La portada de mañana
Ver
Las sombras en la instrucción del ‘caso Begoña Gómez’ se ciernen sobre el juez Peinado

El fuerte viento y el calor, claves para la evolución del incendio entre Castellón y Teruel

Efectivos luchan contra el fuego en el incendio de Teruel y Castellón.

Los incendios de San Agustín (Teruel) y Villanueva del Viver (Castellón), evolucionan favorablemente, aunque, en las últimas horas, el fuego que azota la parte valenciana, se ha reactivado en la zona del barranco de Maigmona, por lo que las próximas horas serán "críticas y decisivas" para su extinción. Por lo demás, el incendio, que ya ha quemado 4.000 hectáreas y ha provocado el desplazamiento de más de 1.500 personas, sigue a expensas de las condiciones meteorológicas, ya que las rachas de viento, el bajo nivel de humedad y las altas temperaturas han sido factores claves para reavivar las llamas en Castellón, informa Europa Press.

El incendio de Castellón afronta "horas críticas y decisivas"

El cambio de meteorología a partir de las 8.00 horas de este domingo con rachas de viento de hasta 50 km/h ha activado el incendio de Villanueva de Viver (Castellón) en la zona del barranco de Maigmona, donde los efectivos centran su "máxima preocupación" para intentar evitar que el fuego avance hacia las poblaciones de Montán y Montanejos por la CV-195 y la CV-20, y que tampoco llegue hasta el parque natural de la Sierra de Espadán.

Así lo ha señalado la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravos, en declaraciones a los medios este domingo tras la reunión de coordinación en el Puesto de Mando Avanzado (PMA), ubicado en la localidad castellonense de Barracas. Por el momento, el incendio mantiene su perímetro de 40 kilómetros y alrededor de 3.800 hectáreas quemadas.

Bravo ha afirmado que, a pesar de que esta noche la climatología ha sido "bastante favorable" para las tareas de extinción del incendio, entre las 14.00 y las 18.00 horas de este domingo se vivirán horas "críticas" y "decisivas", con rachas de viento de hasta 50 km/h, un nivel de humedad por debajo del 20% y temperaturas elevadas. "Son los tres factores que están determinando la virulencia de los incendios de sexta generación que desgraciadamente se han anticipado a la época del año que suelen producirse", ha apostillado.

"En función de la evolución del incendio en las próximas horas, actuaremos y determinaremos la adopción de nuevas decisiones para proteger a la población", ha resaltado, al tiempo que ha subrayado que, aunque existe otro frente "problemático" dentro del flanco derecho del incendio, la "preocupación" es "seguir trabajando" en el barranco de Maigmona para "intentar frenar" el avance del fuego y "evitar que las llamas adquieran mucha más fuerza de propagación con la formación de los pirocúmulos".

En estos momentos, la mayor parte de los 500 efectivos terrestres y 18 medios aéreos que participan en la extinción de las llamas están concentrados en esta zona, donde el trabajo es "complejo" debido una orografía de "gran dificultad" que condiciona el acceso de los recursos terrestres, y una carga de combustible "importantísima" del terreno forestal.

Por estos motivos, se trabaja desde el aire, mientras que los medios terrestres han establecido líneas de defensa para que el fuego no afecta a las poblaciones de Montán y Montanejos y al parque natural de la Sierra de Espadán, pues resulta "imposible" que estos recursos se introduzcan en el barranco.

"Este es el escenario (de esta tarde): horas críticas, máxima prudencia y concentración de todos los recursos en el barranco de Maigmona", ha reiterado Bravo, quien ha aseverado que desde la Conselleria se hablará con el Gobierno "si es necesario" para pedir más recursos aéreos.

"Ninguna previsión" de vuelta de los desalojados

Ante la posibilidad de que las 1.500 personas evacuadas puedan regresas a sus casas, la consellera ha lamentado "con todo el dolor" que "no hay ahora mismo ninguna previsión de organizar la vuelta de los vecinos que están desalojados". "Generaría un grave riesgo para la población", ha apuntado, y ha aseverado que la decisión de los desalojos "se ha adoptado para protegerles".

