LA CRISIS DE LA PRENSA

Veinte trabajadores pactan su salida voluntaria de Unidad Editorial

Veinte trabajadores pactan su salida voluntaria de Unidad Editorial

Veinte trabajadores de Unidad Editorial abandonarán este mes el grupo tras acogerse al plan de “desvinculaciones” incluido en la última bajada salarial sufrida por la plantillala última bajada salarial. Entre ellos, los corresponsales de El Mundo en Bruselas y otros cuatro redactores de la sección de internet. El resto de las salidas pactadas corresponden a empleados de la parte corporativa de la empresa.

Entre ellos no figura Eduardo Inda, uno de los directores adjuntos de El Mundo, que también deja el periódico tras negociar sus condiciones de forma individual con la dirección. Por su categoría, Inda no está incluido en el convenio colectivo del grupo. Quienes sí se han acogido al plan son la hija del exdirector Pedro J. Ramírez, y su marido, ambos correponsales en BruselasPedro J. Ramírez desde hace apenas un par de meses. María Ramírez y Eduardo Suárez fueron suspendidos de empleo y sueldo el pasado verano tras apoyar desde sus cuentas de Twitter las acusaciones de censura de otra redactora, Ana Romero, por una información sobre la amiga íntima de Juan Carlos I, Corinna zu Sayn-Wittgenstein. Sus relaciones con la nueva dirección del periódico se habían ido deteriorando desde que ésta les comunicó su traslado desde Nueva York hasta la capital comunitaria.

Ana Romero también ha abandonado El Mundo, asimismo después de negociar las condiciones económicas de su salida.

700 trabajadores menos en cinco años

En septiembre de 2013 ya abandonaron Unidad Editorial acogiéndose a un plan de bajas voluntarias otros 114 trabajadores, entre ellos dos directores adjuntos, dos redactores jefes, dos jefes de sección y la directora adjunta de la delegación en el País Vasco, Monse Ramírez, hermana de Pedro J. Ramírez. Las condiciones económicas entonces fueron las mismas que en este caso.

Los 20 trabajadores que han preferido abandonar Unidad Editorial recibirán una indemnización de 35 días por año de servicio, más una paga lineal de 5.000 euros, con un límite de 24 mensualidades. Es decir, la empresa ha aumentado la indemnización que fija el Estatuto de los Trabajadores para quienes no acepten una “modificación sustancial de condiciones de trabajo”: rebaja salarial, aumento de jornada, cambio de horario o categoría, traslado, etcétera. En ese caso, la compensación legal es de 20 días por año trabajado.

Contando los tres Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) y los dos planes de bajas incentivadas ejecutados desde 2009, Unidad Editorial ha reducido su plantilla en casi 700 trabajadores durante los últimos cinco años. No supera las 1.600 personas.

El pasado julio el 67% de la plantilla aprobó el tercer recorte salarial que sufre desde 2009. Se trata de una rebaja progresiva, que comienza con un 3,5% para quienes ganen 28.000 euros al año y se detiene al llegar al 8,5%. Ese ha sido el porcentaje de rebaja tanto para quienes cobran 68.000 euros al año como para quienes superan los 100.000.

Negociación del convenio colectivo

Mientras la dirección del grupo negocia con Vocento una posible fusión, sus representantes volverán a sentarse la semana próxima con los comités para renovar el convenio colectivorenovar el convenio colectivo. La propuesta que la empresa presentó a los trabajadores antes de negociar el recorte salarial incluía la supresión de la antigüedad, la rebaja del plus de nocturnidad, cambiar la remuneración de las horas extraordinarias y de los fines de semana, así como reducir los días de vacaciones y los permisos remunerados.

“Nos estamos convirtiendo en un sector low cost”low cost, aseguró entonces el grupo a sus comités de empresa para justificar los recortes que quiere consagrar en el próximo convenio colectivo. En 2013 Unidad Editorial perdió casi 59,7 millones de euros, resultado de una caída del 10,4% en sus ingresos: la publicidad se redujo un 13% y la venta de ejemplares, un 12,7%. En los primeros seis meses de este año suma ya 16 millones de números rojos.

Los trabajadores de Unidad Editorial aprueban su tercer recorte salarial en cinco años

Los trabajadores de Unidad Editorial aprueban su tercer recorte salarial en cinco años

Más sobre este tema
stats