Vivienda

Los portales inmobiliarios ignoran los datos oficiales y lanzan una ofensiva contra la ley catalana de vivienda

Fotografía aérea de Barcelona.
  • Este artículo está disponible sólo para los socios y socias de infoLibre, que hacen posible nuestro proyecto. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

La ley de vivienda de Cataluña que limita el precio de los alquileres en zonas tensionadas, aprobada hace justo un año por el Govern del president Quim Torra, arroja datos exitosos que justifican su razón de ser, de acuerdo con los números que publica trimestralmente el Servei d’Estudis i Documentació d’Habitatge de la Generalitat. Caen los precios de manera notoria en toda la comunidad autónoma con relación a 2020 y 2019. Suben los contratos firmados de los alquileres en comparación con el mismo periodo. La ley se aplica en 61 localidades, pero hasta 77 municipios han declarado o han anunciado su intención de considerar su término geográfico como área de mercado tenso de la vivienda, esto es, lugares donde el coste de arrendar una morada supere el 30% de la renta de los miembros del hogar, por citar uno de los requisitos de la Ley 11/2020.

Son datos públicos que pertenecen a la explotación estadística de las fianzas de alquiler del Incasòl, el instituto catalán del suelo. "Los datos vienen del registro de fianzas, que recoge la inmensa mayoría de contratos de alquiler que se firman en Cataluña, ya que las inmobiliarias, por defecto, tienen que depositarlos en el Incasòl so pena de multa", defiende Jaime Palomera, del Sindicat de Llogaters (inquilinos). Sin embargo, los principales portales inmobiliarios están estos días publicando sus propias estadísticas, que dan resultados contrarios al Govern: según esta última versión, el impacto de la bajada de precios no existiría y la oferta se habría desplomado

Las cifras de Idealista, pisos.com o AEPSI (Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario) tienen eco en muchos medios, especialmente los económicos. E indican tendencias como que la oferta cae en la región hasta un 40% y el número de contratos firmados baja en un 16%. Este último dato procede de AEPSI, según publica El Economista. Su presidente dice que las cifras corresponden a Idealista y pisos.com: "Los datos que manejan tanto los portales de  idealista como pisos.com aseguran que, desde que la normativa entró en vigor, la oferta de viviendas en alquiler en Barcelona se ha reducido en torno al 40% mientras que las rentas han caído incluso menos que en Madrid. En la capital lo han hecho un 9,3%, en la Ciudad Condal lo han hecho un 8,2%", resalta por correo electrónico Iñaki Unsain. 

El Govern afirma radicalmente lo contrario. Con datos del segundo trimestre de 2019, se produjeron en Cataluña en ese periodo 40.394 contratos de alquiler. En el mismo lapso de este año, 42.184 contratos, un 4,4% más que antes de la pandemia. En 2020, los contratos se hundieron hasta 21.053, pero fue el momento más duro del confinamiento. Difícilmente puede contraerse la oferta si se producen más rúbricas de arrendamientos, siempre de acuerdo con los números del Incasòl.

"Nosotros contamos el número de viviendas que se ofertan en Barcelona justo antes de la entrada de la ley y las que hay ahora", contestan en Idealista. "En nuestro portal hay un 40% menos viviendas en alquiler en Barcelona que hace un año. Es transparente. Desconocemos cómo mide esa oferta el Govern. Insistimos: nuestros datos recogen el precio mediano de la oferta y el número de viviendas que se encuentra una familia cuando va a buscar una vivienda en esos mercados".

Veamos lo que expresan los datos de Incasòl solo para la ciudad de Barcelona: en el segundo trimestre de 2019 –el año que hay que tomar de referencia–, se firmaron en la capital catalana 12.467 contratos. En el segundo trimestre de 2021, 14.110. Un 13% más de contratos, que en ningún caso confirman la tesis del portal inmobiliario dirigido por Jesús Encinar y propiedad del fondo de capital riesgo sueco EQT. El único empeoramiento que se produce de acuerdo con Incasòl es cuando la comparativa se realiza sobre el primer trimestre de 2021, cuando el instituto publicó por primera vez cifras sobre la ley de control de precios. Y son caídas imperceptibles: por ejemplo, entre enero y marzo de este año se firmaron en esta autonomía 43.239 contratos, un 2% más que en el segundo trimestre. 

El 17 de septiembre, Idealista hizo una valoración de la ley catalana en base a sus estadísticas. "Aniquilación de la oferta y nula efectividad: los expertos valoran el límite de alquiler un año después", titulaban el texto. Los expertos citados son consultoras como Savills-Aguirre Newman, CBRE o Colliers Internacional. "Idealista y otros son juez y parte en el sector, y no merecen más crédito. Se puede asegurar que la ley de control de precios está teniendo un impacto positivo sobre los precios en esta región", contrapone el economista Alejandro Inurrieta, que fue presidente de la extinta Sociedad Pública de Alquiler en tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero. "Que la oferta de alquileres en Cataluña haya caído un 40% es un dato que yo no reconozco. Los datos del Govern son objetivos, son de fianzas", señala.

Madrid: "Precios libremente pactados"

Pero no solo se habla de oferta sino de precios. Idealista habla de un "impacto casi nulo en las bajadas de precio", aunque alude a un 8,2% menos en Barcelona. "Una caída inferior a la registrada por Madrid (-9,3%), donde los precios son libremente pactados entre las partes", se lee en una de las últimas entradas. En declaraciones a Economía Digital, pisos.com asegura que "no se habría producido una caída de precios como consecuencia de la norma", sino que el ligero descenso registrado respondería a una "tendencia natural" tras alcanzar el pico en 2019, agravada por la crisis del coronavirus. 

Pero las caídas de precios tras la aprobación de la ley son incontestables. Tomando como ejemplo la ciudad de Barcelona (que esta semana ha pedido en el Pleno municipal ser declarada en su totalidad zona tensionada), en el segundo trimestre de 2019 el alquiler medio se situaba en 944,43 euros; en el mismo periodo de 2020, en 980,48 euros; y este año, en 905,39 euros

El caso de Blanes y Lloret de Mar

Otro caso: El Prat,cerca de Barcelona, que estas semanas es el centro de la polémica entre Gobierno central y autonómico por la ampliación fallida del aeropuerto. El alquiler medio en 2019 ascendía a 734,90 euros, en 2020 a 741,55 euros y en 2021 a 714,73 euros. La tendencia se repite. 

"Vemos que la tendencia del primer trimestre de 2021 respecto a los precios se consolida en los municipios catalanes regulados", explica Jaime Palomera. "Pero ojo, que aquí viene lo importante. Si comparamos los 61 municipios regulados con los no regulados, los precios caen en los primeros mientras que en los segundos apenas disminuyen en este último trimestre", dice. "Cojamos Blanes y Lloret de Mar, municipios con características muy similares y vecinos. Blanes, descenso de los precios del alquiler de un 7%. Lloret de Mar, bajada de precios inexistente". En la consejería de Derechos Sociales del Govern se limitan a recordar que aún es pronto para sacar conclusiones definitivas y que hará falta al menos un "año entero". Pero, agregan, la tendencia es que aumenta la oferta y caen los precios.   

IU llama a seguir el "ejemplo" de Berlín tras el referéndum que apoya expropiar viviendas a grandes tenedores

IU llama a seguir el "ejemplo" de Berlín tras el referéndum que apoya expropiar viviendas a grandes tenedores

Más sobre este tema
stats