"Lo más lo más importante es proteger tanto la vida de las personas que viven en las poblaciones, como también la vida de los profesionales", ha añadido, a la vez que ha insistido en que "no se está pensando en este momento en la vuelta de la población desalojada".

Preguntada directamente por si se ha planteado evacuar otras poblaciones, y en concreto el municipio de Cirat, ha destacado que los efectivos "se están interesando" por la situación de los vecinos. "Por ejemplo, si hay personas enfermas, para ya tenerlo todo previsto, pues la mejor forma de atender la emergencia es la organización de manera preventiva", ha defendido.

En esta línea, ha asegurado que "en este momento" el escenario de más desalojos no está previsto, pero ha alertado que "en pocas horas el desarrollo del incendio puede cambiar". "Por tanto, es necesario tener todos los escenarios previstos para adoptar las decisiones de forma oportuna y ser eficaces, sobre todo en lo que más nos interesa, que es la defensa de la población", ha manifestado.

"Turismo de incendios"

Por otra parte, Bravo ha pedido "mucha prudencia y mucha responsabilidad" a la población, y ha reclamado, "sobre todo a los turistas", que "no hagan turismo de incendio y no se acerquen a la zona perimetrada". En este sentido, ha lamentado que este sábado la Guardia Civil detectó hasta 14 ciclistas en zonas cortadas por su cercanía al incendio.

"Es una gran imprudencia y pedimos, por favor, responsabilidad a toda la ciudadanía. No se acerquen a los caminos rurales pensando que así pueden esquivar el control de los agentes de la Guardia Civil porque están poniendo en riesgo sus propias vidas y también las vidas de los profesionales que tendrían que actuar para poder asistirlos", ha sostenido.

Cuestionada por las declaraciones de algunos alcaldes de la zona que han criticado la política forestal de la Generalitat, la consellera ha respondido que sus competencias se centran en la extinción de incendios y "coordinar y apoyar a todos los recursos de la Generalitat para hacer frente a las llamas".

Asimismo, se ha mostrado "segura" que "desde la Conselleria competente en materia de prevención están ya actuando y planificando el plan de recuperación".

"Mi máxima preocupación es hacer frente al fuego y frenarlo lo antes posible. Por todos: por los bosques, por todas las personas que en este momento están sufriendo, que están lejos de su casa, que están desplazados, y por los profesionales que están dando lo mejor de sí mismos para parar el fuego", ha concluido.

El viento ayuda a apagar el fuego en Teruel

El incendio entre Castellón y Teruel avanza con "gran voracidad" a expensas de los cambios meteorológicos

El incendio entre Castellón y Teruel avanza con "gran voracidad" a expensas de los cambios meteorológicos

El director general de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Diego Bayona, ha informado de que el flanco izquierdo del incendio forestal, el que afecta a la provincia de Teruel, se ha mantenido frío. Además, la componente del viento, oeste-noroeste, favorece las labores de extinción del fuego en la zona aragonesa.

Bayona ha asegurado que durante la noche el incendio se ha mantenido estabilizado y a primera hora de este domingo se han hechos los relevos, de manera que durante esta jornada trabajarán sobre el terreno seis cuadrillas terrestres, una helitransportada y cinco autobombas, además de dos dotaciones de la Diputación Provincial de Teruel (DPT).

El cambio en la dirección del viento, oeste-noroeste, favorece las tareas de extinción del flanco izquierdo. Asimismo, el Diego Bayona ha avanzado la posibilidad de que, en la reunión del Centro de Coordinación Operativa (CECOP), que tendrá lugar a las 12.00 horas y estará presidida por la consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales, Mayte Pérez, en Barracas (Castellón), se estudie el realojo de los vecinos de Olba y San Agustín evacuados el pasado jueves.

Más sobre este tema
stats