Tratado de Libre Comercio

TTIP: la Eurocámara fuerza a Malmström a exigir a EEUU que respete los derechos laborales

Europa presenta sus propuestas laborales para continuar elaborando el TTIP

infoLibre

La Comisión Europea ha presentado este viernes sus propuestas sobre desarrollo sostenible en el marco de las negociaciones del acuerdo de libre comercio con Estados Unidos (TTIP en sus siglas en inglés), en las que ha mostrado su voluntad de preservar los principales estándares laborales marcados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), así como mantener los compromisos establecidos en materia medioambiental.

El Parlamento Europeo aprobó el pasado mes de junio un informe no vinculante que marcaba una serie de líneas rojas para la negociación del TTIP. En ese sentido, el documento planteó como una necesidad la "ratificación, aplicación y cumplimiento plenos y efectivos de los ocho convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)", y también exigió a la Comisión Europea, como así finalmente ha hecho la Cecilia Malmström, que pusiera como condición la aplicación del "Programa de Trabajo Decente de la OIT y los acuerdos internacionales fundamentales en materia de medio ambiente".

La comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, ha explicado finalmente esta propuesta en rueda de prensa, que ya fue presentada a Estados Unidos en la undécima ronda de las conversaciones y que tuvo lugar en Miami entre el 19 y el 23 de octubre. El Ejecutivo comunitario apunta que el objetivo de este capítulo en el futuro acuerdo es "asegurar que los altos estándares laborales y medioambientales son mantenidos tanto en la UE y en Estados Unidos". Por otro lado, afirma que la UE "trabajará para asegurarse de que todas las disposiciones de este capítulo son respetadas, implementadas y cumplidas".

En cuanto a las propuestas finales de la UE sobre derechos laborales, el texto incluye el apoyo de los objetivos estratégicos de la Agenda para el Trabajo Decente de la OIT y una afirmación de los principales estándares de esta organización, que incluyen la libertad de asociación, el derecho a la negociación colectiva, el compromiso para acabar con el trabajo forzoso y el trabajo infantil y la no discriminación, entre otros.

En la misma línea, el texto aboga por proteger otros estándares de la OIT, como la salud y la seguridad laboral, y defiende la existencia de referencias a estructuras que sirvan para facilitar el diálogo social doméstico y transatlántico, así como la información y las consultas de los trabajadores.

Con respecto a los temas medioambientales, la UE propone incrementar la cooperación para luchar contra la pesca y la tala de madera ilegales y contra el comercio de especies amenazadas. Además, apuesta por formular políticas para prevenir o minimizar los efectos del comercio en aspectos sanitarios y medioambientales y promocionar el comercio y la inversión te bienes y tecnologías verdes.

Malmström también ha subrayado que para la UE es importante promover estos estándares laborales y medioambientales "por todo el mundo". "Las dos economías más grandes del mundo tiene responsabilidades y esta es una oportunidad única para actuar", ha declarado en este sentido. "Cuanto más trabajemos juntos más efectividad tendrá la OIT", ha añadido.

"El comercio no es solo una herramienta para crear oportunidades económicas para los consumidores, trabajadores y empresas, sino también para ayudar a que el mundo se convierta en un lugar más responsable. El comercio no es solo una cuestión de interés económico, también de valores", ha defendido la comisaria.

Estos planteamientos, no obstante, parecen complicados de llevar a la práctica, ya que EEUU tan sólo tiene firmados dos de los ocho convenios fundamentales de la OIT –los referentes a la "abolición del trabajo forzoso" y el dedicado a "las peores formas de trabajo infantil"–, y no aplica los relativos al derecho de sindicación, la edad mínima o la igualdad de remuneración. De igual forma, los norteamericanos tampoco se someten a las normas del Protocolo de Kioto, si bien el pasado año firmaron junto a otros 189 países un pacto que pretende ser la antesala del gran acuerdo que está previsto firmar en 2015 para sustituir al veterano tratado.

La amenaza del TTIP se extiende a los servicios públicos

La amenaza del TTIP se extiende a los servicios públicos

Más sobre este tema
stats