PORTADA MAÑANA
Ver
El 'caso Tsunami' se desmorona dentro y fuera de España

El Gobierno ultima con la banca un rescate a hipotecados en apuros tras la lección aprendida en 2020

La vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño y la presidenta del Grupo Santander, Ana Botín, durante un acto en mayo de 2022,

El Gobierno ultima un paquete de medidas para ayudar a las familias que estén hipotecadas a tipo variable a capear el abrupto incremento de su cuota. En los últimos días ha trascendido que la negociación entre el Ejecutivo y la patronal de la banca se ha extendido hasta este mismo lunes, por diferentes desencuentros al definir qué perfil de usuario podrá acogerse a las medidas que suavicen el impacto del aumento de la cuota. El antecedente más similar de este medida se produjo en marzo de 2020. El Gobierno incluyó una moratoria de la cuota hipotecaria entre las medidas del escudo social del primer confinamiento por la pandemia. “Pocas familias pudieron beneficiarse de esa moratoria, era sumamente restrictiva”, explica a infoLibre Patricia Suárez, presidenta de la asociación de usuarios financieros Asufin.

En la moratoria de 2020, el Gobierno incluyó tres requisitos. El primero, de renta, que el núcleo familiar no excediera unos ingresos tres veces superior al IPREM (unos 24.300 euros actualmente, unos 22.500 en 2020). El segundo, que la cuota hipotecaria sea igual o superior al 35% de los ingresos de la unidad familiar. Y por último, que el esfuerzo que le suponen las cuotas hipotecarias se hayan multiplicado por, al menos, 1,3

Esta medida entró en vigor el 31 de marzo, y pocos días después, el 16 de abril, la banca anunció un acuerdo de las 27 principales entidades financieras del país para relajar los requisitos, ante la apariencia de que pocas familias podían cumplirlos todos. En dicho acuerdo, los beneficiarios podrían ser todos los afectados por un cambio en su situación laboral, que incluye tanto el desempleo, como el ERTE o reducción de actividad económica, lo que amplió el abanico de beneficiarios

Este lunes, la Cadena Ser ha mostrado un borrador que muestra tres requisitos que se estarían barajando en la negociación del Gobierno y la banca, que son muy similares a los de la moratoria covid: renta de tres veces el IPREM, que la hipoteca ocupe más del 40% de la renta del hogar y que la cuantía de la hipoteca haya aumentado, al menos, un 20%. “Defraudaría todas las expectativas si este paquete de medidas incluye tres requisitos como los de la moratoria del covid”, añade Patricia Suárez. En el momento del cierre de esta edición, fuentes gubernamentales y de la patronal bancaria han evitado ofrecer más detalles del acuerdo y especifican que a última hora de la tarde se continúan debatiendo los flecos.

Una escalada del euríbor sin parangón

Las medidas se aprobarán en un entorno excepcional, provocado por un intenso aumento de los tipos de interés, lo que ha provocado una rápida escalada del euríbor. En julio, las perspectivas tanto de las entidades financieras que ofrecen hipotecas como de las asociaciones de consumidores eran que el euríbor estuviera en torno al 1% o el 1,5%. El dato de este lunes es de un 2,8%, el doble de lo estimado. La previsión es que siga aumentando en los próximos meses, mientras el Banco Central Europeo persevera en la subida de los tipos de interés. 

La asociación de usuarios financieros (Asufin) hace periódicamente estimaciones sobre el impacto del euríbor en las cuotas de las hipotecas a tipo variable, ya que en su gran mayoría están indexadas a la evolución del indicador. En datos de esta asociación, una cuota de 355 euros en diciembre de 2020 pasaría a ser de 527 euros en caso de que el euríbor llegue al 3%, un escenario bastante plausible. Se trata de un golpe directo a los presupuestos de los hogares de 173 euros mensuales, 2.078 anuales.

“Tampoco se pueden hacer milagros. Los tipos de interés han tenido un gran aumento”, explica a infoLibre Santos González, de la Asociación Hipotecaria Española, que reúne a las empresas del sector. “Durante seis años hemos tenido tipos de interés bajos, o incluso negativos. Ahora vienen tiempos peores, que espero por las familias que dure poco y que se vuelva a una normalidad más razonable”, indica el portavoz. Esta asociación no ha participado en la negociación de las medidas que irán este martes al Consejo de Ministros, aunque aplauden que haya acuerdo: “Siempre mejor el camino del pacto que el de la imposición”, señala González. Sobre el acuerdo entre el Gobierno y la Banca, este portavoz prefiere esperar un anuncio oficial antes de hacer una valoración.

España es un país especialmente sensible a las subidas de tipos de interés por la gran proporción de hipotecas a tipo variable contratadas. Sobre todo, atendiendo a los años recientes, ya que las hipotecas recientemente constituidas son las que se ven más encarecidas por las subidas de tipos. En 2020, el 54,8% de las viviendas adquiridas se hizo mediante una hipoteca variable, un porcentaje muy por encima de otros socios europeos, según datos de Bloomberg, como Reino Unido (42%), Italia (19%), Alemania (10%) o Francia (1%). 

Más sobre este tema
stats