La respuesta a la escalada de precios

Sánchez anuncia medidas de ahorro de energía y advierte a Botín y Galán: "Si protestan vamos en la buena dirección"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Combatir la inflación es “la principal tarea” que tiene por delante el Gobierno de España. Ese es el mensaje que ha lanzado el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, durante el balance que ha realizado este viernes desde La Moncloa. Sánchez ha reconocido que el dato de la inflación, que este mes de julio se sitúa en un 10,8%, es malo, aunque ha apuntado que esta cifra hubiera alcanzado el 15% si el Gobierno no hubiera tomado medidas movilizando "30.000 millones de euros en ayudas" (2,3 puntos del PIB) a familias vulnerables y sectores afectados. 

Sánchez es consciente de que la principal causa de desgaste del Ejecutivo tiene que ver con un malestar generalizado de la ciudadanía ante el imparable auge de precios a consecuencia de la guerra de Ucrania.  En esa línea ha anunciado que en el mes de septiembre el Gobierno propondrá a la Comisión Europea dos medidas para tratar de reducir esa inflación. La primera es "reformar el mercado eléctrico para desacoplar la evolución del precio del gas al precio de la electricidad" y la segunda realizar "una nueva intervención en el mercado energético para poner un tope, un límite máximo, al precio de las emisiones de CO2". Ambas medidas, según Sánchez, “van a ayudar a doblegar la curva de la inflación".

El dirigente socialista también ha anunciado que el próximo Consejo de Ministros, que se celebrará el lunes 1 de agosto, aprobará "medidas urgentes para la eficiencia y el ahorro energético".  Sin embargo, Sánchez ha evitado concretar cuáles serán estas medidas pese a las preguntas de los medios de comunicación, más allá de revelar que ha sido el ministerio de Transición Ecológica, con Teresa Ribera al frente, el encargado de pilotar las negociaciones con el sector privado, diversas administraciones públicas y los grupos parlamentarios. 

Este anuncio llega tan solo cuatro días después de que los ministros de Energía de los Estados miembros de la UE pactasen un plan de ahorro para hacer frente al “chantaje” de Vladimir Putin. El objetivo de estas nuevas medidas, tal y como ha apuntado Sánchez, es "reducir nuestra factura energética y contribuir entre todos a reducir nuestra dependencia” del líder del Kremlin. 

En ese mismo Consejo de Ministros el Ejecutivo también prevé aprobar un real decreto-ley con "medidas urgentes" en materia de incendios forestales. Sánchez ha explicado que el real decreto-ley contendrá medidas para "fortalecer" la coordinación de las administraciones frente al fuego y la "restauración" de las zonas devastadas este verano.  Además, se establecerán "unos mínimos para que no existan diferencias entre los servicios de extinción de unas comunidades frente a otras".

“Si Botín y Galán protestan, vamos en la buena dirección”

El jueves PSOE y Unidas Podemos presentaron una proposición de ley en el Congreso para gravar los impuestos temporales a las energéticas y la banca por sus beneficios extraordinarios. El Gobierno de coalición ha innovado fiscalmente para tratar de ingresar 7.000 millones de euros entre 2023 y 2024. Sánchez ha hecho hincapié en que “las grandes empresas energéticas" y la banca "pueden y deben ayudar al país a salir de esta situación" como España ayudó a la banca con un rescate hace 10 años.

Ante las preguntas de la prensa, el presidente del Gobierno ha asegurado que las presiones de estos sectores no le van a afectar. Es más, ha incidido en que sus protestas indican que el Ejecutivo ha tomado las decisiones correctas. "He escuchado a algunos dirigentes de bancos, a la señora Botín (la presidenta del banco Santander) y el señor Galán (el presidente de Iberdrola). Si protestan, es que vamos en la buena dirección. Si se fijan, son los mismos que protestaron y dijeron que subiendo el SMI y con la reforma laboral se iba a caer España", ha afirmado.

