Premios Príncipe Asturias

El Príncipe de Asturias de las Letras, para Antonio Muñoz Molina

Antonio Muñoz Molina.

En un vuelco en la trayectoria marcadamente internacional de los premios Príncipe de Asturias, el escritor jienense Antonio Muñoz Molina (Úbeda, 1956) ha sido proclamado hoy ganador en su categoría de Letras de esta edición. En competencia con una veintena de literatos de todo el mundo, entre ellos los también españoles Antonio Carvajal y Francisco Brines, poetas, y el escritor Luis Goytisolo, el autor de El jinete polaco ha sido galardonado 15 años después que el último Príncipe de Asturias nacional (el último en lengua castellana fue el del mexicano de origen guatemalteco Augusto Monterroso, en 2000), el poeta, ensayista y traductor Francisco Ayala, premiado en 1998. 

La Fundación Príncipe de Asturias (FPA) ha querido destacar su carácter de "intelectual comprometido y observador escrupuloso de la realidad". "Muñoz Molina concibe la escritura como un atesoramiento personal de experiencias compartidas, como “una persecución del fugitivo momento en que el recuerdo se trueca en deslumbradora certeza estética”.

Narrador, ensayista, articulista y miembro de la RAE, Muñoz Molina comenzó su carrera como columnista en el Diario de Granada, una colaboración que fructificó el su primer libro, El Robinson urbano, un compendio de sus artículos editado en 1984. Formado en historia del arte y periodismo, Muñoz Molina ha publicado desde entonces títulos como Beltenebros (1989), Plenilunio (1997), Sefarad (2001) o, más recientemente, La noche de los tiempos (2009) y Todo lo que era sólido.

"Periodismo y literatura se funden en su obra, de estilo sobrio, refinado y depurado, sin artificios innecesarios y cierto tono melancólico", añade la FPA. 

Colaborador de diarios como ABC o El País, el escritor ha recibido diversos galardones a lo largo de su carrera, entre ellos el Nacional de Narrativa, primero por El invierno en Lisboa (1987) y posteriormente por El jinete polaco. Su última distinción, el premio Jerusalén, que se entrega cada dos años en la Feria Literaria de Jerusalén, fue concedida en medio de la polémica.

Ocho intelectuales - Stéphane Hessel, Roger Waters, Ken Loach, Paul Laverty, Luis García Montero, John Berger, Alice Walker y Breyten Breytenbach-, firmaron un manifiesto en el que expresaban su repulsa por el premio, que otorga el ayuntamiento de la ciudad, al considerar que este era el “cerebro de la colonización de Jerusalén Oriental”. El escritor aceptó el reconocimiento, y respondió al boicot criticando su intolerancia.

Muñoz Molina está casado con la también escritora Elvira Lindo, y ambos viven a caballo entre Madrid y Nueva York, donde él dirigió el Instituto Cervantes. El escritor sucede al estadounidense Philip Roth, ganador del Príncipe de Asturias de las Letras de 2012 y al músico y novelista canadiense Leonard Cohen, galardonado en 2011. 

El jurado, presidido por el director de la RAE, José Manuel Blecua, está formado por los académicos Luis María Anson y Carmen Riera y por Andrés Amorós Guardiola, Xuan Bello Fernández, Amelia Castilla Alcolado, Juan Cruz Ruiz, Luis Alberto de Cuenca, José Luis García Martín, Álex Grijelmo García, Manuel Llorente Manchado, Rosa Navarro Durán, Fernando Rodríguez Lafuente, Fernando Sánchez Dragó, Diana Sorensen, Sergio Vila-Sanjuán y José Luis García Delgado como secretario.

Los Premios Príncipe de Asturias, destinados a premiar “la labor científica, técnica, cultural, social y humanitaria realizada por personas, instituciones, grupos de personas o de instituciones en el ámbito internacional”, están dotados con una escultura de Joan Miró, la cantidad en metálico de 50.000 euros, un diploma y una insignia. Los galardones serán entregados en otoño en Oviedo, en un acto presidido por el Príncipe de Asturias.

Antonio Muñoz Molina: "El recuerdo te lleva a sitios que no son muy agradables"

Antonio Muñoz Molina: "El recuerdo te lleva a sitios que no son muy agradables"

Más sobre este tema
stats