La portada de mañana
Ver
El Gobierno pone la primera piedra para un frente común europeo que cambie la relación con Israel

El futuro de Cataluña

Colau le dijo al rey que su discurso del 3-O se percibió como "una falta de empatía bestial" con los catalanes

José Carlos Huerta

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, conversó con el rey Felipe VI durante unos minutos en el marco de la cena organizada con motivo de la inauguración del Mobile World Congress (MWC) en Barcelona. La alcaldesa, al igual que el presidente del Parlament, Roger Torrent, y otras figuras públicas catalanas, no acudieron a la recepción al monarca, algo que Colau define como un "gesto político".

Colau trasladó al rey que su gesto era una protesta por su discurso del 3 de octubre que, según la alcaldesa, se percibió como "una falta de empatía bestial" por parte del monarca hacia los catalanes, según ha declarado en una entrevista en Rac1. Ha explicado que Felipe VI se mostró "muy educado" durante esa conversación privada, en la que también participó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

De hecho, la conversación entre Colau y el rey fue calificada poco después por el delegado del Gobierno, Enric Millo, como "muy interesante". La regidora ha añadido que saludó a "todo el mundo", y que fue "muy franca" con el rey, al que le dijo "lo mismo que digo en público". Ha justificado su gesto de no acudir al 'besamanos' como "gesto político", algo que trasladó a Felipe VI: "No era una cuestión personal". 

El rey se pronunció también en defensa de la Constitución, según Colau, a lo que ella le insistió que "se puede defender de muchas maneras diferentes". "Le comenté que las cosas se tienen que resolver con diálogo y democracia y que eso es incompatible con las cargas del 1 de octubre. Y que el 3 de octubre esperábamos un gesto diferente del rey y no que las avalara", ha incidido.

"Todo el mundo tiene derecho a manifestarse pero también hay que preservar la seguridad", ha valorado la alcaldesa en relación a las manifestaciones a las puertas del MWC durante este domingo, que reunieron a cientos de personas para protestar contra la presencia del rey, y que se saldaron con un detenido y cinco heridos leves tras la actuación de los Mossos d'Esquadra. 

El MWC se queda en Barcelona

Colau ha reiterado que el Mobile World Congress tendrá lugar en Barcelona el año que viene, y que seguirá en la capital catalana como mínimo hasta 2023. "Garantizo al 100% que el año que viene habrá MWC en Barcelona", ha adelantado, para añadir: "Están contentos porque lo que quieren es que el congreso sea un éxito, no se fijan en temas políticos". 

Este domingo, voces desde el Gobierno calificaron de "desplante" el gesto de Colau y Torrent, ya que mostraban una actitud que consideran "sectaria", algo que "pone en riesgo que Barcelona pueda seguir albergando en el futuro un evento global de tanta importancia", según fuentes del Ejecutivo consultadas por Europa Press este domingo. 

 

Más sobre este tema
stats