LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Feijóo se instala en el 'no' a todo salvo para celebrar el pacto judicial con el “depredador del Estado de Derecho”

Los abusos de la banca

CaixaBank acumula más de 1.100 reclamaciones de usuarios por la doble comisión en los cajeros

Foto de archivo de una oficina de CaixaBank.

El cobro de una doble comisión por sacar dinero en cajeros automáticos ya está provocando la reacción de los consumidores. Al menos 1.131 personas están dispuestas a reclamar a CaixaBank los dos euros que esta entidad les ha cobrado por haber retirado dinero de uno de sus cajeros sin ser clientes de la entidad. Para ello, han aportado a Adicae, la Asociación de Usuarios de Bancos y Cajas de Ahorros, la documentación que acredita este cobro. Estas acciones forman parte de una campaña puesta en marcha por Adicae para hacer frente a unas comisiones que consideran "ilegales e injustas".

Con esta documentación, Adicae presentará una reclamación colectiva ante CaixaBank, la única entidad que, por el momento, lleva a cabo este tipo de prácticas. Fuentes de Adicae confirman a infoLibre que el banco tiene dos meses para hacer alegaciones. Pasado ese plazo, si no hay respuesta o ésta no convence al reclamante, existe la posibilidad de acudir al Banco de España. Esta sería, no obstante, la vía extrajudicial, si bien Adicae sopesa la posibilidad de aglutinar todas estas reclamaciones en una denuncia que sí se llevaría a sede judicial. 

La llamada guerra de los cajeros comenzó cuando, el pasado marzo, CaixaBank decidió empezar a cobrar una comisión de dos euros por la retirada de dinero a los no clientes. La decisión de la entidad catalana fue secundada después por los otros dos mayores bancos en España, el Santander y el BBVA, si bien ninguno de los dos ha puesto en marcha esta medida por el momento. Las grandes entidades argumentan que invierten mucho dinero en su red de cajeros automáticos y de oficinas y que luego las usan entidades que tiene una red limitada como, por ejemplo, ING o Evo Banco. Señalan que, al tratarse de un servicio, hay que pagar por él.

Hasta que CaixaBank puso en marcha su propio recargo era el banco emisor de la tarjeta quien estipulaba una tarifa de intercambio en función de la red a la que perteneciera el cajero donde se sacaba dinero. El problema es que esa cantidad se suma ahora lo que cobra el dueño del cajero. Es decir, hay una doble comisión para el cliente. 

Cambio normativo 

A preguntas de este periódico, un portavoz autorizado de CaixaBank declinó dar información sobre si el banco había recibido más reclamaciones relacionadas con el cobro de la doble comisión en sus cajeros. También rechazó pronunciarse sobre si las quejas de los usuarios van a hacer que la entidad se replantee este asunto. 

Obligan a Caixabank a devolver el 50% de gastos de gestión y notaría, el 70% de tasación y todos los registrales de un préstamo

Obligan a Caixabank a devolver el 50% de gastos de gestión y notaría, el 70% de tasación y todos los registrales de un préstamo

No obstante, la resolución del conflicto parece estar cerca. La solución que parece tener encima de la mesa el Ejecutivo –y que previsiblemente recogerá en un real decreto que se llevará al Consejo de Ministros de este viernes– pasa porque sea el propietario del cajero el que cobre directamente al emisor de la tarjeta, que tendrá que decidir si repercute en el cliente parte del coste o absorbe su totalidad, informa Europa Press. No obstante, también se estudia la posibilidad de que el banco en el que se retira el dinero cobre directamente al no cliente una tasa y que luego las entidades decidan si se compensa con una tasa de intercambio. En cualquier caso, esta medida no se pondría en marcha hasta el 1 de enero de 2016. 

Las comisiones en los cajeros han dividido así al sector en dos bandos: las entidades que se decantan por cobrar por el uso de cajeros y las que prefieren mantener la tasa de intercambio que se cobran los bancos como emisores de tarjetas. Para elaborar el nuevo marco regulatorio, Economía ha compartido información con el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC). Ahora, el sector financiero espera la nueva norma para definir su estrategia. 

Por su parte, las organizaciones de consumidores han llevado a cabo en los últimos meses una ofensiva para parar estas comisiones. FACUA-Consumidores en Acción remitió a finales de julio una denuncia al Banco de España en la que le pedía que actuara sin más dilación ante la doble comisión por sacar dinero en cajeros y aplicara sanciones económicas por esta ilegalidad. Adicae recuerda, además, que CaixaBank, Santander y BBVA poseen el 44 % de los cajeros del país y considera que el cobro de esas comisiones "amenaza los ahorros y el derecho a disponer de efectivo de la población". 

Más sobre este tema
stats