LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La reforma de la jurisdicción universal permitirá reabrir casos que quedaron impunes tras el recorte del PP

Salvajismo ilustrado

Pako Martí

Oriente próximo agoniza en la UCI de críticos, mientras Netanyahu bombardea y arrasa Gaza. Tierra quemada. La franja muere días tras día sin opción a UCI. La calaverada bélica surca el torrente sanguíneo con una cruel planimetría forense. No hay tregua. La vida vale lo que un loco tarda en ajustar la mira o el gatillo.

 Los muertos civiles no son daños colaterales, son crímenes de lesa humanidad, contemplados por la Corte Penal Internacional, la misma que este genocida del siglo XXI se pasa por el forro y no reconoce. Todo acontece tras el perfil bajo de la comunidad internacional, que sabe perfectamente que el objetivo del Derecho Internacional Humanitario es la protección de la población civil abordada en el IV Convenio de Ginebra de 1949. Conciencia, respeto y cordura. No me jodan.

La retina tarda poco en acostumbrarse al dolor humano, a la barbarie y a la sinrazón provocada por asesinos que tienen el poder de decidir quién vive y quién muere

El torrente sanguíneo lo surca de regular modo, aunque con menos armamento, Hamás. La Yihad Islámica, al igual que Hamás, no son más que piraos religiosos que con su guerra santa arrastran desde la Edad Media el abuso, la vejación y el borrado de la mujer, la cultura y el conocimiento, soterrándolos en pos de la premisa de que todos los individuos deben someterse a la voluntad de Alá, el único y verdadero dios existente. La profesión de fe, la oración, el ayuno y la peregrinación a La Meca son sus absurdos pilares. Religión. Gente de gatillo fácil, como ilustraron las salvajes imágenes del festival Tribe of  Nova, en el sur de Israel. Asesinos que matan a degüello, sin contemplaciones, siglo tras siglo

El torrente bélico se retrasmite entre la ensalada y la tortilla de patatas. La retina tarda poco en acostumbrarse al dolor humano, a la barbarie y a la sinrazón provocada por asesinos que tienen el poder de decidir quién vive y quién muere. Esto no debería estar pasando, y maldigo y condeno desde el único lugar que puedo a los responsables del salvajismo ilustrado en oriente próximo.

________________

Pako Martí es socio de infoLibre.

Más sobre este tema
stats