LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La elección de Von der Leyen muestra al PP cómo funciona el cordón sanitario contra la ultraderecha

Economía

Criteria prevé elevar un 48% sus activos hasta los 40.000 millones con una estrategia independiente del Gobierno

El presidente de CriteriaCaixa, Isidro Fainé y el consejero delegado, Ángel Simón posan durante la presentación del nuevo Plan Estratégico de CriteriaCaixa en Barcelona.

CriteriaCaixa, compañía holding que gestiona el patrimonio empresarial de la Fundación La Caixa, cuenta este 2024 con un presupuesto de 600 millones de euros para acción social, el mayor de su historia. Pero el Consejo de Administración ha encargado a su nuevo consejero delegado, Ángel Simón, la elaboración de un Plan Estratégico para el periodo 2025-2030 que se ha presentado hoy en la sede de la empresa en Barcelona, a modo de combustible para avanzar. Prevé incrementar hasta los 40.000 millones el valor de sus activos, desde los 27.000 del cierre del ejercicio 2023, esto es un 48%, y aportar un dividendo ininterrumpido y creciente que permita seguir desarrollando la acción social de la entidad.

La nueva hoja de ruta reafirma también el papel de CriteriaCaixa como agente estabilizador de la economía española, en la medida en que refuerza la apuesta por compañías de sectores estratégicos como la banca, la energía, las telecomunicaciones y las utilities, así como fomentar el desarrollo industrial futuro a través de la inversión en nuevos sectores y proyectos. Quieren participar en empresas con cifras de facturación que ronden entre los 100 y los 150 millones que puedan crecer o en fondos de manera indirecta. Aunque lo harán de acuerdo a una “estrategia independiente” del Gobierno de España, con el que sí mantienen “conversaciones lógicas” o el “diálogo normal” que se da entre distintos accionistas en las empresas en las que ambos lo son, como es el caso de Telefónica. En relación a esta, en los últimos meses han incrementado su participación hasta un 5%, un porcentaje en el que Criteria está cómoda, dado que la convierte en parte troncal del accionariado de la multinacional. Si bien, tienen "intención de seguir siéndolo", con lo que no es descartable que incrementen esa cifra en futuras operaciones que comunicarán al mercado, de producirse. Cabe recordar que el Gobierno ha desembarcado en Telefónica a través de SEPI para hacerse con el 10% del accionariado. Más allá de esta compañía, Criteria ha entrado en el capital de otras compañías de primer nivel como ACS (9,4%), Colonial (17%) y Puig (3%), que ofrecen mayor exposición a sectores como los de infraestructuras, el inmobiliario y el de moda y belleza.

El presidente de CriteriaCaixa, Isidro Fainé, ha destacado que con el "ambicioso plan" que han armado buscan dar “un impulso decidido" a las "inversiones industriales y financieras". "Y lo hacemos -ha aseverado- con el propósito de aumentar nuestra contribución económica al desarrollo del país, mediante la participación en empresas estratégicas" para elevar a la vez "la acción social de la fundación”. Fainé ha señalado que “en estas últimas semanas", ya han "ido materializando algunas de las inversiones que encajan en la dirección que marca el plan". "Subyace en estas operaciones nuestra preferencia por empresas con negocios ya consolidados, y que, a la vez, cuenten con oportunidades y fortalezas para expandir sus negocios y generar cada vez más valor en el futuro. Además de que tengan posiciones financieras sólidas, así como políticas de pago de dividendos continuos y crecientes”, ha dejado claro.

Por su parte, el consejero delegado de CriteriaCaixa, Ángel Simón, ha expuesto que “uno de los principales objetivos del plan es impulsar inversiones con impacto social y económico para mejorar el valor patrimonial de los activos, optimizando el nivel de riesgo/retorno y la liquidez”. ¿Qué buscan? Lograr una "posición de influencia”. En ese sentido reforzarán su presencia "en compañías estratégicas del país de los sectores de la banca, las telecomunicaciones, la energía y las utilities -donde contemplan el agua-, pero con una mirada de futuro también a otros ámbitos clave de valor a largo plazo como la tecnología, pharma y biopharma y el retail”.

40.000 millones de euros de GAV y dividendo creciente

Financieramente, el plan está diseñado para que Criteria incremente el valor bruto de sus activos (GAV) hasta alrededor de la cuantía mencionada de los 40.000 millones de euros en 2030. Para lograrlo, prevén mejorar el valor patrimonial de su cartera en los próximos años, con un retorno anual esperado de entre el 8% y el 10%. Se trata de un incremento importante respecto al histórico de los últimos cinco años, que se sitúa en el entorno del 3%.

Otro fin a alcanzar es el alza de los dividendos que la entidad distribuirá a su accionista único, la Fundación “la Caixa” hasta llegar a los 700 millones de euros anuales en 2030, frente a la media de 400 pagados en el periodo 2018-2023.

