LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Doce asesinatos machistas en quince días destapan fallos en todas las escalas de protección de las mujeres

PremiosJovenes

PREMIOS JÓVENES INFOLIBRE

Valeria Castro: "La cultura es un arma para la revolución pacífica"

Valeria Castro en concierto en Logroño en enero de 2024.

El Ateneo de Madrid acoge el próximo 11 de julio la primera edición de los Premios Jóvenes infoLibre, que reconocen la trayectoria de cuatro menores de 35 años que representan con su trabajo y compromiso los valores que defendemos en este periódico. Los galardonados son la cantante Valeria Castro (Premio a la Cultura), el escritor y youtuber Daniel Valero Tigrillo (Premio a la Igualdad), los estudiantes de la Acampada por Gaza (Premio al Compromiso Social) y la jefa de metaverso en Telefónica, Saray Arranz Cancho (Premio a la Innovación).

La cantautora Valeria Castro (La Palma, 1999) es una de las nuevas voces más interesantes de la música española. Su sugerente universo reivindica el lado humano de la vida y el folclore canario aliado con la canción de autor. A sus 25 años, los premios y los reconocimientos ya la sitúan como una artista consagrada en España y Latinoamérica. Por eso, recibirá el Premio Joven infoLibre a la Cultura por su defensa de la música de su tierra y de sus raíces, por su compromiso, sus composiciones cargadas de sororidad y la verdad que desprende. Valores todos ellos compartidos con este diario.

Medalla de Oro de Canarias 2024, Mejor artista emergente y Mejor álbum de música de raíz en los Premios MIN de la Música Independiente, galardonada en los Premios de la Academia de la Música por tu colaboración con Vetusta Morla, nominada al Goya (también por tu unión con Vetusta Morla) y al Latin Grammy. ¿Se acostumbra una a tanto reconocimiento? Y ahora encima llega también el de infoLibre.

(Risas). La verdad es que es un orgullo que haya gente que esté mirando hacia lo que hago. Y más un premio de este calibre de infoLibre, que tiene para mí otro poder porque viene de gente que informa y que mira el mundo con actitud crítica. Que ese ojo valore lo que hago me hace sentir muy honrada.

Además es un premio a la cultura, que para nosotros es muy importante. ¿Qué puede hacer la cultura para poner orden a esta mundo desordenado y siempre crispado?

La cultura es mi forma de vida. Yo parto y lucho desde la cultura, que es una buena arma para sanar un poco el mundo y para poner los principios sobre la mesa. Canto sabiendo que con la música se llega más dulcemente y directamente al corazón de la gente. Por eso me parece muy importante que cuidemos la cultura para que esa arma sea la única que podamos usar para la revolución pacífica. Desde ese punto tan bonito actúa la cultura.

Eso es algo tú eso lo vives cada vez que sales a cantar, porque es un instante en el que todo el mundo está unido, independientemente de lo que piense o de donde venga. Eso de que todo el mundo cante a la vez la misma canción es prácticamente magia.

Pues la verdad es que sí, totalmente. Es de los pocos momentos en los que la sinergia converge ahí, en una única letra y una única melodía, y con tantos ojos que miran casi a una única persona. Para mí eso es una responsabilidad muy grande. Y, por eso, si sabes que tanta gente va a cantar al unísono lo que tú estás contando, que sea algo que importe, que tenga un mensaje y pueda reivindicar lo que sea importante para una.

Intento ser honesta para, casi por un acto de egoísmo, luego no tener que dar otra versión. Yo creo que en este oficio hay que cantar desde un punto muy emocional, y para mí la emoción reside en la verdad que una tiene y defiende

Eso lo haces tú en todas tus canciones, como en La raíz, que escribiste a La Palma, o tantas otras. Y se me ocurre: ¿es en tus canciones donde está la auténtica Valeria?

La Valeria de verdad se ve en todas partes (risas), pero sí que siento que no tengo que esconderme detrás de unas canciones, y que no tengo unas canciones que luego no definen a la Valeria del día a día. Claro que hay cosas que me guardo para mí misma, pero también intento que se vea la definición de una misma en lo que estoy cantando. Intento ser honesta para, casi por un acto de egoísmo, luego no tener que dar otra versión. Yo creo que en este oficio hay que cantar desde un punto muy emocional, y para mí la emoción reside en la verdad que una tiene y defiende.

Intento jugar como un caballo de Troya, asumiendo que soy aún chiquita pero, a partir de ahí, poner mis ideales y lo que quiero contar a la gente

Concretamente, te damos el Premio infoLibre Joven a la Cultura. ¿Tienen los jóvenes mucho más que decir de lo que ya de por sí dicen?

