PORTADA DE MAÑANA
Ver
El fiscal general se apoya en la sentencia del 'procés' para desmontar las tesis de los fiscales díscolos

Las novedades de privacidad de WhatsApp: más control para el usuario sin una "mejora radical"

La aplicación WhatsApp instalada en un móvil.

WhatsApp ha aprovechado la calma informativa de agosto para acaparar titulares anunciando la puesta en marcha de nuevas funcionalidades. Y la aplicación propiedad de Meta lo ha hecho por la puerta grande: con un anuncio este martes del propio dueño del imperio tecnológico. Mark Zuckerberg ha sido el encargado de comunicar estas funciones encaminadas a mejorar la privacidad y la seguridad de la plataforma, algo poco habitual en la compañía californiana. No obstante, para Laura Pérez Altable, doctora en comunicación e investigadora de la Universitat Pompeu Fabra, estos cambios, más que "una mejora radical" en la privacidad como traslada la app, suponen para el usuario "tener más control tanto del contenido como de su participación". 

Con un escueto mensaje en su perfil en Facebook, el fundador y propietario de la compañía californiana anunció los tres grandes ejes de estas nuevas funcionalidades: abandonar los chats grupales sin que sea notificado, controlar quién puede ver cuando se está en línea y bloquear las capturas de pantalla en determinados mensajes. "Seguiremos desarrollando nuevas formas de proteger sus mensajes y mantenerlos tan privados y seguros como las conversaciones cara a cara", explica Zuckerberg. 

Para conocer la letra pequeña de estas novedades hay que consultar el comunicado de la propia plataforma. "Estas opciones no responden tanto a cuestiones de privacidad, sino de control por parte de los usuarios", defiende Pérez Altable que sostiene que "los datos van a seguir existiendo, y Meta va a seguir teniendo estos datos". Excepto el bloqueo de captura de pantalla para determinados mensajes que aún se encuentra en prueba, las otras funcionalidades dos estarán disponibles para todos los usuarios de la red de mensajería a lo largo de este mes de agosto. 

La primera novedad es la posibilidad de abandonar un grupo de forma privada: "Ahora en lugar de notificar a todo el grupo cuando te vayas, sólo se notificará a los administradores". Se acabaron así las notificaciones de "fulanito ha abandonado el grupo". "Nos encantan nuestros chats grupales, pero algunos no son para siempre", asegura WhatsApp que matiza que está salida no será totalmente privada, pero sí más discreta ya que existirá un apartado de participantes anteriores que informará a todos los miembros quién ha abandonado el chat grupal. Para Pérez Altable, esta opción es una cuestión "más social" que de privacidad.

La segunda novedad es poder gestionar y controlar la visibilidad del estado "en línea". "Esta es la que me llama más la atención", reconoce esta experta. Hasta ahora, el usuario sólo podía escoger quiénes veían o no la última hora de conexión, pero alguien, incluso en el ámbito laboral, lo podía pillar conectado sin haber leído o contestado un mensaje. "Ver cuando los amigos o la familia están en línea nos ayuda a sentirnos conectados entre nosotros, pero todos hemos tenido momentos en los que queríamos revisar nuestro WhatsApp en privado", explican desde la aplicación. Para estos momentos, ahora permitirá a los usuarios seleccionar quién puede y quién no puede ver cuando está en línea.

La tercera y última novedad, de momento, es el bloqueo de captura de pantalla para determinados mensajes. En concreto, para aquellos enviados mediante el método view once (visto una vez, en español) y que ofrece un mayor control sobre la privacidad al permitir configurar que algunas imágenes y vídeos sólo se puedan visualizar una vez y después desaparecen. Un mecanismo que recuerda, y mucho, a la esencia con la que nació Snapchat. "Ahora estamos habilitando el bloqueo de capturas de pantalla para estos mensajes", argumenta WhatsApp. 

El margen de mejora de WhatsApp

Instagram prueba en EEUU un vídeo 'selfie' para verificar la edad de menores que sería ilegal en la UE

Instagram prueba en EEUU un vídeo 'selfie' para verificar la edad de menores que sería ilegal en la UE

Para Pérez Altables, estas tres novedades son "cambios que eran evidentes". Y es que a la aplicación de mensajería aún le queda mucho margen de mejora y los usuarios siguen demandando nuevos cambios. ¿El más pedido? Probablemente, poder editar mensajes, como ya facilita Telegram. "Llevamos un montón de años en WhatsApp y la gente reclama novedades", explica esta experta.

No obstante, cabe recordar que una modificación de las condiciones y la política de privacidad de WhatsApp que provocó a principios de 2021 una riada de críticas y la huida de usuarios a Signal y Telegram. Esta actualización —que quedó en suspenso ante el revuelo generado— se refería, por un lado, a los datos que recopila la aplicación de los usuarios y a su tratamiento, y, por otro, y aquí el principal punto de aversión, a cómo terceras empresas pueden usar los servicios alojados de Facebook, propietario de la plataforma desde 2016, para almacenar y administrar sus chats.

WhatsApp, por su parte, también asegura que estas "nuevas capas de protección" son un paso más en su camino por la privacidad y la seguridad de la plataforma. La app recuerda en este comunicado todos sus avances en este camino por la privacidad y la seguridad: que tanto las llamadas como los mensajes están protegidos con cifrado de extremo a extremo y que entre sus funciones ya se encuentra la verificación en dos pasos o poder bloquear chats no deseados. 

Más sobre este tema
stats