Crisis en la eurozona

¿Qué votarías en el referéndum griego? Figuras de la cultura se mojan

Un grafiti reza 'El pueblo dice 'No', en Atenas, junto a un banco cerrado.

"¿Debe ser aceptado el plan propuesto por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional en el Eurogrupo el 25-6-2015?". En esta pregunta se resume –la pregunta es bastante más larga– el galimatías al que tendrán que hacer frente los griegos el próximo 5 de julio, en el referénfum convocado por el Gobierno de Syriza

Pero la pregunta va más allá, y así lo ha comprendido el pueblo griego: "¿Quiere usted aceptar un paso más en las políticas de austeridad de la troika, o prefiere rechazarlas y arriesgarse a que el país salga del euro?". Esa es la papeleta de Damocles a la que se enfrentan los votantes, sabiendo, además, que de su respuesta depende el futuro de todo un país. 

Mientras 9,8 millones de ciudadanos helenos tratan de decidirse antes del domingo, distintas figuras de la cultura española consultadas por infoLibre hacen un ejercicio de ficción: ¿Qué votarían si vivieran en Grecia? Sus respuestas van de no rotundo a la duda.

Almudena Grandes

Escritora

"Votaría no, por tres razones. En primer lugar, por dignidad nacional. Me parece intolerable que convocar un referéndum, que escuchar la opinión del pueblo, se haya presentado como poco más que un acto de terrorismo. En segundo lugar, porque todo esto es un simulacro. La última negociación se rompió por 107 millones de euros, y a mí el Gobierno español no me preguntó por los 22.000 millones del rescate a Bankia. Y en tercer lugar, porque Tsipras ha hecho lo que tiene que hacer, lo que no han tenido el coraje de hacer ni Zapatero, ni Hollande, ni Sócrates. Se ha atrevido a decir la verdad: Me veo obligado a aceptar un acuerdo que no me gusta y quiero saber su opinión. Y el ultimátum tiene que ver con un mensaje a otros países que no son Grecia, al pueblo, pero también a la clase política, para que no se les ocurra hacer lo mismo. Es una maniobra de intimidación". 

Sergio Peris-Mencheta

Actor y director teatral

"Uno tiende a dejarse llevar por la gente que opina como uno, y por eso, en este caso, votaría 'No'. Los economistas a los que sigo y con los que comulgo, los preocupados por la desigualdad, se orientan hacia el no. Y eso, pese a la campaña que hay en los medios de comunicación a favor del sí. Además, hay que tener en cuenta que los griegos somos nosotros, no son solo ellos. Quiero decir que podemos aplicarnos el cuento. Utilizan la prima de riesgo y demás sucedáneos para inculcar el miedo, pero yo no sé hasta qué punto tienen mucho que perder, cuánto dinero tienen en los cajeros para temer perderlo. 

A lo que seguro que doy un gran sí es a un presidente que da la voz al pueblo, por mucho miedo que tengan algunos de que salga no

Daniel Innerarity

Filósofo y ensayista

"El referéndum no devuelve la soberanía al pueblo griego, y es una ilusión pensar que es así. No hay manera de resolver lo que tenemos en Europa atendiendo únicamente a los propios electorados. En este caso, ha habido errores en ambas partes, y la solución de Tsipras no arregla ninguno. Ahora mismo quizás es demasiado tarde para encontrar una salida, pero la única manera de hacerlo es pensar más allá de los electorados.

Cuando Grecia, España, Francia, aceptan formar parte de la Unión Europea, saben que tienen una responsabilidad más alta, una obligación por algo común que no es una mera adición de intereses. En una Europa donde ya hay referentes transnacionales, el recurso al referéndum es una forma de esconder la cabeza. Seguramente me abstendría". 

Laila Ripoll

Dramaturga y directora teatral

"Tengo muchas dudas, lo tendría muy difícil si realmente viviera en Grecia. Me parece muy valiente la idea de organizar un referéndum para consultar al pueblo, y la aplaudo. Pero ninguna de las opciones me parece buena. Aunque salir del euro será lo malo que quieras, pero no sé qué es peor. Además, reconozco que hay mucha desinformación. Leo que hay un corralito, pero que a los griegos se les permitirá sacar 60 euros al día. Eso hace 1.800 euros al mes. Seamos serios, eso en Argentina no era posible. Y, por otra parte, ¿cuántos ciudadanos tienen 1.800 euros al mes?

La verdad es que estoy muy enfadada, muy indignada con todo esto. Si me dejo llevar por la pasión, seguramente votaría no. Pero todavía no sé qué votaría si fuera racional". 

Raúl Quinto

Escritor

"Votaría no. El pueblo griego ha dado un bandazo votando a Syriza con un programa antiausteridad. Ha elegido alejarse de la Troika, y votar no va en ese sentido. A Grecia se la ha intentado curar con una medicida que la está matando, el Gobierno ha planteado alternativas y, si se han rechazado, es porque esta es una operación de castigo

Esta es la opción de la dignidad de recuperar la soberanía de los pueblos. Teniendo en cuenta que el nivel de vida ha caído, que la desigualdad y la pobreza han aumentado... Teniendo en cuenta el nivel de penuria que han impuesto a Grecia, ¿de qué tienen que tener miedo? Lo que más miedo me da es que lo que pidan los pueblos de Europa no cuente, miedo me da perder las conquistas sociales. 

Es un mensaje a los demás países rescatados. Hasta ahora, todos han comulgado con las propuestas de la Troika. Grecia, económicamente, representa mucho menos que Italia o España. El contagio que temen no es el de la prima de riesgo, sino el de las políticas alternativas". 

Juan Diego Botto

Actor y dramaturgo

"Votaría no. Es difícil ponerse en la piel de alguien que viva hoy en Atenas, igual que era difícil imaginarse Buenos Aires. Pero las condiciones que se le han impuesto a Grecia son notablemente abusivas, esto no es una cuestión económica, sino política. La diferencia en el cómputo global que proponía Tsipras es prácticamente irrelevante, y no aceptar recortes en ciertas partidas evidencia que es un mensaje político. 

Lo que nunca puede cuestionarse, y está siendo cuestionado no solo por las autoridades europeas, sino por medios de comunicación y partidos en nuestro país, es que quien ostenta la soberanía de cualquier país es el pueblo, y es lógico que él decida. Achacar la convocatoría deun referéndum a un acto de demagogia me parece volver a la democracia del siglo XIX, con una democracia reservada a la oligarquía. 

Esto es un castigo ejemplarizante al pueblo griego, que votó lo que no debía, y al resto de países del Sur. Están enviando el mensaje de que no van a consentir que los Gobiernos de estos países planteen otro tipo de negociación, con otras fuerzas". 

Los tres refugios de Sergio Peris-Mencheta

Los tres refugios de Sergio Peris-Mencheta

Más sobre este tema
stats