Investigación

El escándalo del capital riesgo: Madrid enterró otros dos millones en una empresa de moda del diseñador Miguel Palacio

Esperanza Aguirre, en una comparecencia parlamentaria.

El 28 de diciembre de 2007, Capital Riesgo de la Comunidad de Madrid SA (CRM SA), controlada por el Ejecutivo madrileño de Esperanza Aguirre, pagó dos millones de euros  para hacerse con el 55% de una nueva empresa de moda que había sido constituida ese mismo día con 22.500 euros de capital, de los que solo 2.500 fueron desembolsados en metálico. Los dos socios fundadores de esa empresa, Cloth World Design SL, habían sido el diseñador Miguel Palacio, quien aportó como capital "artículos de iluminación" que valoró en 16.200 euros y otros enseres que tasó en 3.800, y un gestor de inversiones que abonó en metálico los 2.500 euros restantes. De los dos millones pagados por CRM tras la ampliación de capital lanzada por la sociedad el mismo día de su constitución, 1,97 lo fueron en concepto de prima de emisión. La prima es el sobreprecio que el nuevo accionista abona sobre el nominal de cada acción cuando la compañía posee un valor real superior.

En el momento de su constitución, Cloth World Design no era propietaria de ninguna de las marcas bautizadas con el nombre de Miguel Palacio, cuya producción le había situado ya a finales del pasado siglo en un destacado plano del diseño español. Según las cuentas de 2008, Cloth World Design SL adquirió en su primer año de vida y por 300.000 euros las dos marcas del modisto con mayor relevancia comercial. Pero esas dos marcas, de las que siempre había sido titular Miguel Palacio como persona física, y así lo acreditan los documentos de la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE (Euipo) recabados por este periódico, nunca pasaron a estar inscritas en favor de Cloth World Design SL. El porqué es un interrogante abierto.

CRM entregó de inmediato su 55% de Cloth World Design SL para la constitución de una segunda firma publicitada por el Gobierno de Esperanza Aguirre como la que había de convertirse en mascarón de proa de una especie de holding de la moda madrileña: AB Diseño y Moda 2008 SL. 

Pero tres años más tarde, Miguel Palacio se convirtió oficialmente en único propietario de Cloth World Design SL. No se sabe cuánto le costó ahora ese 55% por el que CRM había pagado dos millones en diciembre de 2007. Y ni siquiera si le compró las participaciones a AB Diseño y Moda 2008 SL o si, por el contrario, algún tercero hizo de puente previo. Ninguna de las sociedades involucradas en la operación despeja la incógnita en sus memorias anuales ni en su historial del Registro Mercantil y, por tanto, resulta imposible conocer la respuesta. Cloth World Design no volvió a presentar cuentas después de 2009.

Querella por malversación

Lo que sí se sabe, y así lo subraya la querella por malversación a gran escala presentada hace una semana por el sindicato CGT y el Observatorio contra los Delitos Económicos (CODE), es que CRM nunca recuperó esos dos millones dado que perdió todo lo invertido en AB Diseño y Moda 2008 SL. Basándose en los datos de las sucesivas cuentas anuales de CRM SA, los autores de la querella calculan que, como mínimo, la sociedad pública de capital riesgo perdió en total en esa compañía 4,7 millones.

Y también está acreditado que seis meses después de que en marzo de 2011 Miguel Palacio inscribiera en el Registro Mercantil que Cloth World Design SL había devenido en unipersonal, es decir, exclusivamente suya, la empresa AB Diseño y Moda 2008 SL entró en concurso de acreedores. Nunca salió a flote.

Los querellantes sostienen que AB Diseño desempeñó un papel clave en la –presunta– malversación de más de 60 millones a través de las sociedades de capital riesgo controladas por el Ejecutivo madrileño. "Deducimos que la operativa consistía en que CRM e Inicap aportaban capital a AB Diseño y Moda 2008, SL y esta a su vez lo desplazaba a sociedades vinculadas (...), desde las que era distraído", dice la querella presentada ante la Audiencia Nacional. Inicap era el segundo fondo público madrileño de capital riesgo. Desde su arranque, en 2006, estuvo gestionado por una sociedad participada por Javier López Madrid, yerno de Juan Miguel Villar Mir y ahora condenado por las tarjetas black e investigado en los casos Púnica y Lezo.

Los portavoces de la Comunidad a los que infoLibre preguntó este jueves por Cloth World Design SL y AB Diseño y Moda 2008 SL dijeron carecer de información sobre todo lo relacionado con CRM SA, ahora denominada Participaciones CRM SA y en fase de liquidación. Ningún dato poseen tampoco –dijeron– sobre el hecho de que Cloth World Design pagara 300.000 euros por unas marcas de las que jamás llegó a constar como titular.

CRM, recalcaron los mismos portavoces, nunca fue una empresa pública porque la Comunidad de Madrid solo ostentaba el 49% de las participaciones. Distintos informes de la Cámara de Cuentas subrayan en cambio que, al igual que ocurría con otras sociedades adscritas al sector público pese a que la Administración regional no era formalmente su accionista mayoritario, también debía seguirse ese criterio con CRM SA. "La misma situación –dice uno de esos informes, que puedes consultar pinchando aquí– se produce en la sociedad Capital Riesgo de la Comunidad de Madrid, S.A., en la que la participación de la Comunidad de Madrid sumada a la de IMADE [un potente organismo público ya extinguido y ahora investigado en la Operación Púnica] y a la de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Madrid superan el 50% de su capital social".

Este periódico no ha logrado localizar a Miguel Palacio ni a ninguna de las dos personas –una hermana suya y la apoderada de otra compañía fundada por él mismo– que en un momento dado figuraron como cesionarias de las dos marcas formalmente adquiridas por Cloth World Design SL en 2008. Según una información publicada por el diario El Mundo en abril de este año, el modisto ha emprendido una nueva andadura como diseñador de zapatos.

El caso de Cloth World Design SL es muy similar al de la empresa Copyright Art Design SL, cuyas participaciones compró CRM al diseñador Javier Larrainzar el mismo día en que fue constituida. También aquí el precio ascendió a dos millones de euros.

El escándalo del capital riesgo: Madrid pagó dos millones a Javier Larrainzar por una sociedad que facturó 3.837 euros y no creó empleo

El escándalo del capital riesgo: Madrid pagó dos millones a Javier Larrainzar por una sociedad que facturó 3.837 euros y no creó empleo

Más sobre este tema
stats