LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La especulación y el rentismo siguen dominando el mercado de la vivienda tras el fin de las 'golden visa'

Sector eléctrico

Las cinco grandes distribuidoras eléctricas ganan 9.470 millones en cuatro años mientras recortan sus plantillas un 9%

Un técnico revisa varios contadores de electricidad.

Las cinco grandes eléctricas que operan en España –Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP y Viesgo– tuvieron un beneficio de 9.470 millones de euros entre 2013 y 2016 sólo por su negocio regulado de distribución de luz, que es independiente de las actividades liberalizadas de generación y comercialización. Así lo recoge el análisis económico-financiero de la actividad de las filiales de distribución de estas compañías en ese período realizado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) hecho público este jueves [consultar informe, aquí].

Por compañías destaca especialmente Endesa, cuyo resultado neto de explotación alcanzó los 4.040 millones de euros en el acumulado de los cuatro ejercicios analizados. Le sigue Iberdrola, con un beneficio de 3.406 millones de euros. El tercer mejor resultado lo obtuvo Gas Natural Fenosa, con 1.415 millones de euros. Por su parte, EDP, que controla en España HC Energía, y Viesgo ganaron 318 y 291 millones de euros, respectivamente. 

Las distribuidoras eléctricas se encargan de transportar la luz desde las redes de transporte de alto voltaje hasta las de uso. Su labor está regulada por el Gobierno, así como su remuneración, que todos los consumidores abonan en sus facturas a través de los llamados peajes de acceso. La posición de las citadas compañías en las redes es muy relevante, pues son destinatarias de más del 92% del importe total de la retribución reconocida a la actividad de distribución de energía eléctrica en España. Además, la retribución de la actividad de distribución representa, aproximadamente, el 30% de los costes regulados del sistema eléctrico.

Según el documento elaborado por los técnicos de Competencia en base a la información contable y económico-financiera facilitada, estas empresas tuvieron unos ingresos totales acumulados de 21.305 millones de euros durante el período analizado: 5.214 en 2013, 5.304 en 2014, 5.316 en 2015 y 5.471 en 2016. El 42,2% de esos ingresos los captó Endesa (8.982 millones de euros), el 36% Iberdrola (7.661 millones de euros), el 15,7% Gas Natural Fenosa (3.347 millones de euros), el 3,4% EDP (715 millones de euros) y el 2,8% Viesgo (600 millones de euros). 

Los técnicos del regulador subrayan que ese aumento de los ingresos se produjo, principalmente, por el incremento de los ingresos regulados de la distribución eléctrica. De hecho, de esos 21.305 millones de euros millones un total de 19.345 (el 91%) provinieron de la gestión de las redes de media y baja y tensión que son las que posibilitan que la energía llegue al cliente final y cuya remuneración fija el Gobierno.

Estos ingresos experimentaron subidas progresivas en los ejercicios analizados: 4.736 millones de euros en 2013, 4.807 en 2014 (+1,5%), 4.833 en 2015 (+0,5%) y 4.969 en 2016 (+2,8%). El informe subraya que se observan variaciones por empresas, si bien no proporciona la información desglosada

Por otro lado, los derechos de acometida (pagos recibidos por las actuaciones necesarias para atender nuevos suministros o para la ampliación de los ya existentes), de enganche y el alquiler de contadores, cuyo precio también está regulado por el Gobierno, supusieron el otro 9% de las entradas de dinero en las compañías, mientras que los obtenidos por otras ventas y servicios tuvieron un valor residual cercano al 0%. 

Rentabilidad 

La información facilitada por las compañías ha servido a los miembros de la Sala de Supervisión Regulatoria de la CNMC para calcular la rentabilidad obtenida respecto de los recursos aportados por los accionistas. Ese ratio, llamado ROE (por las siglas en inglés de return on equity), se situó en torno 10% en el período analizado en todas ellas. La mejor cifra la obtuvo Gas Natural Fenosa, con un 12,3%, seguida de Endesa (11,1%), Viesgo (10,5%), Iberdrola (9,7%) y EDP (9,5%). 

De hecho, esta circunstancia lleva al regulador a reclamar al Ministerio de Energía que, de cara al siguiente periodo regulatorio que comenzará el 1 de enero de 2020, revise la tasa de retribución de la distribución de energía eléctrica "para adecuarla al coste de los recursos propios y ajenos de las distribuidoras", que recuerda que han evolucionado a la baja entre 2013 y 2016. En este sentido, los técnicos del regulador recuerdan que durante los ejercicios analizados se ha observado un descenso en los costes de financiación de estas empresas, que mayoritariamente recurren a firmas de su mismo grupo y asociadas para captar fondos con los que financiarse.

Los parámetros de retribución de las compañías encargadas de la distribución de luz se establecen considerando la situación cíclica de la economía, de la demanda eléctrica y la rentabilidad adecuada para estas actividades por períodos regulatorios que tienen una vigencia de seis años. 

Recorte de plantillas

Las eléctricas se resisten a dedicar parte de sus beneficios a paliar el problema de la pobreza energética

Las eléctricas se resisten a dedicar parte de sus beneficios a paliar el problema de la pobreza energética

A pesar del aumento de los ingresos y de los beneficios, la información facilitada por las empresas a la CNMC también recoge que, entre 2013 y 2016, el número de empleados de las principales empresas de distribución de luz que operan en España se redujo en un 9%. Así, los trabajadores en nómina de estas compañías pasaron de 9.877 a 8.990. Por tanto, 887 menos. 

Tanto en porcentaje como en números absolutos fue Endesa la compañía que más redujo su plantilla entre 2013 y 2016: de 3.634 trabajadores a 3.150. Es decir, 484 menos (-13,3%). La firma que dirige Borja Prado puso en marcha en 2013 un plan de prejubilaciones y bajas incentivadas en su división de distribución así como en otros departamentos del grupo.

Gas Natural Fenosa, por su parte, recortó su número de empleados en un 9,1% (de 1.550 a 1.409, 141 menos), EDP en un 9,4% (de 350 a 317, 33 menos) y Viesgo en un 7% (de 300 a 279, 21 menos). Iberdrola, por otro lado, es la compañía que, en porcentaje, menos redujo su número de trabajadores (de 4.043 a 3.835, 208 menos) y sigue siendo la distribuidora de energía que opera en España con una plantilla más grande. 

Más sobre este tema
stats