/file/d/0B3QOrCc_ORwZcDV5R1BzUnZKdGxGVEtoY05yNjl2X05ZcUI0/view?usp=sharing

    Que cada cual piense y opine, espero, que no sean favorables al control demográfico a fuerza de matar de hambre, miseria y enfermedad (o cámaras de gas como proponen algunos policías madrileños) a los seres humanos que no alcanzan los estándares que marcan las élites desgobernantes, que sólo piensan en su lucro personal, al coste que sea: ser altos, guapos, atléticos, jóvenes, sanos, arrogantes, .... y al que no alcance el listón.... exclusión, PERO NO MUERTE INMEDIATA, para que pueda seguir consumiendo, aunque sea lo imprescindible, para contribuir a engordar la cuenta de resultados de quienes se enriquecen a costa del sufrimiento humano y la destrucción del Planeta

    https://www.youtube.com/watch?v=cvh-qyEeB

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • ryper ryper 21/11/17 00:22

    El cambio climático, ya lo tenemos en casa. Viendo las estadísticas hidrológicas de la provincia de León, por citar una, ha bajado del 35,06% hace 10 años, al 30,02 esta misma semana del año 2016 y el 14,67% en la actualidad., existiendo embalses que tienen un 2% de su capacidad.
    A la vista de estas cifras cabe pensar que estos hechos tienen repercusión sobre el ser humano. Mientras que la alimentación de los habitantes de pequeñas y medianas localidades se basaba en la existencia de huertos familiares, en la actualidad cada vez esos mismos huertos proporcionan menos producción, por la falta de agua y nutrientes, lo cual lleva al incremento de precios de dichos productos.
    Es cierto que existen grandes avances tecnológicos, sin embargo cabe preguntarse cuales serán las finalidades del empleo de esas nuevas tecnologías.
    A la vista de estos hechos no hace falta envenenar a nuestros niños/as. Será la herencia que les dejemos. El veneno ya lo tenemos en nuestros cuerpos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • juan alvarez juan alvarez 20/11/17 19:33

    Si eres niña, pobre, y de un país en vías de desarrollo, serás la víctima perfecta- Esta es la verdad, y no la puta "agencia del medicamento"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • jorgeplaza jorgeplaza 20/11/17 18:09

    Poco debemos envenenarlos a juzgar por el disparatadamente rápido crecimiento de la población mundial que casi se ha triplicado en los sesanta y algún años que he vivido. Si ocurre lo mismo en los 60 siguientes, la población al final del sigo XXI será superior a los 25.000 millones. Ese parámentro es, por sí solo, responsable principal del cambio climático, del agotamiento del agua potable y de la destrucción acelerada del planteta, pero los ecologistas no lo mencionan jamás: prefieren echarnos la culpa a los despreciables occidentales ricos en vez de pensar. Pero la población china es tres veces la estadounidense y lo mismo la hindú: sin sumar indonesios, filipinos, bangladesíes y otras pequeñas "minorías" (que suman en conjunto otros mil millones), ello quiere decir que aunque el incremento en el consumo (energético, alimentario, lo que sea) por chino o por hindú fuera la sexta parte del incremento de consumo de un estadounidense, el efecto global sobre el planeta sería el mismo. De hecho, la cosa es mucho peor porque, al ser mucho más pobres, ese crecimiento tiene todas las papeletas de ser mucho mayor en China o India que ese sexto que he supuesto.
    Ya vale de alegatos poético-sentimentaloides: o se ataja el crecimiento de la población mundial o nos vamos todos, almas sensibles y encallecidos ingenieros, al mismísimo carajo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 8 Respuestas

    13

    6

    • Queso Tierno Queso Tierno 20/11/17 20:34

      De acuerdo con el preocupante artículo y tu preocupante comentario. Ambos abordan un problema clave para el futuro de una la vida digna en la tierra. Es cierto que se debe atajar si, o si. Pero la centralización del problema y su solución no va a venir de los paises en vías de desarrollo o de las potencias con muchos habitantes en vías de desarrollo. Debe venir del primer mundo, de su conciencia, de capacidad de liderazgo, de su economía, de su tecnología y de su habilidad para encontrar una via que sirva de guía, despertar conciencias, esperanza y entusiasmo para el resto del planeta. En este sentido, son totalmente culpables de ambición desmedida e inmovilismo continuado, independientemente de las causas que tan bien apuntas y que se deben afrontar.
      Hago un aparte al hecho, casi terrorífico, de la superpoblación que también mencionas y me pregunto si no será este un problema más grave y preocupante que el propio cambio climático en si. No solo influye en él, sino que se extrapola a otros problemas como el espacio, los recursos, la paz y la viabilidad de la subsistencia. Una buena papeleta.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

