LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Feijóo vetó investigar los contratos del covid, entre ellos los del cofundador de la SL de Ayuso y su hermano

El futuro del PSOE

Los candidatos a la sucesión de Rubalcaba se vuelcan en la disputa del militante andaluz

El PSOE de Andalucía dispone de una codiciada bolsa: 45.655 militantes. Tantos, un 23% del partido, que darían para avalar a cuatro candidatos y aun así sobrarían afiliados. Todas las líneas del pasado, presente y futuro del socialismo español pasan por Andalucía. Los aspirantes a la vacante que deja Alfredo Pérez Rubalcaba lo saben, y por eso van a centrar sus esfuerzos en el poderoso granero de firmas (y votos) en la recta final del periodo de recogida de apoyos, que concluye el viernes. Sólo aquellos que consigan recabar 9.874 avales pasarán a la siguiente fase, las dos semanas propiamente dichas que culminarán en la elección, el 13 de julio, del nuevo secretario general. 

Un simple vistazo a las agendas de los tres precandidatos principales –Eduardo Madina, Pedro Sánchez y José Antonio Pérez Tapias– da buena cuenta de la importancia que confieren a la principal federación del PSOE. El diputado vasco pisará por primera vez Andalucía desde que comenzó la carrera por los avales (el 13 de junio) el próximo miércoles. Se repartirá, en principio, entre Córdoba y Sevilla. El madrileño cerrará campaña el viernes en la ciudad hispalense. Pérez Tapias es el que más tiempo dedicará a Andalucía, su tierra –él es decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada y fue diputado por Granada durante dos legislaturas, de 2004 a 2011–: el lunes 23 estará en Sevilla y Cádiz; el jueves, en Almería, Jaén y Granada y el viernes, en Málaga.

Susana Díaz, la baronesa andaluza, prometió mantenerse "neutral" en el proceso, sin apoyar públicamente a ninguno de los candidatos. Pero nadie tiene dudas de que el aparato del PSOE-A se ha volcado con Sánchez. En el ánimo ha influido, lógicamente, que la presidenta de la Junta decidió retirarse de la competición, pero sobre todo, la sensación, extendida, de que Rubalcaba propició "un cambio en las reglas de juego", dando vía libre a la votación directa del secretario general por las bases, cuando ya estaba convocado el congreso federal extraordinario, en virtud de un "acuerdo" con Madina. Pacto que los dos protagonistas, Rubalcaba y Madina, negaron tajantemente. Ello motivó la salida en tromba de una decena de barones regionales animando a Díaz a dar un paso al frente. El diputado vasco recibió presiones para que se retirara, pero no lo hizo, con lo que la perspectiva de un congreso de unidad, el escenario más positivo para la jefa de la Junta, se evaporaba. 

Acto de respaldo a Sánchez en Sevilla... sin Sánchez

El paso de los días ha confirmado las primeras impresiones: la dirección andaluza, así como las cúpulas de las federaciones valenciana y madrileña –las dos siguientes en peso de militantes, si se deja aparte el PSC–, se inclinaba mayoritariamente a favor de Sánchez. Las cartas estuvieron si cabe más claras aún el pasado miércoles. En la sede de la agrupación provincial de Sevilla (la más grande de toda España, 10.343 militantes) se dieron cita 200 militantes de 100 de las 115 asambleas de la ciudad. Los jefes de los diversos sectores enviaron delegados al acto de nacimiento de la plataforma de apoyo al diputado madrileño. Acudieron alcaldes señeros de la provincia, como el de Umbrete, Joaquín Fernández Garro, el de San Juan de Aznalfarache, Fernando Zamora, o las regidoras de Lebrija y El Rubio, María José Fernández y Ramona Ramos. También asistieron los diputados autonómicos Alfonso Rodríguez Gómez de Celis –hace un año, miembro del grupo contrario a Díaz– y el susanista José Caballos, además del líder socialista en el Ayuntamiento de Dos Hermanas, Paco Rodríguez. Sánchez, según subrayó Zamora, es el candidato "ideal" para dirigir "los cambios de calado que está exigiendo la calle". Ni siquiera hizo falta que el aspirante estuviera allí.

