PORTADA DE MAÑANA
Ver
La Audiencia Nacional avala la batalla de Sanidad para impedir que se conozca el precio real de los fármacos

Periodismo

Una guía para evitar el sensacionalismo en las noticias sobre violencia de género

Imagen de archivo de una manifestación contra la violencia machista.

Sensacionalismo, expresiones equivocas como "violencia domestica", testimonios de vecinos o familiares del tipo "es una buena persona" o "era una pareja pacífica y sin conflictividad alguna", son algunos de los errores habituales en medios de comunicación que señala el Consejo Audiovisual Andaluz en la presentación de una Guía para el tratamiento informativo de la violencia de género presentada este miércoles. En ella participaron el Colegio de Periodistas de Andalucía, las televisiones RTVA, RTVE-Andalucía, la red de televisiones locales y la Fiscalía de Violencia contra la Mujer de Andalucía, así como el regulador audiovisual de ámbito estatal.

El la primera parte del documento, titulado El problema, se ofrecen recomendaciones como "evitar rutinas periodísticas que conducen además a tratar cada caso como hechos aislados o como sucesos", la necesidad de una cierta especialización de los profesionales, así como "el uso correcto del lenguaje para denominar estos crímenes como violencia de género, machista o sexista contra la mujer" y eliminar otros inadecuados como "violencia domestica, familiar o de pareja, o crimen pasional". En este apartado, se resalta que miles de mujeres sufren a diario la violencia machista, con decenas de víctimas mortales anuales en España, por lo que recomienda a los periodistas "no esperar al asesinato para abordar esta cuestión, sino difundir sentencias, denunciar comportamientos machistas para trasladar a la sociedad la dimensión de este problema e informar de casos de mujeres que han salido de la espiral de la violencia de género".

Evitar frivolizar o banalizar

El PSOE pide la dimisión de la subdelegada del Gobierno en Jaén por culpabilizar a las madres de la violencia de género

El PSOE pide la dimisión de la subdelegada del Gobierno en Jaén por culpabilizar a las madres de la violencia de género

La segunda parte del estudio, titulada La noticia, se centra en recomendaciones y prácticas para los profesionales. Así descarta "frivolizar o banalizar la información y evitar inercias que pueden terminar por insensibilizar a la audiencia, especialmente en los titulares, como el uso de las fórmulas "un nuevo caso de violencia de género, una víctima más". También destaca que las víctimas no mueren, sino que las matan y que no son responsables de su asesinato por no haber denunciado antes al asesino o haber reanudado una relación".

Otro aspecto muy destacado es la diferenciación entre un tratamiento sensacionalista, que usa de imágenes escabrosas o recrean el modo en que fue asesinada la víctima, hasta llegar a buscar causas ajenas al machismo que justifiquen una agresión o un asesinato, y otro presidido por el rigor informativo que "usa planos generales y neutros, como las zonas acordonadas, los efectivos policiales o sanitarios e incluye información e imágenes complementarias y útiles sobre recursos públicos, centros de acogida, servicios especializados o sentencias condenatorias. Y siempre, incluir de forma verbal o escrita, el número de teléfono de denuncia y ayuda a las víctimas 016".

Por último, recuerda que "la presunción de inocencia es un derecho constitucional que debe prevalecer mientras no exista una sentencia firme o una conformación de culpabilidad por parte de las fuentes policiales y judiciales". Por ello, recuerda que la difusión de datos personales de los maltratadores han de tratarse con cuidado durante la investigación policial y el proceso judicial. Además, establece que "el acusado puede salir en pantalla si va acompañado de la policía, está detenido, esposado o comparece ante la Justicia".

Más sobre este tema
stats