Gibraltar

Los socialistas exigen a Cañete que explique sus “intereses” en el 'bunkering' en Gibraltar

El ministro Miguel Arias Cañete con el secretario general de Pesca, Carlos Domínguez, el pasado 13 de agosto en Barbate (Cádiz).

Miguel Arias Cañete anunciaba el pasado 13 de agosto que el Gobierno sancionaría a las gasolineras flotantes que operan en las aguas que rodean a Gibraltar, en la declarada como Zona de Especial Conservación (ZEC), en la que de hecho ya está prohibido el bunkering, el trasvase de combustible de un barco a otro. El problema es que el propio Cañete era presidente, hasta que asumió la cartera de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en diciembre de 2011, de una petrolera, Ducar SL, ligada entonces al negocio del bunkering. Al frente de Ducar está hoy su cuñado, Miguel Domecq. 

Pues bien, este lunes, la portavoz parlamentaria del PSOE, Soraya Rodríguez, adelantó que su partido ya ha registrado en el Congreso la petición de comparecencia de Cañete, para que explique sus lazos "con empresas dedicadas a la venta de combustible para buques en el Estrecho". Para que aclare sus intereses en Ducar, de la que es accionista y con la que guarda una "gran vinculación, ahora y también antes de ser ministro". 

Los socialistas consideran necesario que Cañete acuda a la Cámara para que cuente lo que pasó en el Consejo de Ministros del 30 de noviembre de 2012. En esa reunión, el Gobierno aprobó el real decreto 1620/2012, por el que declaraba como ZEC las aguas limítrofes al Peñón –23.641,82 hectáreas frente a la costa de Cádiz–, en disputa con el Reino Unido. Sin embargo, tal y como confesó el pasado junio el propio Ejecutivo en una respuesta a la diputada del PSOE Meritxell Batet, Cañete se inhibió en la votación por una cuestión de conflicto de intereses. La propuesta fue incluso elevada y defendida no por él, sino por su compañero de Exteriores, José Manuel García-Margallo

"El ministro Arias Cañete dijo a todos los españoles que la petrolera en la que tiene acciones e intereses económicos no trabaja en la bahía de Gibraltar. Eso se lo dijo a los españoles, pero, ¿qué dijo en el Consejo de Ministros? –se preguntó Rodríguez–. ¿Qué le dijo a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, cuando le comunicó que, por conflicto de intereses, no podría ni elevar la propuesta para que no se puedan realizar en esa zona ciertas actividades con las que parece que sí tiene muchos intereses? Parece a todas luces que el ministro mintió y que la vicepresidenta nos ocultó un dato de relevancia política muy importante en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del 30 de noviembre". 

Ducar y su relación con el 'bunkering'

El pasado sábado, el ministro de Agricultura desvinculó a Ducar de la práctica del bunkeringbunkering. Dijo que la petrolífera no trabaja en Gibraltar, sino en los puertos de Ceuta y de Gran Canaria y lo que hace es que almacena combustible en tierra, con los buques sólidamente anclados en el muelle. Eso no es lo mismo, afirmó, que las gasolineras flotantes de la bahía de Algeciras, que operan en la ZEC. Sin embargo, hoy la cadena Ser informaba de que parte del fuel acumulado en los tanques de la compañía "proviene o termina" en los barcos nodriza del Peñón. Así, a cambio de un canon anual, la firma arrienda la mitad de sus instalaciones a Vilma Oil, una empresa dedicada a la venta de carburante para buques que transitan por el Estrecho y que reconoce suministrar y avituallarse de fuel procedente de las gasolineras flotantes gibraltareñas. 

El PSOE también quiere que comparezca Sáenz de Santamaría en la Comisión Constitucional, para que explique "por qué no contó" que Cañete "se ausentó de la votación" de declaración de la ZEC "y por qué ni siquiera defendió la propuesta" y en su lugar lo hizo Margallo. Todas estas peticiones se incluirán en el próximo debate de la Diputación Permanente, el órgano que reemplaza al pleno en tiempo de vacaciones. Rodríguez deseó que el PP no se ampare en su mayoría absoluta para eludir contar qué pasó. 

"No es momento de bravuconadas"

Rodríguez fue preguntada durante su comparecencia por la situación actual del conflicto con Gibraltar. En concreto, por la advertencia de Bruselas a España de que la tasa de congestión que pretende imponer para cruzar la Verja es "ilegal", aviso desmentido después por el Ejecutivo

La portavoz parlamentaria volvió a hacer una llamada al "diálogo", a la negociación bilateral de Londres y Madrid. "No es el momento de bravuconadas", señaló. "Claro que hay que respetar la legalidad internacional", añadió, y eso afecta a ambas partes, porque "tirar hormigón al mar para evitar el legítimo derecho de los pescadores a faenar", como ha hecho el ministro principal de la Roca, Fabian Picardo, "también vulnera" la normativa europea. 

Moncloa desmiente a Bruselas y niega que Barroso le dijera a Rajoy que es “ilegal” una tasa en Gibraltar

Moncloa desmiente a Bruselas y niega que Barroso le dijera a Rajoy que es “ilegal” una tasa en Gibraltar

Más sobre este tema
stats