La foto retrataba no sólo quién es el favorito del PSOE sevillano, en el que milita la presidenta de la Junta, sino también lo que piensa el aparato andaluz. La secretaria provincial, Verónica Pérez, es una dirigente de la máxima confianza de Díaz. "En un principio estaban con nosotros los que recelaban de Susana, ahora también los que están con ella", se felicitaban fuentes muy próximas al aspirante.

Esa misma sede, la del PSOE de Sevilla, acogerá a Madina el miércoles próximo. Entonces se visualizará si el proyecto del diputado vasco ha cogido más vuelo. En su equipo no hay "preocupación" por la foto del pasado miércoles. Creen que responde al respaldo de la dirección de Díaz, "pero a los militantes, cuando se les da libertad, votan lo que quieren". Los defensores del parlamentario vizcaíno subrayan que han ido surgiendo plataformas de apoyo. "Y eso que es verdad que Andalucía es el lugar donde más hemos tardado en arrancar", confiesa un estrecho colaborador. Y añade: "Pedro no era el candidato inicial de Andalucía. Era, lógicamente, Susana, pero luego han ido saltando de opción en opción. La foto de Sevilla del otro día es un error, porque no pone el valor el voto de los militantes". 

La agenda de los siguientes días

Desde la otra trinchera, la de los que respaldan a Sánchez, reconocen la "mayor cercanía emocional de Andalucía" con el candidato, "también por ese pulso inicial de Edu con Susana". Pero quitan importancia a ese balón de oxígeno. "Votan los militantes, no hagamos números", subrayan. No obstante, no es baladí que el diputado madrileño ya haya hecho campaña, la semana pasada, en Málaga y Almería, y cierre el periplo de recogida de avales en Sevilla. 

Pedro Sánchez, en un encuentro con militantes del PSOE en Zaragoza, ayer domingo | EFE

Sánchez recorrió el fin de semana Alicante, Zaragoza y Pamplona. Hoy lunes estará en Galicia. El martes, se repartirá entre Madrid –su federación– y Extremadura (uno de los graneros de voto de Madina). El miércoles, desembarcará en Cataluña y el jueves, en Euskadi, para cerrar el viernes en Sevilla, si no hay cambios de última hora. Para cubrir su debilidad en el PSC, el parlamentario ha fichado para su equipo a la diputada por Lleida Teresa Cunillera, secretaria tercera de la Mesa del Congreso. 

Madina tuvo acto el sábado en Madrid y el domingo se reunió con su equipo de campaña. Hoy lunes, se dividirá entre La Rioja y Navarra; el martes, se desplazará a Toledo. Córdoba y Sevilla, el miércoles; el jueves, Salamanca y Valladolid y el viernes, cierre previsto en Canarias

Pérez Tapias estuvo el sábado en Mérida y paró el domingo. Y esta semana, más allá de las tres jornadas de trabajo en Andalucía (lunes, jueves y viernes), protagonizará un acto con sindicalistas en Madrid el martes y el miércoles viajará a Bilbao y Valencia. Los movimientos del exdiputado por Granada también tienen se explican por los territorios donde más fuerza tiene su corriente, Izquierda Socialista: el PSOE-A, el PSM y el PSPV. 

Un hilo conecta a los tres aspirantes. Todos se volcarán, además de en Andalucía, en las federaciones medianas y grandes en la recta final: Madrid, Cataluña, Comunitat Valenciana, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Galicia, Canarias y Euskadi. 

Los apoyos de uno y otro lado

La correlación de fuerzas entre Sánchez y Madina, según los equipos de ambos, se halla bastante "reñida". El madrileño tiene el respaldo de los aparatos andaluz, madrileño, valenciano y aragonés. El diputado vasco parte con clara ventaja en Extremadura, Asturias y Cataluña. Según su equipo, en Euskadi, su federación, tiene más apoyos en Bizkaia y Álava, pero no en Gipuzkoa. Está en duda la posición del exlehendakari, uno de los barones que animó a Díaz y que, tras su retirada, se ha mantenido callado. La contienda está más apretada, o "algo más a favor de Edu", dicen sus colaboradores, en Castilla y León, Galicia, Baleares, Murcia o Navarra. Y en Andalucía, añaden, no están "tan mal". En su entorno, sostienen que el "pacto" de Sánchez con los barones de Madrid (Tomás Gómez) o Valencia (Ximo Puig) "es en realidad con Susana". "Apoyan a Pedro para que ella les guarde la silla", interpretan. 

"Nosotros, en cualquier caso, estamos haciendo una campaña muy en clave de militancia, no de aparatos, no de despachos ni de estructuras orgánicas", concluyen en el equipo de Madina. No descartan que Sánchez incluso pueda vencer en avales el viernes –la primera prueba de fuerza–, pero advierten de que el voto es otra cosa. Que en 1998 Joaquín Almunia también recabó más apoyos y luego perdió estrepitosamente frente a Josep Borrell en las urnas. "En los avales la influencia de los aparatos es mayor, es un respaldo más público, pero eso no se traduce en votos", sostiene un colaborador. 

José Antonio Pérez Tapias, este pasado 21 de junio en un acto en Mérida, con el líder del PSOE extremeño, Guillermo Fernández Vara | EFE

En el círculo de Sánchez prefieren no hablar de cálculos ni de impulso o no de los aparatos. Sólo deslizan que el diputado "está creciendo como la espuma", que ha pasado de "aspirante desconocido a candidato sorpresa". Explican que la receta es la "carretera", recorrer kilómetros por toda España para darse a conocer. Y ponen en valor que cada noche se quede a dormir en casa de un militante de la federación adonde se haya desplazado, por lo que supone de "ducha permamente de realidad". 

No parece haber duda de que Madina y Sánchez lograrán las 9.874 rúbricas necesarias. Pero distintas fuentes dan por seguro que Pérez Tapias, que abandera el discurso alternativo, claramente de izquierdas –en coherencia con los postulados de su corriente– y fuera del guión oficial, podrá conseguirlas también. Los partidarios de Madina reconocen que la entrada en juego del exdiputado les "merma" posibilidades, ya que el vasco representa "un discurso más de izquierdas y de cambio" que el de Sánchez, "girado más al centro". "José Antonio y Edu pescan en el mismo estanque", asumen.

Los próximos a Pérez Tapias también observan que su promocionado ha crecido, ha sufrido un "efecto bola de nieve", gracias en parte a la mayor exposición mediática. El exparlamentario se adelantó a sus rivales al publicar una lista de 40 respaldos de notables del partido y de fuera de él, como los exministros Josep Borrell, Cristina Narbona y Matilde Fernández, el diputado guipuzcoano Odón Elorza; el actual número dos de UGT, Toni Ferrer; el exlíder de la central sindical hermana Nicolás Redondo o el escritor Suso del Toro. Para esta semana, prevé sacar una nueva relación de apoyos. 

La alternativa de Sotillos

El cuarto aspirante en liza, el militante del PSM Alberto Sotillos, el representante de la plataforma de base Socialismo Democrático, no se desplazará a Andalucía. Entiende que la plaza está ya "demasiado competida" entre Sánchez y Pérez Tapias, así que intentará hasta el viernes conseguir las firmas en otras plazas. Su propuesta es la más rompedora, ya que defiende que hace falta "refundar" el PSOE para que "vuelva a ser una herramienta de la ciudadanía y presente una alternativa política real al sistema actual, desde la óptica socialista". "Estamos teniendo bastante acogida. Pero una cosa que es que convenzas y otra que logres el aval. Ahí funcionan más las presiones de los barones", dice.

Alberto Sotillos, en un acto con militantes del PSOE en Zamora, el pasado 21 de junio | EFE

Sotillos promete luchar hasta el último momento, consciente de que "es complicadísimo" reunir las 9.874 rúbricas. "Si no las conseguimos, estaremos demostrando que el sistema no funciona. Pedro y Edu representan la misma pelea de aparatos que en el congreso de Sevilla, el de 2012, y Pérez Tapias, con Izquierda Socialista, también tiene una estructura". Sotillos dedicó el fin de semana a Zamora, Albacete y Alicante. El lunes le toca Toledo; el martes, Madrid; el miércoles, Barcelona, y el jueves, vuelta a Madrid. 

La primera fase de la carrera, la de los avales, entra en su recta final. Los números de cada candidato dirán mucho de su respaldo y preparará el clima y el ánimo para la siguiente y definitiva ronda, la de la votación de los 197.468 militantes socialistas el 13 de julio en las más de 4.500 agrupaciones del partido. 

Más sobre este tema
stats