En el caso de las energéticas lo que prevé el Gobierno es gravar todos los ingresos de 2022 un 1,2%. En el caso de los bancos, el Ejecutivo cogerá todas las comisiones e intereses netos que hayan ingresado y se le gravará un 4,8%. Lo recaudado ya tiene un destino: financiar las medidas ya aprobadas y otras anunciadas para contener la inflación en aquellos sectores más vulnerables.

"Nada ni nadie nos va a detener en nuestra voluntad de defender a la clase trabajadora de este país", ha advertido Sánchez frente a una clase "privilegiada" (ha evitado dar nombres concretos, más allá de Botín y Galán) y una derecha que los favorece cada vez con menos "disimulo". "Lo vamos a hacer le pese a quien le pese", ha asegurado.

Sánchez recrimina "a la derecha y la ultraderecha" la falta de apoyo al Gobierno

Una de las críticas recurrentes del presidente del Gobierno durante su discurso ha sido la falta de apoyo de la "derecha y la ultraderecha" a las medidas que ha tomado el Ejecutivo. "Dejo a criterio de ustedes y sobre todo los ciudadanos a qué se ha dedicado y qué intereses está defendiendo", ha lamentado Sánchez. El socialista ha citado medidas que van desde la rebaja de 20 céntimos en los combustibles a la consideración de isla energética, pasando por el tope al gas, que no han contado con el apoyo de PP y Vox.

"Crisis hay muchas", ha recalcado Sánchez, y hay "solamente dos formas de salir de ellas: como hace 10 años o cómo ha respondido este Gobierno a la crisis del covid y de Ucrania". "O con ERTEs o con despidos". En ese sentido y al igual que hizo la pasada semana durante su intervención en el Comité Federal del PSOE, Sánchez ha reivindicado la "receta socialdemócrata" para hacer frente a la crisis. "Siempre, siempre, siempre he defendido que las dificultades de la mayoría no pueden ser las alegrías de la minoría. Arrimar el hombro no es un eslogan. Es una obligación".

El presidente del Gobierno también ha afirmado que PP y Vox quieren "preservar los intereses y privilegios de una minoría" y se ha preguntado "qué intereses están protegiendo" desde la derecha. "Vamos a hacer que el reparto de las consecuencias" de la guerra sea "lo más justo posible": "Vivimos tiempos en los que lo urgente y lo importante se superpone y a menudo se confunde", ha recalcado en varios momentos el presidente.

España recibe 12.000 millones de euros de los fondos europeos

Sánchez también ha anunciado que "hoy mismo" España ha recibido 12.000 millones de euros de las instituciones europeas como pago del segundo tramo de los fondos, algo que según el socialista prueba que España está cumpliendo en su ejecución. Según Sánchez, el plan de recuperación y resiliencia financia ya más de 28.000 proyectos en toda España.

"España es el tercer país de la UE que más fondos ha ejecutado hasta la fecha", ha presumido Sánchez, algo que "demuestra la ingente labor" del "conjunto de administraciones" para hacer de ellos una "oportunidad" para España. Estos fondos se utilizarán para impulsar medidas en los ámbitos de la transición ecológica, el mercado laboral, las pensiones, las profesiones reguladas, la conectividad digital y la investigación y el desarrollo.

La presidenta de la Comisión Europa, Ursula von der Leyen, también ha hecho público el anuncio a través de su perfil oficial en Twitter. "Hoy entregamos a España el segundo pago de Next Generation por valor de 12.000 millones, por el avance de las reformas e inversiones en economía digital, salud, educación, mercado laboral y saneamiento de las finanzas públicas sanas, entre otras. ¡Enhorabuena a España!”, escribió la presidenta de la CE.

Las energéticas y la banca disparan sus beneficios en medio de la mayor crisis inflacionista en décadas

Las energéticas y la banca disparan sus beneficios en medio de la mayor crisis inflacionista en décadas

Más sobre este tema
stats