Clip exclusivo: llega a los cines el alma al desnudo de Joaquín Sabina bajo la mirada de Fernando León

El próximo 17 de noviembre llega a los cines Sintiéndolo mucho, el documental sobre Joaquín Sabina dirigido por Fernando León de Aranoa, quien ha 'perseguido' al artista cámara en mano durante los últimos trece años. Un retrato único, del que estrenamos un clip en exclusiva en infoLibre, que recorre todos los escenarios del músico y poeta, públicos y privados, luminosos y ocultos. Un recorrido por las claves de su vida y de su trabajo: por lo que le mueve, por lo que le inspira, por lo que le duele, desarrollado siempre a partir de situaciones vivas, compartidas, entre cantante y cineasta. 

En este clip vemos a Joaquín Sabina preocupadísimo antes de un concierto por el alcance de la cogida que esa misma tarde sufrió su amigo el torero José Tomás en 2010 en la plaza mexicana de Aguascalientes. "Tampoco puedo subirme ahí y no decir que a este hombre le están operando. Con los planecitos tan bonitos que tenía, qué carajo", dice en un momento dado, mientras se escucha el ruido del público de fondo y una asistenta personal trata de enterarse por teléfono del estado de salud del diestro.

Con esa terrible intranquilidad y el susto en el cuerpo, el músico trata de calmarse agarrando la guitarra en el camerino para entonar una sentida De purísima y oro. Concretamente, estos versos en los que el jienense ve claramente representado en ese momento a José Tomás: "Lo dejo en buenas manos, matador. Y, luego, el reservao en Gitanillos. Y, después, la paella de Riscal. Y, la tarde del manso de Saltillo, un anillo y unas medias de cristal. Niño, sube a la suite dos anisetes, que hoy vamos a perder los alamares. De purísima y oro, Manolete. Cuadra al toro, en la plaza de Linares". Algunas de las imágenes más impactantes del documental no son, como podría pensarse, las nunca hasta ahora vistas de esa gravísima cogida de Tomás, sino las del torero justo antes de entrar en la plaza, con la mirada perdida y doblando el capote con una precisión obsesiva. Se percibe en la película cómo Fernando León establece cierto paralelismo entre el riesgo de José Tomás en la plaza y el de Joaquín en el escenario del WiZink Center, cuando se precipita al vacío durante su concierto con Serrat, el 12 de febrero de 2020.

"Sintiéndolo mucho no es un documental a mayor gloria de un artista, sino un trozo de vida de un cantante y creo que eso lo agradece también la gente que lo ha visto", resumió Sabina semanas atrás en la presentación de la cinta en el Festival de Cine de San Sebastián. "Mi mujer, nada dada a echar piropos fundamentalmente a mí, dijo que Fernando me había sacado el alma. Me pareció una enorme grosería porque ya me da bastante vergüenza enseñar el culo como para enseñar el alma", bromeaba entonces.

León de Aranoa, por su parte, explica que esta película es un "extraño privilegio" que, como cineasta, quiere compartir con el público: "el de pasar un rato a solas con Joaquín cuando no es Sabina. Hace ya trece años comencé a rodar con él, a acompañarle en su día a día, en los ensayos, las giras, en su entorno. Para retratar al artista, sus momentos mejores y peores, y su personalidad, tan ligada a su obra, a su creatividad. Ante todo, ha sido muy divertido”.

Sintiéndolo mucho es una producción de Reposado, BTF Media y Sony Music Spain que supone el primer trabajo de estas características sobre Joaquín Sabina. Coordinar durante tantos años las complejas agendas de músico y cineasta, tan condicionadas por las giras de uno y los rodajes del otro, ha sido posible gracias a la amistad que se tienen Joaquín y Fernando, y a las enormes ganas de que esta película se hiciera realidad.

Este documental es un retrato de Joaquín Sabina sin bombín, hecho a muy pocos centímetros de su piel, con nocturnidad y alevosía, por su amigo, el cineasta Fernando León de Aranoa. Un relato como su voz, áspero, directo y sin ecualizar, que cuenta sin atenuantes la intimidad del artista, sus bambalinas, su cara B. Que comienza cuando baja del escenario, que le acompaña en lo cotidiano, y así en lo inesperado: en la risa y en el drama.

"LA ESTRATEGIA: ESTAR"

"La estrategia: estar", destaca el director: "Estar en los momentos que cuentan. Estar en el taller, en las entrañas mismas del proceso de creación de las canciones. Estar de gira a su lado, en Latinoamérica. Estar en el último concierto que daría en Las Ventas. Acompañarle a su ciudad natal, donde se le homenajea tras un largo desencuentro. Estar con él de fiesta, claro, de borrachera: ¡que el fin del mundo te pille bailando!"

Y aún prosigue: "Y regresar a los espacios donde las cosas sucedieron por primera vez: al primer escenario que pisó, con catorce años, en su Úbeda natal. Al teatro de Madrid, hoy cerrado, en el que grabó un doble en directo que cambió el curso de su carrera. A la pequeña estación de tren de provincia que fue la puerta por la que salió al mundo. Acompañarle también en los momentos difíciles. En las horas previas a un concierto, cuando Joaquín se hace como puede con el miedo y evoca a los toreros: su toro es el público. En el estudio de grabación, cuando la voz no está la altura de sus deseos. Acompañarle en la tragedia, la tarde que José Tomás casi pierde la vida en Aguascalientes. Estar a su lado esa misma noche, en concierto, con la emoción en la voz, los pies en el escenario y la cabeza en el hospital en el que operan a un amigo a vida o muerte".

"Estar y filmarlo. Vivirlo, para luego, en la mesa de montaje, transmitir con precisión lo que experimenté mientras lo rodaba", termina León.

Sabina presenta en San Sebastián su documental: "Es una maravillosa manera de salir de tanta tristeza"

Sabina presenta en San Sebastián su documental: "Es una maravillosa manera de salir de tanta tristeza"

Más sobre este tema
stats