Primero, gracias por hacer unos premios que miren hacia los jóvenes. En una de mis canciones hablo de la experiencia de las aprendices, y yo vivo como un privilegio que a pesar de ser joven y estar todavía empezando ya hay muchos ojos mirándome. Me siento muy honrada. Pero también pienso mucho en la gente de mi generación, y de generaciones aledañas, que puede de alguna manera sentirse opacada al no tener tanta atención. Por eso es importante para mí saber diferenciar el privilegio que tengo para poder usar el altavoz para defender lo que me importa, que son también los jóvenes. Intento a veces incluso jugar como un caballo de Troya, asumiendo que soy aún chiquita pero, a partir de ahí, también poner mis ideales y lo que quiero contar a la gente. Me parece maravilloso, por cierto, compartir este premio de infoLibre con la acampada por Gaza. Es muy bueno que se premie esa valentía juvenil en las universidades para defender su posición ante una injusticia que te corroe. Con la valentía que la juventud te da hay que empezar a actuar llegue a donde llegue, salga como salga, pero siempre con la honestidad de hacer lo que a una le nace.

Cantautora, mujer, canaria, 25 años. ¿Un caso único?

La verdad es que esas son las típicas palabras de gente silenciada: mujer, cantautora, canaria y 25 años. Soy muy consciente de ello. Históricamente se ha querido silenciar a mucha gente que tiene mis características, y por eso siento como un privilegio este altavoz que me han podido ceder.

Aprovechando ese altavoz, ¿nos recomiendas artistas que tengamos que conocer un poco con tus características?

Ay. Me sale María de la Flor, que es una cantautora maravillosa. O Anna Colom. No sé, hay muchísima gente. Debería tener una lista ya hecha para sacarla del cajón en estos casos (risas). Eso sí, solo me sale recomendar mujeres, porque es lo que me sale en mi escucha activa. El radar lo tengo puesto ahí y lo miro con mucho mimo y cariño.

Hace no mucho publicábamos un artículo sobre la poca presencia de mujeres en los festivales que me acabas de recordar. ¿Esto cómo lo ves tú desde dentro?

Lo veo desesperante ya casi. Sobre todo, porque parece que de repente algunos se han puesto de acuerdo en darnos un poquito de espacio, pero otros no. Pero la evidencia es la evidencia cuando ves los carteles y todavía falta mucho para que esto sea real y no solo un pequeño parche para tapar esa ausencia de mirada hacia la mujer.

Eres uno de los rostros jóvenes más populares de Canarias ahora mismo. ¿Cómo te gustaría aprovecharlo?

Es una responsabilidad que abruma y, efectivamente, muchas veces piensas cómo quieres utilizar este altavoz. Yo me dedico a la música y miro socialmente a mi entorno como ciudadana, y ahí veo por ejemplo todo el movimiento contra la masificación del turismo en Canarias, que yo también defiendo. Como rostro canario me gustaría darle el altavoz a las cosas que me importan y repartir el foco. Por eso, defendería los orígenes, las raíces. Que no se nos olviden los sitios pequeños y que nos miren desde un punto de vista crítico a favor de quienes viven allí, de la tierra, y que no solo sea Canarias un paraíso turístico, porque también es el hogar de muchas familias y mucha gente que tenemos ahí nuestra vida y nuestra historia y la seguiremos teniendo siempre que esta sociedad y este mundo nos deje.

Mi raíz es la isla de La Palma, porque las raíces también son colectivas y no las crea una misma sino el entorno. Mi raíz es mi madre, mi padre, mi abuela, mi gente, y saber que están ahí

Si hay una palabra que siempre se asocie contigo es raíz. ¿Qué es para ti esa raíz?

Valeria Castro, Daniel Valero 'Tigrillo', Acampada por Gaza y Saray Arranz, Premios Jóvenes infoLibre

Valeria Castro, Daniel Valero 'Tigrillo', Acampada por Gaza y Saray Arranz, Premios Jóvenes infoLibre

Yo creo que es el anclaje a tierra en mi vida misma. Y saber que partiendo de ahí no va a haber nada que me abrume tanto como para acabar conmigo. Mi raíz es la isla de La Palma, porque las raíces también son colectivas y no las crea una misma sino el entorno. Mi raíz es mi madre, mi padre, mi abuela, mi gente, y saber que están ahí.

¿Cómo marca haber nacido en tierra de volcanes?

Para mí lo marca todo, porque soy muy consciente de que mi personalidad y mi forma de mirar el mundo nace desde la educación que tuve ahí y de haber sido de ahí. Ahora estoy viviendo en Madrid para estar en el centro de toda esta gira y notas la diferencia. Haber venido de un sitio donde las cosas son diferentes me da la perspectiva para entender que por eso mi mensaje es el que que es. Para mí, venir de una tierra de volcanes lo es todo.

Más sobre este tema
stats