Elecciones generales

El PSOE repetirá el grueso de su programa si hay elecciones y se alejará del pacto con Ciudadanos

El PSOE repetirá el grueso de su programa si hay elecciones y se alejará del pacto con Ciudadanos

Ibon Uría

El PSOE no modificará el núcleo del programa electoral con el que concurrió a las generales del 20 de diciembre si se repiten las elecciones el 26 de junio. Fuentes de la dirección del partido señalan a infoLibre que "seguramente" el programa será "el mismo" y que, como mucho, habrá "retoques mínimos". En campaña, por tanto, los socialistas dejarán a un lado su acuerdo con Ciudadanos, un texto que suscribieron a finales de febrero Sánchez y Rivera y del que no se han apartado desde entonces.

Este martes, en los pasillos del Congreso de los Diputados, el líder del PSOE reclamó "un último esfuerzo" a Podemos y Ciudadanos y apeló a la "responsabilidad, humildad y generosidad" de las "fuerzas del cambio" para hacer posible un pacto a tres que ponga fin a la etapa de Rajoy. Pero en privado nadie cree que ese acuedo vaya a materializarse: los colaboradores más cercanos del secretario general socialista trabajan ya con la hipótesis de que habrá una nueva cita con las urnas a principios de verano, y anuncian una campaña "austera" y "sin grandes actos".

En ese contexto electoral, apuntan desde Ferraz, el PSOE exhibirá su cara más progresista porque su votante "natural" es "de izquierdas". "Nuestro programa de diciembre es de izquierdas", insisten fuentes de la dirección, que defienden que el pacto con Ciudadanos "no se contrapone" al citado programa porque fueron Rivera y los suyos quienes más cedieron al firmar el acuerdo bilateral, y que las propuestas que elaboraron para las elecciones de diciembre están "muy trabajadas" y siguen "vigentes".

El equipo de Sánchez insiste además en culpar a Podemos y concretamente Pablo Iglesias de esas elecciones casi inevitables. Cargos próximos al líder socialista subrayan que es la "primera ocasión" en la que un partido "de izquierdas" vota en contra de que un líder "también de izquierdas" llegue a la Moncloa, y ven "rarísimo" desde un punto de vista programático que el partido morado no se haya sumado al pacto de PSOE y Ciudadanos. "Pero si en el Congreso, el Senado y muchas comunidades votamos lo mismo", argumentan estas fuentes, que apuntan a Iglesias al afirmar que "donde no está Pablo es más fácil llegar a acuerdos".

Distanciarse del acuerdo

Para varias federaciones socialistas consultadas por este diario, la cuestión determinante de la campaña será que el partido "marque distancias" con el acuerdo con Ciudadanos. "La clave", señala un dirigente del PSOE andaluz, va a ser "defender el programa del PSOE" y explicar que "al negociar hay que ceder", pero que el pacto con Rivera responde a una situación "muy determinada": "Ciudadanos no exigió cosas inasumibles mientras que Podemos no estaba interesado en pactar y pedía cosas imposibles", explica. "Esta va a ser la base del relato de campaña", avanza.

Otro cargo regional de un territorio habitualmente crítico con la dirección federal apunta que "cada uno tiene que ir a las elecciones con su programa" y "explicar muy bien el contexto del pacto". "Nosotros tenemos que ir con nuestro programa", subraya. Y en referencia a la necesidad de distanciarse del pacto bilateral con el partido naranja, considera que "el primer gesto en ese sentido ya lo ha hecho Ciudadanos", que ha dejado claro en varias ocasiones que ese texto tiene "fecha de caducidad" si hay una nueva convocatoria electoral.

"Nosotros tenemos que poner en valor lo que hemos hecho: un esfuerzo de articular un pacto transversal, que era la única slaida viable. Y si Iglesias quiere centrar el debate en decir antes de votar con quién se va a pactar, nosotros diremos que hemos intentado un pacto a tres mientras que la opción de Podemos ha sido un pacto con los nacionalistas. Eso al PSOE le viene bien en según qué sitios de España", añade.

Sin revolución en las listas

Las federaciones tampoco anuncian grandes novedades en las listas electorales de cara a junio. Los socialistas andaluces afirman que, "de haber algún cambio, será por motivos personales y no políticos". Esa misma es la tónica que repiten distintos dirigentes regionales consultados por este diario. La dirección del PSOE a nivel nacional tampoco anticipa grandes novedades. El equipo de Pedro Sánchez asegura que la cuestión "no se ha hablado aún en profundidad", pero fuentes de la dirección federal comentan que "no se cambiarán mucho las listas".

En las pasadas elecciones de diciembre, la inclusión de algunos nombres causó un profundo malestar en la federación madrileña. En la lista encabezada por el propio Pedro Sánchez entraron dos cuneros –la catalana Meritxell Batet, segunda, y el vasco Eduardo Madina, séptimo en la candidatura y que se quedó sin escaño– y también dos fichajes de última hora: la exdiputada de UPyD Irene Lozano, y la comandate retirada Zaida Cantera. Esa polémica apuesta, por si fuera poco, se saldó con una auténtica debacle del PSOE en esa circunscripción: el 20-D el partido no pasó del cuarto puesto y apenas cosechó un 17,8% de los votos.

"En diciembre sorprendió mucho cómo se gestionó el tema de las listas en Madrid", comenta un dirigente próximo a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que añade: "Espero que esta vez no haya más sorpresas raras". "En la dirección federal harían bien en hacer algo en las listas para que mejore el resultado en Madrid", zanja.

Sánchez busca un golpe de efecto para impulsar la lista del PSOE por Madrid

Sánchez busca un golpe de efecto para impulsar la lista del PSOE por Madrid

Más sobre este tema
stats