X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Detrás de la historia

La feria de Medina del Campo: la 'bolsa' española del siglo XV conocida en toda Europa

  • La localidad vallisoletana tuvo en la Edad Media la feria comercial y financiera más importante del continente hasta que las bancarrotas de Felipe II acabaron con ella
  • Este agosto infoLibre recupera personajes y acontecimientos que, desde la sombra, han marcado la historia de España

Publicada 14/08/2017 a las 06:00 Actualizada 12/08/2017 a las 12:41    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 6

Caja de cambista con balanza y dinerales (1643-58).

Caja de cambista con balanza y dinerales (1643-58).

Fundación Museo de las Ferias
En 1491, los Reyes Católicos otorgan a la feria de Medina del Campo (Valladolid) la consideración de "Feria General del Reino", situándola en el más alto nivel de las ferias españolas, por encima incluso de la de Valladolid. Inicialmente, las ferias medievales eran puntos de encuentro e intercambio para mercaderes de la zona, a las que se solía conceder privilegios en forma de exenciones fiscales. Con el paso de los siglos, algunas de ellas se convirtieron en una suerte de mercados nacionales o, como el caso de la Medina, internacionales.

Que una feria española (castellana por aquel entonces), se convirtiera en un centro neurálgico comercial para toda Europa no debe tomarse a la ligera, y es que los intercambios financieros de todo el continente pasarían por Medina, con préstamos millonarios incluso a la propia Corona española.

Durante siglos, la economía medieval castellana seguía un modelo señorial de subsistencia y basado en la agricultura y la ganadería, y cuando se comerciaba había un producto estrella: la lana. De hecho, la feria de Medina dio sus primeros pasos como mercado lanar. Fernando de Antequera (posteriormente Fernando I de Aragón) la fundó en 1404-1405, tras haber probado con una feria en Cuéllar (Segovia) 15 años antes. En los inicios, la feria de Medina del Campo tuvo que competir con la ya establecida feria de Valladolid, sede parcial de la Corte en la época, a la que desbancó en menos de un siglo 

Empezaría como una feria convencional, atrayendo productos de toda la Península Ibérica por su posición clave cercana a Valladolid, en el centro de la ruta entre Toledo, Burgos y los puertos comerciales más importantes del norte de la Península. En menos de 50 años ya se convierte en una feria con presencia de comerciantes internacionales, como señala el cronista de la época Gonzalo Chacón: en Medina solían concurrir "grandes tropeles de gentes de diversas naciones".

Además de su posición estretégica en las rutas comerciales, Medina del Campo tenía una particularidad: era señorío de Fernando de Antequera (y sus descendientes), por lo que pertenecía directamente a la Corona. Ese es uno de los principales motivos del apoyo real a la feria: que el dinero que pasaba por Medina no fuera controlado por un noble o una ciudad libre que podía volverse contra los monarcas en cualquier momento.

Cómo funcionaba la feria

La feria de Medina del Campo se celebraba dos veces al año, en mayo y en octubre, y cada una de sus ediciones tenía 50 días de duración. Como hemos mencionado, en un primer momento el producto estrella es la lana, aunque no tardaría en diversificarse: textiles (que durante una larga temporada supusieron el 80% de los tratos), especias, comestibles, productos farmacéuticos y, aquí viene la clave, productos financieros.

El mercado financiero fue prácticamente inexistente durante la mayor parte de la Edad Media, al menos en España. El comercio era bastante marginal, basado en el trueque (sobre todo al principio y en zonas rurales), y posteriormente en el intercambio de productos por moneda. Los préstamos estaban considerados usura, algo que la Iglesia católica calificaba de pecado. 
  La transformación comienza a llegar con la creación de las denominadas "letras de cambio" en la Italia tardomedieval, y que luego se extiende por Europa. Una persona daba a otra una cantidad de dinero, y recibe un documento firmado —la letra de cambio— que luego podrá intercambiar en otra ciudad por esa cantidad. Esto permitía que el dinero se moviera con mayor facilidad, agilizando los intercambios y actuando como sistema de crédito. 

