LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Abascal se adentra en territorio hostil: sin poder político regional y con la derecha mediática al ataque

GALICIA

El PP se suma al uso del gallego en el Congreso tras votar 'no' a la reforma que permite hablarlo

Ana Pontón (BNG), Alberto Pazos (PP) y José Ramón Gómez Besteiro (PSdeG), con la presidenta do Congreso, Francina Armengol, antes de intervenir para defender el traspaso de la AP-9 a Galicia, este 11 de junio.

El pasado mes de septiembre el Congreso de los Diputados se incorporó al plurilingüismo. Cuarenta y seis años después y en virtud de los acuerdos tejidos por el PSOE con fuerzas soberanistas para la investidura de Pedro Sánchez, las lenguas oficiales del Estado diferentes del castellano pudieron comenzar a emplearse con normalidad en las sesiones de la Cámara baja.

La institucionalización de la incorporación de los idiomas vetados hasta ese momento llegó a través de una reforma del Reglamento firmada conjuntamente por PSOE, Sumar, BNG, ERC, EH Bildu y PNV. El socialista José Ramón Gómez Besteiro, entonces diputado en el Congreso, se estrenó en el uso del gallego durante la tramitación de ese cambio lamentado que el PP votara en contra, aspecto en el que también había puesto el foco el Bloque. En las semanas siguientes, no obstante, diversas fuerzas de la izquierda habían augurado que los populares acabarían haciendo uso de este avance, igual que había sucedido en el pasado con otras reformas en clave social que habían rechazado. Y así acaba de suceder.

Este martes, nueve meses después de la reforma, el Congreso celebró un pleno con el foco especialmente puesto en Galicia al reiniciarse el debate en torno a la ley enviada por el Parlamento para la transferencia de la AP-9. Y en esa sesión quedó patente cómo el no del PP al gallego en el Congreso va desapareciendo por la vía de los hechos.

Así, en el propio debate de la ley, el representante del PP dentro de la delegación gallega, Alberto Pazos, alternó castellano y gallego en su discurso prácticamente al 50%. Así, por ejemplo, empleó la lengua propia de Galicia para reclamar "unha AP-9 cen por cen galega e cen por cen libre de cargas" ["una AP-9 cien por cien gallega y cien por cien libre de cargas"]. En los turnos de respuesta de los grupos el exconselleiro Francisco Conde intervino en el nombre del Grupo Popular íntegramente en castellano pero poco después, en el debate de otra iniciativa del BNG también sobre la autopista, el diputado ourensano del PP Celso Delgado también optó por combinar los dos idiomas oficiales.

El TS rechaza la pretensión de la AP-9 gallega de cobrar 46 millones por lo que dejó de ganar en pandemia

El TS rechaza la pretensión de la AP-9 gallega de cobrar 46 millones por lo que dejó de ganar en pandemia

La incorporación del PP al uso del gallego en el Congreso no pasó desapercibida para BNG y PSdeG, que este miércoles lo hicieron notar en clave de ironía. Así, por ejemplo, durante la sesión de control en el Parlamento gallego, Besteiro lamentó que Alfonso Rueda no acudiera al debate a pesar de encontrarse en Madrid. Si hubiera ido hubiera visto cómo "el portavoz del PP habló en gallego, en contra del voto en contra" previo. "Le pido que no le abra ningún expediente. Alberto, sé fuerte", bromeó entre risas de Alberto Pazos Couñago (PP) antes de recordar que es "un clásico de la derecha" que los populares acaben "disfrutando de los derechos" a los que inicialmente se oponen.

Paralelamente, en las redes sociales, el BNG compartió sendos fragmentos de las intervenciones de Pazos y Delgado en el Congreso añadiendo la leyenda "de nada, Partido Popular". El breve montaje incluye varios titulares sobre el voto en contra del PP al uso del gallego en el Congreso y, al final, los créditos empleados en la serie de la HBO Curb Your Enthusiasm para subrayar situaciones incómodas o absurdas, que en los últimos años circularon como popular meme de internet.

Para justificar su rechazo al uso de las lenguas oficiales diferentes del castellano en el Congreso el PP había registrado enmiendas con argumentos como que la Cámara Baja no se encuentra "en el territorio de ninguna comunidad autónoma cuyo Estatuto designara alguna lengua como cooficial con el castellano" o que la Constitución no contempla que gallego, euskera o catalán sean oficiales "en todo el territorio de España". Además, su portavoz, Borja Sémper, había asegurado ante la prensa que sus diputados iban a seguir hablando solo en castellano para no hacer "el canelo".

Más sobre este tema
stats