'El buen patrón' impone su autoridad en unos Goya que dejan sin nada a 'Madres paralelas'

Los actores José Sacristán, Goya de Honor, Javier Bardem, Goya a Mejor Actor Protagonista, y el director Fernando León de Aranoa, Goya a Mejor dirección.

De Málaga a Valencia pandemia mediante, vuelven los Goya de antes. Fernando León de Aranoa se corona y El buen patrón ajusticia su autoridad en unos Goya que dejan sin nada a las Madres paralelas de Pedro Almodóvar. Se cumple una máxima heredada relativamente básica: cuando gana el jefe, pierden las mamás.

Seis premios Goya ha ganado El buen patrón. A saber: Mejor película, mejor director, mejor actor protagonista, mejor guión original, mejor música original y mejor sonido. Seis están fenomenal. Cuando son seis de veinte igual ya la cosa flaquea, quizás. "Lo que nos den, lo cogeremos", bromeaba Aranoa en conversación con infoLibre

Pues más allá de lo cuantitativo, El buen patrón se ha llevado lo mejor: lo cualitativo. Ya de por sí refrendado por ese medio millón de euros largo recaudado en taquilla desde su estreno el pasado otoño. Tres millones y medio de espectadores no pueden estar equivocados. O sí (por supuesto que sí). Pero no en este caso.

Maixabel, de Icíar Bollaín, se quedó con tres, mismo número que Mediterráneo. Las leyes de la frontera llegó hasta cinco pero, claro, bueno, hablamos de categorías técnicas que son mal consideradas menores. Así, a grandes rasgos, se repartieron los premios Goya en una velada sin demasiadas estridencias.

Una noche de sábado en la que se habló de temas que pertenecen a una noche de sábado. Tal es el poder del cine. Aranoa, ha dicho, de hecho, que en los últimos años ha habido reformas laborales "muy dañinas" y ha celebrado la que se acaba de aprobar porque "mejora muchos aspectos" aunque "no todos".

"No deja de tener gracia que justo esta semana cerramos una especie de ciclo, aquí en España hay una nueva reforma laboral que mejora muchos aspectos, no todos, pero hay que celebrarla aunque haya mucho camino". Dicho esto a los periodistas, ha expresado su deseo de que esta película esté contada desde un "ángulo que no envejezca" para que todo el mundo la sienta cercana dentro de 20, 30 ó 40 años. "Cuando sale, las películas perduran", ha remarcado.

Con sus 20 nominaciones, El buen patrón logró superar las 19 de Días contados de hace 28 años pero no ha logrado batir el récord alcanzado con Mar adentro, que se llevó 14 Premios Goya en 2005 y convierte a la cinta de Alejandro Amenábar en la más galardonada de la historia de los premios Goya.

En cualquier caso, el Goya a la mejor dirección a Fernando León de Aranoa hace que empate con Pedro Almodóvar como el cineasta más galardonado en esa categoría, ambos con tres galardones. En esta ocasión, el director manchego, con otra de las favoritas de la noche, Madres paralelas, se ha ido de vacío a pesar de que competía en ocho candidaturas. Su actriz protagonista, Penélope Cruz, la más nominada de la historia con 13 menciones, no ha podido llevarse este reconocimiento.

Ese ha sido el reparto más destacado de una noche sin estridencias. Premios repartidos y muchas referencias al amor. Como la de Javier Bardem a su pareja, Penélope Cruz, y a su madre, Pilar Bardem. "Me enseñó a vivir, me enseñó el amor y la pasión por este oficio tan hermoso y tan importante", dijo el actor sobre su progenitora. "Amor incondicional a Maixabel Lasa por hacer de este mundo un lugar mejor. Mi amor incondicional a Juan María Jáuregui, el protagonista de todo esto. Él y todas las personas que se fueron de forma absolutamente injusta", dijo Blanca Portillo al recoger su premio a mejor actriz.

Carmen Machi fue la encargada de abrir la 36ª ceremonia de estos Premios Goya lanzando un mensaje de agradecimiento al público "por dar la oportunidad al cine español de seguir en sus vidas". "Hoy es la gala del reencuentro entre nosotros, los que hacemos el cine, y los espectadores. Muchas gracias por darnos la oportunidad de seguir en vuestras vidas a través de lo que sabemos hacer, el cine", señaló la actriz tras la interpretación de una versión de Libre por parte de las artistas Jedet, Bebe y Cristina Castaño.

"No todo ha sido malo, ha habido muchas cosas buenas, como mirarnos a los ojos con el anonimato, que ha regalado misterio. Como el misterio del cine, que es un lugar de encuentro, donde reímos, lloramos, nos enfadamos y queremos que siga siendo así", ha reivindicado.

Machi, quien ha iniciado su intervención en valenciano, ha ironizado con que en esta etapa "tan difícil" que se está viviendo con la pandemia de coronavirus, se han dado "tantas escenas berlanguianas en la casa, en las calles o en las instituciones". "Seguro que Berlanga nos hubiera animado a reírnos del presente, incluso en plena pandemia: estos tiempos dan para películas berlanguianas", ha comentado con humor. "En lugar de esperar a los americanos con alegría, esperamos los fondos de la Unión Europea. En lugar de sentar a un pobre a nuestra mesa, sentamos a un positivo en Navidad", ha lanzado.

José Sacristán era el Goya de Honor. Oye, privilegio. "Me siento muy orgulloso de ser uno de los doce primeros de esforzada tropa", ha señalado Sacristán entre aplausos, con un discurso leído a modo de monólogo teatral. "Familia, amigos, compañeros, vecinos, gracias por vuestra cordialidad y compañía. Y gracias al público, a todos esos hombres y mujeres que, cada año, y hace ya 60, bien en manojo o bien en ristra, me siguen comprando los ajos", ha destacado.

Y qué tan inocuo. Vaya gala rollo. Parece mentira. Pasan los años por nosotros pero los Goya son, efectivamente, de piedra. Ya nos vale, después de todo lo que no vamos ni a comentar porque ya veremos cómo lo arreglamos. Rollo. Nos pasan tantas cosas y parece que a los Goya no les pasa nada.

León de Aranoa: "¿Qué más Marca España quieres que Javier Bardem y Penélope Cruz?"

León de Aranoa: "¿Qué más Marca España quieres que Javier Bardem y Penélope Cruz?"

Más sobre este tema
stats