MÚSICA

Dejad que los niños se acerquen a Lorca: poesía, flamenco y rock en Fuente Vaqueros

José Antonio García con los alumnos en el patio de la casa de Lorca

Retumba el patio de la casa natal de Federico García Lorca con las voces de los estudiantes del IES Fernando de los Ríos. Fuente Vaqueros entero se estremece. "La luna es un pozo chico, las flores no valen nada. Lo que valen son tus brazos cuando de noche me abrazan", cantan a coro para arropar la voz principal de José Antonio García, cantante de la emblemática banda de rock granadina 091.

Todos a una. Así han grabado una nueva versión, a medio camino entre el flamenco y el rock, de Zorongo gitano, una de las piezas que Lorca grabó al piano con La Argentinita en 1931. Y casi un siglo después, el poeta vuelve a cobrar vida en la casa misma donde nació, a través de gargantas que cantan y manos que los instrumentos tocan. En la calle de la Trinidad número 4 de Fuente Vaqueros (hoy calle Federico García Lorca).

Esta vindicación de Federico es, y aquí está lo original, un proyecto ideado por el profesorado del mencionado IES Fernando de los Ríos de Fuente Vaqueros, que tiene como objeto recuperar el cancionero de Lorca haciendo una reinterpretación desde el prisma del flamenco y el rock. En este curso, y como experiencia piloto, el alumnado ha grabado este Zorongo gitano dándole una vuelta de tuerca tan honesta como formidable.

La canción la han grabado el coro del IES junto con guitarristas flamencos y piano, todos ellos parte del alumnado y el profesorado, en colaboración con José Antonio García, cantante de 091. El videoclip, colofón de esta inédita iniciativa curricular, se ha rodado en la Casa Museo Natal de Federico, bajo la producción del alumnado de la escuela de imagen y sonido Curva Polar de Granada. Todo queda en casa, nunca mejor dicho.

"Hace menos de un año llegamos un par de profesores nuevos al IES y enseguida vimos que las posibilidades de trabajar con Lorca con los niños son grandes", apunta a infoLibre Nicolás Hernández, profesor de Música del instituto Fernando de los Ríos, quien añade: "Este es el pueblo de Lorca y aquí todo es lorquiano. Sin embargo, nos daba la sensación de que Lorca estaba muy desconectado del alumnado. Nos dimos cuenta de que realmente se conocía a Lorca desde la cascarilla. Y eso no puede ser".

Y prosigue: "Queríamos recuperar la figura de Lorca, que es inmortal porque su poesía es muy moderna. Estamos en la tierra de Federico, tenemos que hacer que los niños no se olviden de él. Cuando empezamos a ensayar me di cuenta de que la poesía de Lorca está viva y conecta porque es un personaje muy liberador, muy inteligente, con una manera de escribir que ha abierto camino".

La participación del cantante de 091 ha sido capital para el resultado final, así como para que la iniciativa trascendiera más allá de las aulas hasta convertirse en todo un homenaje de los fuenterinos de hoy al fuenterino más universal y atemporal. "Se trata de reivindicar la figura de Lorca, que es el más grande de los poetas del siglo XX y además de mi tierra", resume García, quien además defiende que Federico es "siempre actual". "Cada vez que le leo descubro cosas nuevas", apostilla.

El músico, que tiene casa en Fuente Vaqueros, explica que allí están "rodeados de Lorca por todos lados", lo cual hace aún más emocionante si cabe conocer su historia: "Aquí es muy cercano en el sentido de que cualquier persona mayor todavía te cuenta cosas suyas. De hecho, la tía abuela de mi mujer tiene una poesía que le escribió el propio Lorca. Es todo muy cercano todavía, como si fuera de uno".

El objetivo último de esta reinterpretación es aunar el flamenco, el rock y Lorca en una experiencia que ayude a integrar al alumnado para, así, mantener viva la tradición lorquiana adaptándola a otros lenguajes que no son los tradicionales. Actualizar el legado infinito de quien de alguna manera sigue y seguirá siempre vivo mientras haya una única persona que recite sus versos. "Queremos acercar un poco a Lorca a la juventud de ahora", subraya García.

Hernández, por su parte, lamenta que la mayoría de estos chavales "no habían pateado la casa natal de Lorca" y, si acaso, la habían visitado en alguna ocasión con el colegio y poco más. "Pero es que la casa de Lorca tiene que ser su casa", recalca, al tiempo que rememora la "fuerza que tiene el sitio donde nació Federico: "Imagínate cuando grabamos el videoclip, con los niños cantando en el patio este Zorongo gitano, que es tan de desamor".

Asegura el profesor, asimismo, que esta grabación ha creado un "pequeño revuelo" en el pueblo. "Es como que por fin Lorca y los niños se vuelven a conectar", lanza, para luego relatar que él lleva apenas "siete u ocho meses" en el instituto. "Y esta mañana he ido a comprar el pan y la panadera me ha dicho que esto tan bonito lo cantaba ella cuando era pequeña y que eso no se puede perder. Me siento como el papa Francisco por las calles", cuenta divertido.

Llegados a este punto, imagina Hernández a un Lorca actual involucrado "en el trap o el hip hop", géneros musicales donde hay "letristas realmente brutales". "Él fue muy rompedor y yo creo que el rock ya ha perdido la capacidad de romper esquemas. Lo que está rompiendo ahora es el trap, que por edad me ha pillado un poco fuera de juego y no lo entiendo bien, pero veo que ahí hay mucho arte", plantea.

García, cantante de 091 desde 1981, por su parte, bromea al asegurar que si Lorca fuera de su generación "seguramente" serían "súpercolegas" los dos. "Creo que le hubiera molado mucho el rock y si hubiera vivido en los ochenta los habría revolucionado. Ya fueron una revolución, pero con él hubiera sido mucho más por su creatividad tan inmensa", fantasea, para rematar con una sentencia irrefutable: "Lorca no va a morir nunca".

Marwán: "Vivimos en un sistema neoliberal feroz, un sálvese quien pueda que se lleva todo por delante"

Marwán: "Vivimos en un sistema neoliberal feroz, un sálvese quien pueda que se lleva todo por delante"

Más sobre este tema
stats