LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así funciona el doble rasero ante la corrupción: el nuevo PP cerró filas con Ayuso y el PSOE cerca a Ábalos

Cuatro meses de guerra: por qué ya no nos interesa tanto la invasión en Ucrania

Los líderes europeos en una composición con la masacre de Bucha de fondo.

Este viernes 24 de junio se cumplen cuatro meses desde que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, lanzase la "operación militar especial" para invadir Ucrania. 121 días después, la cobertura mediática ha cambiado, el interés del público ha caído y el conflicto ha evolucionado. “Siempre se cubren los acontecimientos desde distintas perspectivas”, asegura Ana del Paso, periodista y analista de geopolítica y comunicación española. En un primer momento, Ucrania ocupó todos los espacios informativos y se informaba de cada ataque, enfrentamiento y bombardeo que ocurría en el país. Ahora, sin embargo, es distinto.

“En estos momentos empiezan las operaciones militares más sensibles y puede que alguna sea encubierta, por eso trasciende menos. Los ataques iniciales fueron de limpieza humana y destrucción masiva”, explica la periodista. Las noticias que se dan actualmente sobre la guerra se centran en los efectos en Europa. “Se están viendo las consecuencias de la guerra, de las sanciones y de la prolongación del conflicto, y eso es algo que se está notando más”, indica Pablo Del Amo, coordinador de Descifrando la guerra.

Con el paso del tiempo, la información va perdiendo interés, surgen nuevas noticias que acaparan el espacio y la novedad se impone. “El tiempo es fundamental. La noticia pasa de abrir la información a convertirse en una columna en página impar”, indica Ana del Paso. Pero, en un primer momento, Ucrania fue el acontecimiento que ocupaba todas las cabeceras. “Nadie esperaba que Rusia fuese a atacar Ucrania. También era novedoso que una gran potencia atacase en Europa, una nueva guerra en este terreno es algo que impacta muchísimo”, explica Pablo Del Amo.

El público consume mucha información cada día y, al final, el cerebro no da más de sí. “Por eso Zelenski se esmera en participar en actos online con parlamentos por varios países. Es una técnica no utilizada antes y además, su equipo maneja bien las redes sociales. Es su única salida”, indica Ana del Paso. De alguna forma, tanto políticos como Estados intentan mantener la atención sobre el conflicto, pero la gente se satura con tanta información y decide pasar al siguiente tema. “Esto también ha pasado con Siria y todos los conflictos anteriores. La actualidad manda y la opinión pública quiere desconectar cuando provoca cansancio”, añade.

Esto no es algo que ocurre solo con las guerras. El covid, por ejemplo, fue prueba de cómo la gente se cansa de ciertas noticias y dejan de consumirlas. No obstante, el exceso de información no es la única causa por la que Ucrania ya no está en primer plano como antes. “Ucrania está ahora perdiendo la guerra y por eso se cuenta menos. Se ha dado el relato de que Ucrania podría ganarla y, como en estos momentos no está siendo el caso, eso quizás haga que se hable menos de ella”, explica Pablo Del Amo.

Pero, ¿sigue interesando la guerra en Ucrania? Puede que el público general haya dejado de lado la información sobre la guerra, pero sigue siendo un tema que interesa a Occidente, principalmente por las consecuencias. “Se seguirá informando durante los meses que vienen porque las consecuencias serán peores”, asegura Pablo Del Amo. En estos momentos, las consecuencias ya se están notando con la interrupción de las exportaciones, el aumento de los precios del gas y el petróleo, y el impacto sobre la ayuda humanitaria. El embargo parcial al petróleo, pactado en el Consejo Europeo de junio para finales de año, es una de las medidas más importante del paquete de sanciones contra Rusia. Sin embargo, el veto ralentizará el crecimiento de los Veintisiete y, sobre todo, aumentará la presión sobre los precios. El país euroasiático es uno de los principales exportadores de gas de Europa, y ha reducido el suministro a países como Alemania, Italia o Francia. El precio de la energía también se ha disparado por culpa de la guerra. Es decir, las consecuencias de la invasión en Ucrania se notan día a día en Europa.

El arte bajo las bombas: así está aniquilando Putin la identidad de Ucrania

El arte bajo las bombas: así está aniquilando Putin la identidad de Ucrania

Ana del Paso añade que "es fundamental mantener el interés, sobre todo cuando el agresor comete más ilegalidades", ya que, a día de hoy, Ucrania se ha convertido en una de las crisis humanitarias más importantes del mundo. Además, la implicación de los países europeos en la guerra hace que el interés siga latente, algo que no ocurre con otros conflictos. “La guerra va a ser larga, de desgaste, pero está en Europa”, asegura Ana del Paso. “Estamos hablando de una guerra de alta intensidad entre una potencia grande como Rusia y Ucrania. Además, la propaganda que se ha hecho ha sido enorme, interviniendo mucho más directamente Occidente que en otros lugares”, explica Pablo Del Amo. 

Las conocidas como guerras olvidadas son aquellas que, pese a la violencia y el impacto que pueda tener en sus zonas, son ignoradas por Occidente ya que no les afectan directamente. Un caso muy conocido es el de la guerra en Yemen. Amnistía Internacional asegura que alrededor del 80% de la población necesita ayuda humanitaria para sobrevivir, y es considerada en la actualidad “el infierno en la tierra”. Sin embargo, nadie habla de ello. “Son países lejanos donde Occidente no tienen parte en los conflictos y por eso se olvidan”, confirma Pablo Del Amo. “Ucrania no es lo mismo que Yemen o Myanmar, las consecuencias son mucho más grandes. El interés de Myanmar duró 1 día, 2 a lo sumo, que fue el golpe de Estado y poco más. De hecho, poca gente sabe que hay una guerra allí ahora mismo, se dieron cuenta por el video del aeróbic y poco más. En Yemen es más de lo mismo”, añade.

El caso de Ucrania es distinto. Pese a la saturación de información, o lo mucho que pueda durar la guerra, seguirá interesando a Occidente y seguirá apareciendo, de alguna manera u otra, en los medios de comunicación. “Ahora puede que baje el interés, pero el conflicto va a durar y eventualmente volverá a estar en todos los medios”, asegura Pablo Del Amo. No será una guerra olvidada.

Más sobre este tema
stats