PORTADA DE MAÑANA
Ver
El tribunal que vigila los contratos de Madrid avisa del "incremento sustancial" de los pagos fuera de control

Lo mejor de Mediapart

Los eurodiputados quieren imponer un embargo a la venta de armas a Arabia Saudí

Varios yemeníes inspeccionan los restos de un edificio tras un bombardeo de la coalición liderada por Arabia Saudí.

Una amplia mayoría de eurodiputados se pronunciaba el jueves 30 de noviembre, en Bruselas, a favor del embargo de la venta de armas a Arabia Saudí. En la resolución, referida inicialmente a “la situación en Yemen”, se exhorta a Federica Mogherini, jefa de la diplomacia europea, a hacer todo lo posible por poner en marcha este embargo, “dada la gravedad de las acusaciones que pesan sobre este país, relativas a la violación del derecho humanitario en Yemen” (parágrafo 15).

Tan sólo un día después, el ministro de Asuntos Extranjeros saudí, Adel al Jubeir, anunciaba que anulaba su visita al Parlamento Europeo, prevista para el día 5 de diciembre. Según Naciones Unidas, más de 8.000 personas, el 60% civiles, han sido asesinados en la guerra civil que sigue devastando Yemen. Además, más de 50.000 han resultado heridas, entre ellas un gran número de niños. Arabia Saudí, que entró en el conflicto en marzo de 2015, dirige los bombardeos de la coalición, que alcanzan entre otros objetivos, a mercados y viviendas.

“Hay 16 Estados miembros [...] que siguen vendiendo armas a Arabia Saudí. Son cómplices de esta masacre”, denunciaba la eurodiputada de IU Angela Vallina. Reino Unido, Francia y Alemania son los tres países de la UE que venden más armamento a Riad. Arabia Saudí es, con gran diferencia, el primer cliente de Francia en lo que a la compra de armas se refiere, por delante de India y Brasil. Suecia es el único Estado miembro que ha puesto punto y final, oficialmente, a las ventas a Arabia Saudí.

“Resulta escandaloso que este conflicto ignorado se alimente con las armas procedentes de la Unión, en concreto de Gran Bretaña y de Francia”, apuntaba el eurodiputado ecologista Yannick Jadot, partidario de ampliar este embargo a los Emiratos Árabes Unidos. “La participación indirecta pero real de Francia en esta guerra abominable [...] resulta contraria a los compromisos de nuestro país adquiridos en el Tratado sobre el comercio de armas”, añadía. “Mientras Trump ha firmado un acuerdo por importe de mil millones de dólares, el Parlamento Europeo propone medidas concretas para poner punto y final al desastre humanitario en Yemen”, insistía la neerlandesa Marietje Schaake (D66, liberales).

La resolución, que “condena los ataques aéreos indiscriminados llevados a cabo por la coalición”, fue aprobada por una muy amplia mayoría (539 votos a favor, 13 en contra y 81 abstenciones). Esta posición no resultó ninguna sorpresa: en febrero de 2016, el hemiciclo se pronunció a favor de dicho embargo, pero los votos favorables han aumentado (se registraron 448 votos a favor el año pasado).

Por parte de los eurodiputados francés, la mayoría, incluida la derecha del PPE (entre ellos Los Republicanos) votaron a favor del texto. Diputados del FN, pero también de UDI-Modem se abstuvieron. “Esta resolución tiende a confundirlo todo”, afirmaba el eurodiputado centrista Patricia Lalonde, referente de la delegación UDI-Modem en estos asuntos.

El parágrafo relativo al embargo fue sometido a votación por separado y el resultado estuvo más reñido: 368 eurodiputados lo defendieron, en su mayoría socialdemócratas, ecologistas y miembros de la izquierda crítica. Las principales figuras de la delegación francesa del PPE se opuso al embargo (lo que no les impidió votar a favor de la resolución final, pese a todo). “El armamento que pide Riad es armamento defensivo, utilizado en respuesta a lo que perciben, desde Arabia Saudí, como una amenaza creciente, Irán”, había dicho el diputado en 2017 para justificar su oposición a un embargo.

En el fondo, esta resolución –poco mediática y sin efecto jurídico– no debería molestar en exceso al jefe del Estado francés, Emmanuel Macron, que sigue, en la línea de Hollande, haciendo de Arabia Saudí uno de los principales pilares de su diplomacia económica. Cuando todavía no era candidato, respondió a comienzos de año a un cuestionario de la ONG Human Rights Watch, en el que precisó: “No queremos vender armas que pueden servir para masacrar civiles. No se puede soporar. Si trabajamos con las monarquías del Golfo, condicionaremos los contratos al respeto de los derechos humanos”. De viaje a Abiyán, Emmanuel Macron aseguraba que Arabia Saudí se había comprometido con Francia a acabar con la financiación de los movimientos y de las fundaciones extremistas consideradas como tal en París. ______________

Traducción: Mariola Moreno

El Supremo permite la aplicación del veto migratorio de Trump sobre países de mayoría musulmana

El Supremo permite la aplicación del veto migratorio de Trump sobre países de mayoría musulmana

Leer el texto en francés:

   

Más sobre este tema
stats