LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así camuflan los diputados los datos sobre sus intereses económicos y esconden su agenda de reuniones

Redes sociales

Nadie frena a Óscar Puente: el ministro de Transportes escala en su estrategia al recurrir al insulto contra los ultras

El ministro de Transportes, Óscar Puente, en su escaño del Congreso.

“Saco de mierda”. El ministro de Transportes, Óscar Puente, se refirió así este domingo al activista ultra Vito Quiles, identificado como responsable de prensa de la candidatura de extrema derecha Se Acabó la Fiesta por la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP), después de que este insistiese en acusarle falsamente de utilizar un coche oficial para actividades privadas.

No es la primera vez que el exalcalde de Valladolid agita las redes sociales y las utiliza para responder a las agresiones que sufren tanto él como su partido, en particular por parte de la derecha.

Puente incluso ha teorizado sobre esta estrategia, distinguiendo el tono que emplea en plataformas como X (antes Twitter) del que debe usarse en el debate político en las instituciones. En mayo, en una reunión política en Salamanca organizada por el PSOE, Puente reconoció que a veces utiliza “un punto de agresividad” porque, si “no se juega duro, pasas desapercibido y eres irrelevante”.

“Esta manera es más arriesgada, pero más auténtica. Creo que hay que estar en las redes para que la gente sepa quién eres y cómo piensas y tú también sepas cómo es la ciudadanía”. En X, explicó en aquel acto, “tienes que usar un punto de sinceridad y concreción que a veces se confunde con agresividad”, pero “no tengo por qué cortarme a la hora de expresarlo”.

Los tuits de Puente acumulan miles de críticas en la red social, pero también innumerables comentarios a su favor de usuarios que celebran la contundencia con la que combate a quienes le cuestionan o difunden información falsa sobre el PSOE, el Gobierno, su departamento o su propia persona.

En una ocasión, hasta el propio presidente, Pedro Sánchez, en tono amigable, llegó a recomendarle en un acto público que dejase X en manos de un especialista en gestión de comunidades digitales, una posibilidad que el ministro siempre ha rechazado.

El PP, cuyo portavoz parlamentario, Miguel Tellado, rivaliza en ocasiones en el tono con el propio Puente, llegó este lunes a pedir su dimisión. Un comunicado del grupo parlamentario en el Congreso, que dirige el propio Tellado, descrito como “fuentes”, calificó el tuit del ministro de “rebuzno” y acusó a Sánchez de reírle “las gracias” para tratar de tapar la citación judicial de su mujer, la investigación a su hermano o las dificultades de Salvador Illa para conseguir ser investido president. En la misma comunicación, el PP acusó a Puente de “indignidad” y le llamó “pseudo ministro”.

Tellado defendió expresamente a Quiles, conocido por su activismo ultra y sus actos de provocación en la sala de prensa y los pasillos del Congreso y al que considera, en contra del criterio de la APP, un “periodista”. La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) calificó lo ocurrido de “conflicto entre dos políticos” y denegó la petición de amparo que le hizo llegar Quiles, que en opinión de esta organización “no es un periodista en activo ya que ha figurado como candidato en la lista de Se Acabó la Fiesta al Parlamento Europeo en las elecciones europeas y la condición de candidato a cargo político es incompatible”. Antes de dedicarse a la política, añade FAPE, Quiles “ha vulnerado sistemáticamente el código deontológico” con informaciones que “no cumplen el principio de veracidad”.

Eso sí, la federación critica “las descalificaciones e insultos” de Puente y le aconseja que, si siente vulnerados sus derechos, “puede acudir a la Comisión de Quejas, Arbitraje y Deontología de la FAPE o, en última instancia, a los Tribunales de Justicia”.

La política de confrontación del ministro de Transportes en redes sociales con la derecha, la ultraderecha y los propagadores de bulos siempre ha sido bien recibida tanto en el PSOE como en el Gobierno, que hace meses decidieron que no podían seguir asistiendo pasivamente a estos ataques. Y aunque la expresión “saco de mierda”, utilizada el domingo por Puente para referirse al activista ultra Vito Quiles, no es del agrado de todos, nadie en Ferraz ni en Moncloa la ha puesto en cuestión.

Puente dice que que tiene "capacidad de sobra" para contestar al PP y trabajar: "Hago lo que quiero"

Puente dice que que tiene "capacidad de sobra" para contestar al PP y trabajar: "Hago lo que quiero"

En la mente de todos, en el PSOE y en el Gobierno, está la creciente agresividad de la extrema derecha y de sus colaboradores en redes sociales, en actos públicos en los que convocan a seguidores para proferir insultos e incluso en ruedas de prensa en las que aprovechan para provocar a los comparecientes.

Fuentes del PSOE consultadas por infoLibre evitaron comentar el insulto y aseguraron que “todo lo que el partido tiene que decir sobre estos pseudoperiodistas y pseudomedios es que apoyaremos a las asociaciones de la prensa en cuantas acciones tomen para que les sean retiradas las acreditaciones del Congreso de los Diputados. Estos pseudomedios figuraban en el cartel anunciador de la Nochevieja de Ferraz, en la que se apaleó un muñeco que representaba al presidente del Gobierno, y su trabajo esparciendo bulos denigra a toda la profesión periodística. De la misma forma, le pedimos al Partido Popular que corte la financiación que llega a estos pseudomedios desde la mayoría de administraciones que gobierna”.

En la reunión en Salamanca con miembros de su partido en la que explicó su manera de entender las redes sociales, Puente concluyó con un consejo que resume muy bien su manera de entender esta confrontación: “Sed vosotros mismos, sin miedo. Hay gente muy mala que, siendo ella misma, ha llegado a lo más alto, Milei o Trump. Sed vosotros mismos en las redes y en la vida y ya está, no sufráis porque no merece mucho la pena. Hay quienes, siendo ellos mismos, han llegado lejísimos y algunos no son muy recomendables”.

Más sobre este tema
stats