    • Gusalo Gusalo 20/11/17 20:25

      Termino de leer su comentario, señor Jorgeplaza. Las cifras que da usted para ilustrar el crecimiento desmesurado de la población, creo, se ajustan bastante a la realidad. Cuando creo que no afina tanto es en su consideración del exceso de población como el único problema. 
      Me deja usted admirado, señor Jorgeplaza, por la soltura con que descalifica a los ecologistas. Sólo conociendo a todos y cada uno de ellos se puede afirmar que los ecologistas 'jamás' mencionan la explosión demográfica como un problema. Supongo que lo que usted llama “alegatos poético-sentimentaloides” son las denuncias de la deforestación, de la contaminación del agua y el aire y otras odas y madrigales. Y supongo que, la santa iglesia católica, uno de los principales baluartes contra el control de la natalidad, no forma parte del mundo occidental. 
      Un respetuoso saludo para usted. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      11

    • Queso Tierno Queso Tierno 20/11/17 20:09

      Estoy de acuerdo con el preocupante artículo y tu preocupente comentario, porque abordan lo que probablemente será el gran desafío de la humanidad en los años venideros de cara a su subsistencia. Sin embargo, al hablar de centrar el problema y buscar soluciones, éstas no pueden venir de los paises en vías de desarrollo, o potencias de hecho, pero con gran número de habitantes en vías de desarrollo. Tiene que venir de las primeras potencias, de su conciencia, de su economía, de su tecnologiá y de su esfuerzo máximo en liderar una vía común efectiva que guie a la humanidad y aporte conciencia y entusiasmo para vencer esta amenaza. En este sentido el primer mundo es totalmente culpable de ambición e inmovilismo, independientemente de los factores de causalidad que tan bien apuntas y que se tendrán que afrontar.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 5 Respuestas

      0

      4

      • jorgeplaza jorgeplaza 20/11/17 20:51

        Creí haber dejado claro con mi comentario que, debido a la DISPARATADA población de los países en vías de desarrollo, da casi igual lo que hagamos en los países desarrollados: China más India son ocho veces la población de EE.UU. Un incremento de consumo de agua o de energía por habitante de esos dos países pesa OCHO VECES lo que el mismo incremento por habitante de EE.UU. Quiere decirse que si el incremento de consumo por habitante es delta en esos países, EE.UU. tendría que disminuir OCHO deltas por habitante estadounidense para dejar las cosas globalmente como estaban. Parecidas cuentas se pueden hacer con, por ejemplo, Bangladesh (163 millones), Indonesia (260 millones), Filipinas (100 millones), Pakistán (210), Egipto (95) más Irán (80 millones): países todos con amplias perspectivas de crecimiento que, juntos (> 900 millones) exceden la población europea contando incluso a Rusia (

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 4 Respuestas

        8

        5

        • martín pérez martín pérez 21/11/17 19:39

          No se trata sr. jorgeplaza de una cuestión que relacione directamente consumo de agua con población, que si me apura es lo de menos , ya que el auténtico hiperconsumo está en el despilfarro de las industrias, allí donde las haya, que produce elementos fundamentales para el desarrollo de la vida y también "tonteriitas" de consumo con gran requerimiento de agua, por no mencionar el 80% que se pierde por juntas, válvulas... En la polémica planteada todos vamos bien servidos...

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          1

        • Queso Tierno Queso Tierno 20/11/17 22:50

          ¡Ah! Vale, era un comentario incuestionable. Mea culpa.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          0

          8

          • jorgeplaza jorgeplaza 21/11/17 07:01

            No es incuestionable: cuestiónelo, pero con argumentos cuantitativos. Con cuentas y no con cuentos. Lo que digo es bastante sencillo de entender: los países pobres tienden a crecer económicamente más deprisa que los ricos, lo cual es lógico y justo porque quieren (y tienen derecho a ello) vivir mejor. Pero su población es tan alta, que ese incremento económico acarrea unas consecuencias (consumo energético, necesidad de poner más tierras en cultivo y, por tanto, talar bosques, consumo de agua) que son imposibles de contrarrestar bajando el consumo en los países ricos, simplemente debido a que no hay suficiente número de habitantes ricos. La población se lo come todo. Insisto: se ha triplicado en sesenta años. Haga la siguiente cuenta: suponga que desaparecen de golpe EE.UU. y Europa, todos sus habitantes y el consumo de sus habitantes: ¿cuánto tiempo tardaría el consumo mundial en igualar el actual, a las actuales tasas de crecimiento de la población restante (que crece mucho más deprisa que los desaparecidos) y del consumo energético? Tendrá que buscar datos en internet pero la cuenta puede hacerse. A lo mejor cambia de opinión entonces.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            7

            0

            • Queso Tierno Queso Tierno 21/11/17 15:05

              No, Sr. Jorge Plaza, no le voy a seguir el juego y además, me ha dado Vd., un poco de "YuYu". Esperaré a que se évapore y veremos.

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              4

  • Gusalo Gusalo 20/11/17 12:39

    Cambio climático, agotamiento de materias primas, del agua potable y del aire respirable, explosión demográfica… Aquí no va a quedar nada que socializar ni nada que privatizar; aquí no va a quedar ni dios. Es como si un ente bíblico todopoderoso (y ubicuo en todos los consejos de administración de todas las grandes empresas planetarias) hubiera decidido arrasar toda Sodoma (con todos sus habitantes, bebés incluidos), desde el Ártico hasta la Antártida y desde Madrid a Ávila pasando por Nueva Zelanda, para que todos paguen por los pecados de sus abuelos y los abuelos de sus abuelos. 
    Gracias, Cristina, por abordar el tema.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • jositochema jositochema 20/11/17 12:16

    Hola, no por razonable, lo que explica pefectamente Cristina en éste arlo. es de hayer conocido. Debemos, yo el primero,  darnos cuenta de que las noticias no crean los problemas, si no que nos recuerdan de vez en cuando las cosas que están ocurriendo en todo nuestro entorno "socioeconómicopolíticoreligioso"  a diario desde hace muchos años. 
    No nos rasguemos las vestiduras hoy, y empezemos a repartir estopa de la buena, esto es, con cabeza por supuesto, desde ya,  que no nos queda mucho tiempo.
    Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • paco arbillaga paco arbillaga 20/11/17 11:39

    «Chomsky asegura que en la actualidad hay amenazas mayores que en la Guerra Fría»:

    http://www.noticiasdenavarra.com/2017/11/20/economia/chomsky-asegura-que-en-la-actualidad-hay-amenazas-mayores-que-en-guerra-fria

    Y mientras aquí discutiendo si son galgos o podencos, y a los chavales se les regala un móvil para desmovilizarlos. Osasuna!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    21

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 20/11/17 14:35

      Toda la sociedad está desmovilizada, Paco.

      Todos con móvil/es...la voluntad, fue el precio de la tv. 'Gratuita'

      En Madrid, Comunidad, dicen somos 6,3mio de hb. 
      ¿Cuántos automóviles?
      ¿Cuantos parados?
      ¿Quien se manifiesta en defensa de sus derechos?

      Un@s cuant@s loc@s, acostumbrados a pasar desapercibidos...o, increpados por dignos consumidores de mierda.

      Eso si, vuelven las provincias a demandar sus derechos a la Capital del Reino y, el Ministro del ramo, dice compartir la demanda ¿Se puede ser mas cínico?

      ¿Sólo envenenamos a nuestros hijos? ¿nos alimentamos los padres, con productos de 'otros mundos'? 

      La acumulación capitalista es el mensaje...Se venía salvando la universidad pública, pero...no era rentable...desde ya, en primaria conoceran qué es un préstamo, que es el interés, quien es el pretamista y quien el prestatario...Subiremos en prestigio entre las mejores universidades del mundo...

      ¡El banco es tu amigo, entreganos tu libertad y nosotros haremos tu vida mas facil!
      Endeudate, nosotros te prestamos, es nuestro negocio.
      Conócenos, aprende de nosotros, financiamos tus estudios para que desarrolles/amplies nuestros 'productos financieros'
      Se rentable para tu empresa,
      Invierte tu tiempo en aumentar 'sus' beneficios,
      No pienses,
      No sientas,

      ¿Vamos a dejar de envenarnos/los? 

      Pregunten a la sultana sobre aznalcollar...y, no digamos si la pregunta es a los 'posibles trabajadores' 

      O, a los de ENCE gallegos y su feijo...¿les afectaron los fuegos? ...¿hay restricciones de agua y viene turbia? ¿Tienen chapapote para exportar? 
      Lo importante es la renovacion de la concesión empresarial por medio siglo mas... ¿Quien quedará para verlo?

      ¡Han secado la zona mas húmeda del Estado! 

      Nos veremos en el desierto...

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      13

  • JOSEMARIAV JOSEMARIAV 20/11/17 09:56

    La falta de sensibilidad en nuestra sociedad es alarmante.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • M.T M.T 20/11/17 08:38

    Triste noticia y penosas expectativas, si la cosa no cambia. Y responsables: políticos y ciudadanos con nuestros compromisos. Como hasta ahora:¡pobre niña, por serlo y serlo en ese entorno y esas circunstancias! ¿ Esperanza de cambio? Ojalá no tardemos mucho en verlo. Mientras tanto, gracias Cristina por tu artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    17



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.