Medina del Campo se convierte en feria de pagos hacia 1485, cuando se centralizan allí "los pagamentos, créditos, préstamos y otras operaciones dinerarias" de toda la Península. En 1527, el embajador veneciano recogía en una crónica que la "los mayores negocios" de la feria de Medina "consistían en el giro de letras de cambio". La propia corona española utilizaría Medina para conseguir préstamos millonarios

Los bancos europeos del siglo XV y XVI enviaban a representantes suyos allí, que se colocaban en unos bancos en una calle concreta, y que, tras presentar sus cuentas y fianzas al Ayuntamiento, empezaban su labor. También en estos bancos los comerciantes depositaban unas cantidades que eran anotadas y luego podían retirar, evitando tener que llevar la moneda encima.

La decadencia de Medina

A partir del siglo XVI, la feria de Medina empieza a decaer en su actividad y, por ende, en su importancia. Los motivos fueron diversos:  se aplazaron varias ferias, Madrid —ya establecida como capital de los Austrias— empieza a atraer el mercado financiero el resto del año, subidas de impuestos que acaban con el estatus privilegiado de la feria... 

Las bancarrotas de Felipe II aceleraron enormemente el proceso, ya que provocaban que los banqueros que acudían a Medina acabaran arruinados. Dos decretos reales (1575 y 1597) suspendieron los pagos y anunciaron la revisión de los préstamos que adeudaba la Corona. En 1602, la feria se trasladaba a Burgos por orden real. Regresaría a Medina del Campo unos años después,  desdoblándose las convocatorias a cuatro eventos de 24 días de duración, pero de poco sirvió: la feria estaba herida de muerte.

Medina del Campo continuaría teniendo su feria hasta principios del s. XVIII, cuando desapareció definitivamente, aunque desde el 1600 pasó a un segundo plano tras mercados de finanzas como el de Madrid o Alcalá de Henares. Hoy en día, un monumento en la Plaza Mayor de Medina reivindica que allí fue firmada la primera letra de cambio, y recuerda que, durante muchos años, esta ciudad castellana fue la bolsa de Europa.
 
Correo Electrónico
Relacionados


Hazte socio de infolibre



6 Comentarios
  • cea cea 15/08/17 12:58

    Entre el 17 y el 20 de este mes Medina del Campo recrea las antiguas ferias enmarcadas en la semana renacentista de Medina del Campo.L a Villa de las ferias se echa a la calle con más de 4000 figurantes que teatralizan por las calles de la Villa el esplendor de aquellos años.La historia en diferido para amantes de ver ,y después leer y empaparse de la rica historia de Castilla desde Isabel la Católica hasta la corte de Felipe II

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bañuelos Bañuelos 14/08/17 14:49

    Que la web Museo de las Ferias destaque 10 obras y de esas 6 sean religiosas, es no haber entendido absolutamente nada del significado de las ferias. Si alguien quiere acercarse y la información que tiene es esa...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Merm Merm 14/08/17 11:11

    Cuando yo era pequeña iba todos los veranos a Medina. Me acuerdo de la feria del ganado de los jueves. No me acuerdo si se celebraba todos los juegos o solamente algunos por mes. La ciudad se llenaba gente de la comarca y el ambiente era muy de fiesta y comercio, rural.  

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    0

    • palacios palacios 14/08/17 12:15

      La feria de ganado se hacía siempre el domingo, siendo éste el motivo por el que habría el comercio dicho día y se cierra el jueves, peculiaridad que sigue en vigor.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • vianero vianero 14/08/17 08:29

    Además del monumento en la plaza queda como recuerdo de su esplendor que todas las tiendas abren los domingos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • encarnacionmalva encarnacionmalva 14/08/17 07:49

    En Medina del Campo nunca se olvidó que, fue una de las ciudades que en 1520 se puso de parte de los Comuneros, siendo incendiada por no dar sus cañones a Carlos V.
    Siempre se pensó que fue en represalia por su pronunciamiento a favor de la rebelión comunera.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre