x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Francia

El exguardaespaldas de Macron, despedido por agresión, todavía usa pasaportes diplomáticos para viajar

  • Alexandre Benalla asegura que devolverá los documentos inmediatamente a pesar de que las autoridades señalan que se lo han solicitado dos veces
  • El exguardaespaldas afirma que entregó sus pasaportes diplomáticos en agosto pero volvió a recibirlos en octubre de manos de "un miembro del personal del presidente"

Publicada el 30/12/2018 a las 15:46 Actualizada el 30/12/2018 a las 15:59
Macron junto a su guardaespaldas, Alexandre Benalla.

Macron junto a su guardaespaldas, Alexandre Benalla.

Europa Press
El exguardaespaldas de la Presidencia francesa que fue despedido por agredir a un manifestante durante la Marcha del Día de los Trabajadores, Alexandre Benalla, ha reconocido que sigue empleando pasaportes diplomáticos para viajar y que los devolverá inmediatamente a pesar de que las autoridades aseguran que se lo han solicitado dos veces, según informa Europa Press.

En declaraciones al Journal du Dimanche, Benalla ha asegurado que nunca se ha aprovechado de estos documentos oficiales en su nuevo trabajo de "asesor". "Es posible que me haya equivocado al usarlos pero quiero dejar claro que lo hice por mi propia comodidad, para facilitar mi paso a través de los aeropuertos", ha explicado.

Sobre las dos peticiones de devolución que le hizo el Gobierno, Benalla ha asegurado que llegó a entregar sus dos pasaportes diplomáticos en agosto, pero que volvió a recibirlos de manos de "un miembro del personal del presidente" en octubre."Estoy convencido de que la justicia podrá poner fin ahora a los rumores y las insinuaciones sobre mi persona, y espero ser considerado un ciudadano común, ni más ni menos", ha agregado.

El exguardaespaldas de Macron está siendo sometido a una investigación judicial y hay además comisiones de investigación en las dos cámaras del Parlamento sobre la gestión que hizo la Presidencia francesa de todo este asunto.

En julio, Benalla admitió que hizo "una tontería enorme" al acudir a esas protestas y aseguró que cree que el mandatario galo todavía cree en él. "Es alguien que tenía y creo que tiene todavía, pienso yo, confianza en mí, en mi acción a diario", manifestó.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión