Por qué la bajada fiscal del Gobierno sí beneficia a clases medias y bajas

La ministra de Hacienda María Jesús Montero, durante la sesión plenaria de este jueves en el Congreso de los Diputados en Madrid.

La presentación del nuevo paquete fiscal del Gobierno este jueves por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha generado un debate: ¿inciden los beneficios fiscales sobre la clase media? La ministra, en la presentación, había asegurado que la rebaja del IRPF afectaría al 50% de los trabajadores, los que se encontraban por debajo del salario mediano de 21.000 euros. Apenas una hora después de la presentación del paquete fiscal, Alberto Núñez Feijóo fue rotundo: “Las clases medias no van a tener ningún tipo de rebaja de impuestos”. ¿A cuántas personas y en qué tramos beneficia la bajada del IRPF?

La clase media ha ido adelgazando en las últimas tres décadas, según la desigualdad ha ido avanzando. infoLibre hizo una aproximación para tratar de identificar quién compone la clase media en España, según la definición de la OCDE. Según estos tramos, la clase media la compondrían alrededor de un 55% de los trabajadores, 11,7 millones de personas. Por debajo queda el 40,9%, de clase baja (8,7 millones), y por encima el 4,3% restante (900.000 personas), que sería la clase alta. 

Los cambios en el IRPF benefician, por un lado a los trabajadores que ingresan entre 14.000 y 15.000 euros, que ya no tendrán que hacer la declaración de la renta, y por otro, a los trabajadores que ingresan entre 18.000 y 21.000 euros, a los que se mejoran los beneficios fiscales. El tamaño de las categorías de la Agencia Tributaria impide hacer una aproximación precisa. El tramo al que afecta es el mayoritario de la clase media, el que agrupa al 20% de los trabajadores, aunque no beneficia a todos. Este tramo incluye a las personas que cobran entre 12.000 y 21.000 euros, que son 4,3 millones de trabajadores. Dentro de este no es posible calcular a cuántas personas benefician las medidas.

En ese sentido, las personas con rentas bajas, por debajo de los 14.000 euros no se pueden ver beneficiadas a través del IRPF, ya que no tienen están obligadas a presentar la declaración de la renta. Tampoco las personas de clase media-baja, que están en el tramo entre 15.000 y 18.000; ni las personas de clase media, ni media-alta que se ubican por encima de los 21.000 euros. 

No es posible saber a qué rentas afectan las rebajas fiscales para autónomos

Las otras ventajas fiscales son las que benefician a las pequeñas empresas y a los autónomos. Las primeras, verán como su impuesto de sociedades se rebaja a un 23%, desde el 25%. Los autónomos tendrán dos mejoras: una rebaja adicional del 5% para el rendimiento neto de módulos y una elevación al 7% (desde el 5%) para deducirse gastos de difícil justificación. El Gobierno estima que estas dos medidas afectarán respectivamente a unos 577.000 y 956.000 trabajadores por cuenta propia.

Con la información disponible, no es posible determinar a qué categoría de autónomos afectan ambas medidas, en relación a sus ingresos. Según fuentes de la Asociación de Trabajadores Autónomos, la posibilidad de poder deducir más gastos de difícil justificación beneficiará a los autónomos no societarios, es decir, los que no han constituido una SA o una SL. Las sociedades tienen mayores facilidades para justificar una serie de gastos, pero los requisitos para una persona física son mayores. Por ejemplo, el carburante para ir al centro de trabajo. En este sentido, la medida amplía los márgenes. No obstante, entre los autónomos no societarios hay situaciones de todo tipo, desde una persona propietaria de una pequeña peluquería que esté en apuros, hasta un arquitecto con grandes ingresos.

Las rebajas fiscales del IRPF y las medidas que conciernen a los autónomos supondrá un ahorro para los beneficiarios de 2.065 millones de euros (cantidad que deja de ingresar el Estado). No obstante, la subida de impuestos para los grandes patrimonios y empresas provocará que el paquete en conjunto deje un balance final positivo, que supondrá unos ingresos extraordinarios de 3.144 millones de euros. Esta medida se contextualiza en un momento en el que las cuentas públicas españolas están en un momento delicado, con un 118% de deuda pública y un 6,9% de déficit fiscal, según los datos de 2021. Solo del impuesto de las grandes fortunas, se espera recaudar alrededor de 1.500 millones de euros.

El avance de la desigualdad lleva 30 años adelgazando la clase media en España

El avance de la desigualdad lleva 30 años adelgazando la clase media en España

Más sobre este tema
stats