PORTADA DE MAÑANA
Ver
La Agencia Europea de Medicamentos recibe casi la mitad de sus ingresos de 21 grandes farmacéuticas

Tarifazo

Soria maniobra para suspender la subasta que ha puesto en cuestión todo el mercado eléctrico

La bomba ha tardado dos semanas en explotar. Pero lo ha hecho con fuerza. La subasta trimestral de energía (CESUR) celebrada el jueves obligaba a subir la luz en enero más de un 11% y ponía contra las cuerdas al ministro de Industria, José Manuel Soria. Hasta las empresas eléctricas reconocían al término de la subasta que la situación se había ido de las manos. La solución que ha encontrado Soria, previo informe de Competencia, es suspender la subasta por decreto. No hay precedentes. Todo para evitar un "tarifazo" mortal para las economías familiares, ya muy castigadas.

No lo va a tener fácil. Para empezar, a la subasta CESUR en cuestión no acuden solo las eléctricas, sino también bancos e intermediarios financieros. La lista de participantes es reservada. Negocian un producto financiero (precios a futuro) y no energía. Las eléctricas también participan en el mercado mayorista (pool) diario, sobre el que pesan sospechas de manipulación. El mercado diario, en todo caso, es la referencia de la CESUR.

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia confirmó que ha recibido el encargo de examinar lo sucedido en la subasta de energía CESUR. InfoLibre intentó recabar, sin éxito, la versión de Industria más allá de las declaraciones del ministro de Industria, José Manuel Soria.

Ante el disparate de la subasta, que pone en cuestión cómo funcionan los mercados energéticos, Soria anunció el encargo de una nueva investigación a la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC). La pasada semana, Competencia ya había recibido otro encargo para examinar el funcionamiento, también anómalo, del mercado mayorista diario. 

Recurso a una Orden Ministerial

Para anular la subasta, Industria tendrá que recurrir a la Orden que las regula (1659/2009). Pero no lo va a tener fácil. Por dos razones: porque la orden aprobada en junio de hace cuatro años respondía aun sistema muy distinto del actual, con subastas oficiales cada pocas semanas y porque anular la subasta de este jueves puede dar lugar a reclamaciones. Los agentes del mercado han cerrado ya operaciones a futuro con los precios marcados en la subasta (entre 61,83 euros MGWh y 67,99 euros MGWh).

Los argumentos para invalidar la subasta tampoco son fáciles de encontrar. Salvo irregularidad flagrante y poco probable, Industria y la CNMC tandrán que apelar a la falta de competencia. Fuentes de las empresas han reconocido que en la subasta participaron menos agentes que en otras ocasiones. Achacaron el descenso a  la "especial incertidumbre regulatoria en esta subasta",incertidumbre regulatoria lo que se puede interpretar como una bofetada a Soria por el embrollo en el que ha colocado al sector.

A la subasta CESUR pueden acudir no sólo empresas del sector de la energía, sino bancos, fondos de inversión y otros intermediarios financieros autorizados. Como aclara Joge Morales (Plataforma por un Nuevo Modelo Energético) "no se negocia energía, si no su precio". Es una subasta diferente a la diaria que supervisa OMEL y donde sólo acuden eléctricas.

Menos agentes

A la subasta del jueves acudieron menos agentes, señala un buen conocedor del mercado que prefiere el anonimato, "porque desde hacía semanas el mercado estaba roto y sin liquidez". La causa: la reforma energética anunciada que parece fracasada antes de entrar en vigor.

Pero el problema que ha acabado por estallar viene de atrás. Comenzó justo a finales de noviembre, cuando el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para cumplir con el objetivo de déficit público (6,5%), decidió dejar en evidencia a su compañero de gabinete Soriadejar en evidencia y retrasar a 2014 el pago a las eléctricas de 3.600 millones de euros por el déficit generado en 2013 y que ya suma 30.000 millones.

Ahí empezó un pulso que ha puesto en cuestión todos los procesos de formación de precios en España. En el mercado mayorista de electricidad diario, en 12 de los últimos 18 días, los precios del MGWh se han situado por encima de los 80 euros. El movimiento se trasladó también al mercado de futuros, con precios por encima de los 57 euros MGWh, superiores en un 20% al trimestre anterior. Son niveles récord en la década. Entre otras razones, muchos analistas los atribuyeron a la existencia de un pulso soterrado entre el ministro Soria y las eléctricas.

Alarmas encendidas

Las alarmas acabaron por saltar cuando la gran industria, agrupada en AEGE, anunció el cierre de 21 plantas por la carestía de la luz.21 plantas por la carestía de la luz Industria tuvo que aceptar que algo no andaba bien y encargó una investigación del mercado mayorista eléctrico a la nueva Comisión de los Mercados y de la Competencia.

El nuevo presidente de Competencia, José María Marín, que trabajó antaño en el sector energético (Cepsa), va a tener trabajo.En las empresas es un secreto a voces que los precios han registrado importantes subidas porque también ha habido especulación con el gas, desviado a mercados más rentables que el español y con el agua.

No hay muchas explicaciones alternativas. En España, en estos momentos, sobra capacidad instalada (hay 105.000 MGW), la demanda es muy débil (niveles de 2005 y de 2000 en la industria) y las centrales de ciclo combinado (25.000 MGW) están prácticamente ociosas. En un mercado eficaz, los precios deberían caer. Pero en cambio, suben como la espuma. Inexplicable.

La falta de información, en un mercado todavía acostumbrado a la opacidad, no sorprende. Este titular en un diario "Industria investiga los altos precios de la luz en el mercado mayorista" es de abril...del año 2000.

Más sobre este tema
stats