Sector bancario

La desaparición de las cajas cuestiona el papel de las dos patronales bancarias

La reforma financiera abre el juego de la silla en las patronales del sector

La profunda y obligada reforma del sector financiero, que por el momento ha necesitado 41.000 millones reforma del sectoren ayudas para evitar el desplome, ha abierto el juego de la silla en las dos asociaciones del sector. Está en juego el futuro de la asociación española de banca privada, la AEB, y de la asociación de cajas, Ceca. AEB, CecaEl telón de fondo es una posible fusión en la que, inevitablemente, habrá quien pierda el asiento.

El juego tiene como marco un sector muy distinto al de hace apenas unos años. Exceptuados pequeños bancos locales  y cooperativas de crédito  el sector financiero, integrado por 45 cajas y 53 bancos cuando se desplomó el banco estadounidense Lehman Brothers en 2008, ha quedado reducido a 16 organizaciones financieras grandes y medianas.

En este contexto, la AEB, en la que hacen y deshacen Santander, BBVA y Popular, teme la llegada de nuevos actores procedentes de las cajas transformadas en bancos. Son actores poderosos que no están acostumbrados a papeles secundarios. La Ceca es una extensa (y poderosa) organización que preside Isidro Fainé (Caixabank). Tiene cerca de 600 empleados y presta también servicios financieros (Cecabank), teme que un hipotético proceso de integración mal llevado acabe en un mal fin.

"Una hipotética fusión (con la AEB)" aseguran fuentes de la Ceca, "no está en la agenda". "Es cierto que los modelos cada vez convergen más, pero la asociación ha cambiado los estatutos para dar cabida a los bancos de cajas y todos los grupos se han adherido". añaden.

Aguas agitadas

Una prueba de lo agitada que bajan las aguas es el comunicado que la AEB, la asociación creada en 1977 que preside Miguel Martín (exsubgobernador del Banco de España y ex director de supervisión) hizo público el día 10.

El primer párrafo del comunicado apuntaba al corazón del problema. Decía asÍ: "el artículo 16 de los nuevos estatutos de la AEB, aprobados a propuesta de su presidente por la asamblea general del 21 de marzo pasado, establece que el presidente de la asociación es designado por dicha asamblea general a propuesta consensuada de los cinco bancos con mayor volumen de activos". Traducido: si alguien quiere mover sillas, no le va a ser fácil. Está todo controlado.

El comunicado no tenía destinatario explícito, pero sí implícito. Ese mismo día, el diario ABC titulaba "Fainé (Caixabank), preparado para crear una única patronal bancaria que él presidirá". De fuentes cercanas a la dirección de Caixabank se obtiene una rotunda negativa cuando se pregunta por esa supuesta intención. En cambio, sobre la posible integración de AEB y Ceca, la respuesta es más suave: "sin pensar en algo inmediato, tiene sentido" aseguran.

La AEB no hace más comentarios al respecto. Se remite al comunicado del día 10. No obstante, fuentes de los asociados recuerdan que Martín (AEB) ha impulsado una reforma de estatutos en la asociación que facilita la incorporación de la antiguas cajas a la patronal bancaria. Lo que no dicen es cómo: en pie de igualdad o pidiendo incorporación, de uno en uno y como corresponde a un sector en el que sólo han quedado dos cajas en pie: Pollença y Ontinyent.

Bienvenidas

Fuentes conocedoras del momento que viven ambas asociaciones bancarias seguran que la AEB, bajo la presidencia de Miguel Martín, mantiene una posición clara: nadie va a llamar a la incorporación a las cajas, aunque si la piden "serán bienvenidas".

Las mismas fuentes de la AEB recuerdan que ya antes de las elecciones que dieron el Gobierno al PP, en noviembre de 2011, Martín mantuvo encuentros con Isidro Fainé (Caixa) y Rodrigo Rato (Bankia) , en un proceso de incorporación de las cajas a la toma de decisiones en el sector. Ese proceso, sin conclusiones claras, habría continuado hasta hace dos meses con nuevos encuentros con Fainé y el nuevo presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.

Martín, cuyo mandato en la AEB finaliza en marzo de 2014, sabe que no tiene mucho tiempo. Los estatutos permiten su reelección, pero los grandes patrones (Santander, BBVA y Popular) deberán decidir en otoño qué sucede con la asociación y con la posible fusión con la Ceca.

Toda la pelea, soterrada, sucede en pleno proceso de transformación del sector financiero y de cajas, donde 14 entidades controlan el 90% de los activos. De esas entidades, cinco son bancos (47% de los activio) y nueve, cajas (43%).De éstas, media docena están controladas por el Estado a través del Fondo de Reestructuracion Ordenada bancaria (FROB).

Incompatibilidades

La nueva Ley de Cajas, en tramitación en el Congreso, anima los movimientos. La nueva norma obliga a las entidades a ceñir su actividad al negocio minorista y de las pequeñas empresas, a volver a sus territorios de origen y, además, a convertirse en fundaciones bancarias en ekl plazo de un año a partir de la  entrada en vigor de la ley para reducir su influencia en el negocio financiero.

Pero no es sólo eso: Además, no permite que los presidentes de las antiguas cajas compatibilicen cargo en la fundación de control y en el nuevo banco. La incompatibilidad afecta al presidente de Caixabank, Isidro Fainé, al presidente de Kutxabank, Mario Fernández;  al de Unicaja, Braulio medel; al de Ibercaja, Amado Franco y al de Liberbank, Manuel Menéndez. 

El rescate financiero se salda en EEUU con un coste mínimo mientras España da por perdido el 75% del dinero público

El rescate financiero se salda en EEUU con un coste mínimo mientras España da por perdido el 75% del dinero público

Más sobre este tema
stats