Dinero público, beneficio privado

El escándalo del capital riesgo: Madrid pagó dos millones a Javier Larrainzar por una sociedad que facturó 3.837 euros y no creó empleo

Esperanza Aguirre junto al consejero delegado del Grupo Nupcial Novissima, Moisés Amselem, y su hija Estrella Amselem, en un acto en 2009.

La sociedad Capital Riesgo de la Comunidad de Madrid SA (CRM SA), controlada por el Ejecutivo autonómico, compró el 26 de diciembre de 2006 a Javier Larrainzar por dos millones de euros una sociedad limitada que el diseñador constituyó el mismo día solo horas antes. Larrainzar, entonces una figura señera en el mundo de la moda, había fundado la mercantil, Copyright Art Design SL, aportando como capital varias marcas inscritas a su nombre y que valoró en el importe no se sabe por qué procedimiento ni con qué criterio. 

En resumen, el diseñador no desembolsó ni un euro para crear Copyright Art Design SL. CRM SA, en cambio, le pagó en metálico las participaciones. Dedicada a la "adquisición y gestión de signos distintivos, logotipos y marcas de cualquier clase", la empresa no generó un solo empleo. Y entre el 1 de enero de 2007 y el 31 de diciembre de 2011, último año en que depositó cuentas en el Registro Mercantil, su facturación se limitó a 3.837 euros, los que anotó en las de 2008.

El 7 de noviembre de 2017, CRM SA, ahora en liquidación, acordó oficialmente disolver la compañía. La inscripción registral que informa de ese acuerdo pone cifras al fiasco: Copyright Art Design SL iniciaba ese día el camino de su extinción formal con 2.609.999 euros en pérdidas acumuladas.

infoLibre no ha logrado localizar al diseñador, que en 2013 anunció su retirada por los embates de la crisis y la apertura de un chiringuito en Marbella. No obstante, una web bautizada con su nombre vende a día de hoy a través de Internet prendas que supuestamente se corresponden con su marca. 

El extraño registro de la marca 2.601.399

Pero hay más: una de las marcas que el modisto había aportado como capital previa valoración en 115.000 euros sigue a día de hoy inscrita a su nombre. Y ello pese a que, en teoría y atendiendo a la escritura notarial, su propiedad había pasado el mismo 26 de diciembre de 2006 a manos de Copyright Art Design y, por tanto, su dueño oficial era desde aquel momento la sociedad pública de capital riesgo CRM SA.

Los datos anteriores constan en la querella que el miércoles presentaron ante la Audiencia Nacional el sindicato CGT y el Observatorio contra los Delitos Económicos (CODE) por malversación a gran escala en las dos empresas de capital riesgo impulsadas por la Comunidad de Madrid bajo el mandato de Esperanza Aguirre: CRM SA e Inicap. Los autores de la querella sustentan cada una de sus afirmaciones en documentos mercantiles que han sido igualmente remitidos a la Audiencia Nacional. infoLibre verificó este viernes que, tal como sostienen CGT y la asociación Observatorio CODE, la marca  Javier Larrainzar inscrita con el número 2.601.399 y que se corresponde con la denominada clase 20 de Niza (muebles, espejos, marcos y ciertos artículos de madera, mimbre y otros materiales) continúa registrada a nombre del diseñador como se observa en la imagen de abajo.

 

Marca a nombre de Javier Larrainzar pese a que fue aportada a Copyright Art Design

Los estatutos de CRM SA le permitían no solo adquirir el porcentaje que quisiera de sociedades preexistentes sino constituir otras desde cero. De hecho, cinco días antes de desembolsar dos millones de euros por la recién creada Copyright Art Design SL, la sociedad madrileña de capital riesgo había fundado otra empresa con Javier Larrainzar como socio, Volupte SL. Para Volupte, el diseñador puso sobre la mesa 500.000 euros en efectivo y su know how –sus conocimientos, técnicas y experiencia– como aportación no dineraria valorada en 250.000 euros. Y CRM desembolsó otros 500.000 euros. 

Pero al adquirir Copyright Art Design SL una vez ya constituida, CRM SA hizo un auténtico trasvase de dinero efectivo a Javier Larrainzar desde las arcas de la empresa pública donde la Comunidad de Madrid (49%) era el accionista de control y cuya gestión estaba en manos de una filial de Caja Madrid, que ostentaba el 35% del capital. Los autores de la querella consideran que, en realidad, el Gobierno de Esperanza Aguirre se valió de esa operativa para conceder al diseñador una de las "ayudas económicas encubiertas" que denuncia el prolijo escrito remitido a la Audiencia Nacional.

Supuestamente, la compra de Copyright Art Design SL por parte CRM SA se inscribía en un ambicioso plan para crear una especie de holding madrileño de la moda. Los documentos que sustentan la querella de CGT y CODE no solo constatan el carácter ruinoso del proyecto. Destapan también datos desconocidos hasta la fecha, como que una de las firmas involucradas en el pretendido grupo empresarial de moda, Grupo Nupcial Novissima, se quedó con cinco millones de CRM porque –y así lo dice una sentencia fechada en 2012 y de la que infoLibre informó este viernes– la empresa de capital riesgo no adoptó las "precauciones" que habrían evitado la estafa.

CGT y CODE sostienen que el fiasco de CRM y el fondo Inicap, que entre 2006 y 2015 acumularon pérdidas superiores a 60 millones de euros, no obedece a una mera negliglencia. Los autores de la querella entienden que los hechos relatados dibujan una verdadera "trama criminal" dedicada a trasvasar fondos públicos de Madrid a determinados empresarios

Javier López Madrid, yerno del fundador de OHL, condenado por las tarjetas black e imputado en las operaciones Lezo y Púnica, es uno de los 100 empresarios y antiguos altos cargos de la Comunidad de Madrid contra los que CGT y CODE dirigen la querella.

El escándalo del capital riesgo: Madrid enterró otros dos millones en una empresa de moda del diseñador Miguel Palacio

El escándalo del capital riesgo: Madrid enterró otros dos millones en una empresa de moda del diseñador Miguel Palacio

Más sobre este tema
stats