La CNMV multa al adjunto al director de ‘El Confidencial’ por lucrarse con información privilegiada

Imagen de archivo del edificio de la CNMV.

Sacar beneficio propio del mercado de valores con información privilegiada es una infracción muy grave. Este lunes, el Boletín Oficial del Estado ha publicado una resolución poco habitual, al tratarse el infractor de un periodista. La CNMV ha multado con 15.000 euros a Agustín Marco, adjunto al director de El Confidencial, por comprar acciones de la empresa OHL con información privilegiada. El periodista ha negado a infoLibre que se haya beneficiado de esta transacción.

Según la resolución del organismo supervisor, el periodista adquirió acciones de OHL el jueves 7 de marzo de 2019. El lunes 11, el sancionado publicó una información que expresaba que el grupo italiano Salini Impregilo, socio de Sacyr en Panamá, estaba interesado en la compra de OHL a los Villar Mir. Tras esta publicación, la acción ese día se disparó un 6,79%. El periodista señala que la investigación de la CNMV estima que extrajo de esa operación unas plusvalías latentes de 857 euros.

El periodista ha señalado a infoLibre que ha recurrido la decisión ante la Audiencia Nacional, y defiende que no ha obtenido lucro de esa operación, al conservar todavía las acciones. Las participaciones de OHL tienen hoy un valor de 0,53 euros, frente al de 1,05 con el que cerró el 11 de marzo, tras la publicación de la noticia. Entre ambas fechas, el precio de la acción ha sido volátil, situándose a veces por encima del valor que obtuvo en la jornada de la publicación de la noticia.   

Fuentes de la CNMV han expresado a infoLibre que no pueden ofrecer información sobre las herramientas que el organismo utiliza para detectar este tipo de conductas. El supervisor, una vez que detecta un posible incumplimiento de la normativa, abre un expediente que da paso a un proceso administrativo que puede derivar en una sanción. Esta puede ser recurrida mediante un contencioso a la Audiencia Nacional. 

El nivel del secreto profesional que guardan los supervisores de la CNMV fue mencionado recientemente por el presidente del organismo, Rodrigo Buenaventura. En una entrega de premios organizada por la Asociación de Periodistas de Información Económica, el pasado mes de noviembre, dijo: “No podemos hablar de la supervisión que hacemos, no podemos hablar de las sanciones que imponemos, no podemos contar nada que tenga un mínimo de interés. Somos bastante sosos como institución”, bromeó.

La información que recaba la CNMV, según detalla el organismo a infoLibre, no se trata de meras sospechas o pistas; si el organismo inicia un procedimiento es porque ha hallado pruebas contundentes del uso de información privilegiada para beneficiarse o para reducir pérdidas.  

En un caso reciente, el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, fue multado por una infracción similar. En ese caso, el exministro socialista recurrió a un tercero para vender 10.000 acciones de Abengoa por un importe de 9.030 euros el 24 de noviembre de 2015, día de antes de que esta empresa anunciara un concurso de acreedores, que provocó su desplome en bolsa. La acción pasó de valer 1,13 euros a 0,38 en dos días. En este caso, la multa fue de 30.000 euros.

Lo relevante del caso de la multa al directivo de El Confidencial es el hecho de que se trate de un periodista que maneja como materia prima información empresarial sensible que, utilizada en provecho propio, no sólo incumpliría las normas para inversores, sino también el código deontológico del servicio público que define al periodismo.

La CNMV multa a Borrell con 30.000 euros por uso de información privilegiada en venta de acciones de Abengoa

La CNMV multa a Borrell con 30.000 euros por uso de información privilegiada en venta de acciones de Abengoa

Más sobre este tema
stats