La compañía ha previsto, asimismo, una posición de deuda neta para el periodo 2025-2030 con un objetivo del 10% y un máximo del 20% del valor de sus activos. En 2030 se espera llegar a una ratio de endeudamiento neto del 10%, permitiendo un margen adicional del 10% para posibles oportunidades de inversión y para absorber posibles oscilaciones del mercado. Entre las prioridades financieras se prevé que las ratios de endeudamiento y de cobertura de intereses estén alineadas con el compromiso de rating en grado de inversión.

El camino diseñado incluye además proteger las posiciones en su cartera estratégica y reforzar las de diversificación y capital privado, generando una mayor complementariedad entre ellas. En el caso de la cartera estratégica, se reforzará la posición en inversiones core como CaixaBank, Naturgy, donde se han roto las negociaciones con Taqa, pero están abiertos a negociar con otros accionistas que "permitan el crecimiento" de la gasista; y Telefónica. Se implementarán acciones de inversión y desinversión en otras posiciones con menor peso y mayor grado de flexibilidad. 

El objetivo del plan es que la cartera estratégica tenga un peso del 55% del valor bruto de los activos de Criteria en 2030, con un valor aproximado de 22.000 millones, frente a los 19.000 de 2023. El ente confía en generar en el entorno de 12.000 millones en dividendos procedentes de sus participadas estratégicas en el periodo 2024-2030. 

Refuerzo de las carteras de diversificación y capital privado

Respecto a la cartera de diversificación, que al cierre de 2023 estaba conformada por unas 80 cotizadas de todo el mundo con un valor estimado de más de 2.500 millones, se verá amplificada en sectores como el de tecnología, pharma, biopharma y retail, de tal manera que en 2030 alcance un valor estimado de 10.000 millones y suponga un 25% del total de los activos de CriteriaCaixa, un 12% por encima del 13% actual.

Una de las mayores novedades pasan por la construcción de una cartera de capital privado, que invierta en compañías no cotizadas, tanto de forma directa en España, como a nivel internacional a través de fondos de referencia y coinversión. Está previsto que esta cartera alcance en 2030 un valor estimado de 4.000 millones, con un peso sobre el valor bruto de los activos de Criteria de entorno al 10%, frente al 3% actual.

El nuevo Plan Estratégico de CriteriaCaixa 2025-2030 prevé, por último, remodelar la actual cartera inmobiliaria que gestiona InmoCaixa, desinvirtiendo gran parte de ella, que en la actualidad tiene una gran dispersión geográfica y una rentabilidad inferior a la de mercado, para reinvertir posteriormente en activos que generen rentas recurrentes con una mayor rentabilidad y potencial de revalorización. Tras ese proceso, en 2030, debería tener un peso de entorno al 10% del valor de los activos de Criteria. 

La nueva cartera inmobiliaria de CriteriaCaixa combinará la gestión directa de activos y la gestión indirecta a través de la inversión en compañías especializadas, como es el caso de Colonial, donde Criteria prevé situarse como primer accionista de esta con un 17% del capital cuando se cierre la operación anunciada el pasado mes de mayo.

Naturgy y Talgo

El Plan estratégico ideado por CriteriaCaixa se divide en siete macro iniciativas y la primera de ellas es crear "valor" para Naturgy. Ello después de la ruptura de negociaciones con Taqa, que ha hecho inviable la OPA por el 100% de la entidad. Desecho ese nudo gordiano, Criteria descarta ahora dividir Naturgy, si esto no comporta un incremento del valor de la empresa. Fuentes de la entidad se han mostrado dispuestas a estudiar y discutir planes como el llamado Proyecto Géminis, con el que se pretende dividir la empresa en dos, pero sólo si esto añade valor al conjunto. Si le resta, no lo apoyarán. "Trocear por trocear, no", han deslizado. Quieren buscar una solución para Naturgy "lo más pronto posible", pero "con tranquilidad", por lo que analizarán opciones. 

Preguntadas por una posible entrada en Talgo, otra de las empresas estratégicas nacionales en las que está habiendo movimientos por la OPA lanzada por el grupo húngaro Ganz-Mavag para hacerse con el 100% de la compañía, las mismas fuentes de Criteria han aseverado que Talgo, es una empresa más de las que tienen "encima de la mesa", pero sólo consideran las opciones si hay socios estables, junto a proyectos y direcciones empresariales adecuados. Por ahora, la Comisión Nacional de los Mercados de Valores (CNMV) disecciona la OPA, aunque no se pronunciará sobre el resultado hasta que el Gobierno no apruebe o rechace la operación. De momento, se ha mostrado reacio a la misma.

Más sobre este tema
stats