Festivales

Fantástico (y terrorífico) Sitges

El cartel del festival de Sitges.

Recuerda Ángel Sala, el director del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges cómo, allá por 1992, se sentó a tomar una cerveza con un joven director que andaba solo y medio perdido entre la marabunta de público, autores, proyecciones, disfraces de zombies y escandalosos gritos de terror que se dan cita cada año desde hace 46 en la soleada localidad barcelonesa.

Allí, mano a mano, los dos se pusieron a hablar “como locos” de cine, su pasión compartida. Aquel novato y desorientado cineasta no era otro que Quentin Tarantino, uno de los varios descubrimientos de los que Sala y su equipo pueden jactarse de haber empujado a la fama y el reconocimiento.

Con esa misma premisa, la de explorar, revelar y difundir las mejores películas del género “más popular, el que lidera las cifras y genera nuevas expectativas artísticas y que es una fuente inagotable de talento desde el cine mudo hasta nuestros días”, en palabras de Sala, el también guionista y crítico presentó ante los medios la próxima edición del certamen, que se celebrará entre el 11 y el 20 de octubre.

Entre las novedades, la principal se concentra en una sección oficial reforzada este año en detrimento de otros apartados paralelos, como el de cine asiático o de animación, afectados por una reducción de presupuesto que, en cualquier caso, no resulta excesivamente preocupante, según hizo saber Sala, que invocó a los patricinadores públicos y privados como tabla de salvación. “El año pasado proyectamos 187 películas frente a las 150 de este año, por lo que la reducción no es sustancial”.

Dentro del apartado mayor, el que reparte los premios (aunque ninguno con dotación económica), destacan entre los 42 títulos a concurso propuestas de directores consagrados como Alejandro Jodorowsky, con La danza de la realidad; Nicolas Winding Refn, con Only God Forgives; Eli Roth, con The Green Inferno (la “bomba gore de este año”, dijo Sala, “un homenaje a Holocausto Caníbal y Caníbal Feroz); Takashi Miike con Lesson of Evil o Jim Jarmusch con Only Lovers Left Alive.La danza de la realidadOnly God ForgivesThe Green InfernoHolocausto CaníbalCaníbal FerozLesson of Evil Only Lovers Left Alive

Junto a los grandes nombres compiten este año algunas óperas primas, como Mindscape, de Jorge Dorado, o Hooked up, de Pablo Larcuen,MindscapeHooked up una película rodada en Barcelona con un iPhone. Todos luchan por los máximos honores en una edición que clausurará con The Sacrament, de Ti West, The Sacrament,yque ha elegido como imagen de su cartel un carrito de bebé en llamas que evoca el clásico de Roman Polanski La semilla del diablo, “que habla de que el mal está en todos los lugares y se disfraza de cotidianidad, un mensaje bastante alegórico para nuestro tiempo”.

El fenómeno del cine low cost, low cost, el de películas hechas con escasos medios y materiales y en ocasiones usando imágenes caseras pregrabadas, es uno de los que más se ha querido cuidar y poner en valor en esta edición. “Lo importante es no quedarse atascado en un modelo fijo, porque hay mucha transformación en el cine de hoy”, señaló el director. "Y ahora hay mucha gente que quiere hacer cine sin esperar a que le produzcan”.

Ante la avalancha de creatividad, ellos se ponen por misión hacer las veces de “filtro”. “Para que tampoco confundamos al espectador y para no ahogar la perspectiva”. De las 700 películas que los “cinco o seis” seleccionadores del festival han visionado, más de cien se encuadran dentro de este tipo de propuestas, entre las que Sala destacó títulos como La tumba de Bruce Lee, de Canódromo Abandonado, o Capa Caída, de Santiago Alvarado.

Más allá de las proyecciones, Sitges llega cargado de actividades complementarias, como presentaciones de libros cinematográficos o clases magistrales con directores como Takeshi Miike. El premio honorífico de este año recaerá en el actor mallorquín Simón Andreu, protagonista de películas como La novia ensangrentada, de Vicente Aranda, o La chica de Vía Condotti, de Germán Lorente, y también será homenajeado el director holandés Alex Van Warmerdam, autor de la reciente Borgman. Y aún hay más, según prometió Sala, aunque por ahora, queda en suspense.

La fábula sobre refugiados 'Jupiter's moon' gana el 50 Festival de Sitges

La fábula sobre refugiados 'Jupiter's moon' gana el 50 Festival de Sitges

Más sobre este tema
stats