La portada de mañana
Ver
El Gobierno prepara más medidas frente a Milei, que redobla su pulso y volverá en junio

Pilar del Río: “Fuera de España, el Gobierno se ve como valiente”

Pilar del Rio (Castril, Granada, 1950) es la presidenta de la Sociedad de Amigos de infoLibre. Periodista, traductora y viuda del premio Nobel José Saramago, vive actualmente en Lisboa y preside la Fundación dedicada a la memoria del escritor portugués. Desde allí, trabaja por el entendimiento de las culturas iberoamericanas. Recientemente, 22 actores dieron un recital de Lorca en portugués, algo que para Del Río supuso una enorme emoción. “Mi vida está justificada por esto”, afirma. Recuerda también que se le cayeron las lágrimas al escuchar a un poeta leer en guaraní en la sede de Lisboa de la Fundación. Además de estos actos fraternos, la organización persigue un gran proyecto, “que junto a la Declaración Universal de los Derechos Humanos esté la Declaración Universal de Deberes Humanos”. Uno de ellos sería “dar nuestra opinión”. Ella lo practica en esta entrevista.

50 años de la Revolución de los Claveles

“Es un poco complicado para los portugueses celebrar el 50 aniversario de la Revolución de Abril en un momento en el que la extrema derecha ha emergido de una forma rotunda. Tanto que ha querido el destino que en esta efeméride haya 50 diputados de extrema derecha, es decir, neofascistas. No creo que sus votantes sean de esta forma pero, desde luego, así se expresan los dirigentes de ese partido similar a Vox que es Chega. Por todo ello, este 25 de abril se vive desde la perplejidad y sabiendo que hay que sacar mucho ánimo. Si nos dejáramos abatir por el infortunio de esta coincidencia, no lo celebraríamos.

Visto con perspectiva, no era normal que esto pasara. Había un gobierno del Partido Socialista con mayoría absoluta y estaba ya preparada la celebración del 25 de Abril. Se han introducido una serie de factores difícilmente comprensibles, entre ellos estrategias extrañas entre el mundo judicial y ciertos sectores políticos que han hecho que se adelanten las elecciones y que el aniversario quede aguado. Pero va a ser muy militante”.

Nuevo gobierno en Portugal

“La gobernación en Portugal ha pasado del Partido Socialista al Partido Socialdemócrata, una derecha con sectores liberales, otros más socialdemócratas, y otros muy conservadores. Luis Montenegro pertenece a un sector más socialdemócrata, pero tiene que conjugar con los más conservadores. Montenegro ha dicho, utilizando muchas veces una expresión española, “no es no”, que hay una frontera que no se puede pasar, la de gobernar con la ultraderecha. Esto es, quienes practican la política del odio, son xenófobos, racistas y quieren echar atrás las conquistas democráticas. Él lo tiene muy claro, pero el problema es que no todo el mundo en su partido lo tiene tan claro. Gobernar va a ser muy complicado por muchas presiones de la derecha mediática y económica. No tienen mayoría para aprobar los presupuestos y necesitarán del Partido Socialista (que quiere hacer oposición) o de la ultraderecha para conseguir pasarlos. A ver si consiguen resolverlo por el bien común”.

Ciclo electoral en España

“Como vivo fuera de España, veo las elecciones en las distintas comunidades autónomas con una enorme alegría. A lo mejor en España los ciudadanos de otras comunidades están un poco aburridos, pero a mí me parece magnífico que cada territorio, desde su personalidad y desde su cultura, se exprese. Y como nunca me parece que haya demasiadas elecciones porque viví mucho tiempo sin que hubiera ninguna elección, estoy contenta. Cada proceso electoral es la posibilidad que tengo de manifestarme y de hablar, de decir. Y a mí me gusta decir”.

Las elecciones catalanas

“Pocas cosas me hacen tan feliz como la situación y la negociación con Cataluña. La España una grande y libre no me la creí nunca, entre otras cosas porque me habían hablado de los reinos de España y siempre pensé que España era múltiple. La tensión política y electoral me parece una señal de democracia y de salud. Vamos llegando al federalismo soñado. Me gusta que haya catalanes que quieran independencia y quien quiera seguir en armonía con otras comunidades, pero defendiendo las culturas. Claro que es complicado para el gobierno, les da muchos dolores de cabeza y cansa a los ciudadanos, pero es positivo porque se avanza y nos permite estar vivos. Me dio mucha pena que no se aprovechara la ocasión este año, cuando propuse que el ministerio de Cultura se llamara ministerio de las Culturas. Nadie me hizo caso, claro, pero por lo menos lo dije y me gusta”.

El lugar de Europa en el mundo

“¿Dónde está Europa? La verdad es que un poquito perdida en el ámbito internacional. Europa, ¿de dónde partió? De Grecia y Roma. El derecho, la filosofía. ¿Dónde está? No sé. Desde luego no donde está China, no donde está Rusia, no donde está Estados Unidos. Me parece que en estas elecciones europeas los ciudadanos debiéramos de levantar la cabeza y decir: “¡Sí!, tenemos Europa”. Hay que tener representantes en Europa, y que no sigan las líneas macroeconómicas del poder, sino que también nos representen a los ciudadanos. Creo que es una obligación moral, un deber cívico participar en las elecciones europeas, votar como locos y tener un buen Parlamento Europeo que le pare los pies a las fuerzas del mal que imponen determinados códigos que se aprueban en el Parlamento Europeo y que luego las naciones tienen que asumir. Las elecciones europeas son mucho más importantes de lo que algunos interesadamente nos quieren hacer creer”.

Israel, Gaza, Irán

“El ataque de Hamas me pareció monstruoso. La respuesta de Israel, monstruosa, inaceptable. Me faltan palabras para calificarla. La incapacidad del mundo de frenar la agresión, ese holocausto de unos ejércitos pertrechados por países occidentales contra civiles en fuga es terrible. No sé si las voces morales que hay en el mundo, que son muy pocas, lamentablemente, como el secretario general de la ONU o el papa, han hecho todo lo posible. Qué bueno sería que el papa, con su edad y sus achaques, o António Guterres, se fueran a vivir a Gaza y a ver qué pasaba. Se está preparando la guerra, no la paz, y los afectados no son estadísticas, tienen nombre y apellidos. Vidas cortadas que se representan en ese niño huyendo de un bombardeo en el sur diciendo que ya se quería ir para su casa. Su casa que ya no existe porque está en el norte. Ese niño queriendo irse para su casa es lo más lúcido que he oído en estos tiempos de descalabro moral y físico”.

El Gobierno de España visto desde fuera

“En Latinoamérica, Estados Unidos y por supuesto en Portugal, su imagen es la de un gobierno valiente que, por usar el símil taurino, sabe coger el toro por los cuernos. En sectores de la cultura o políticos progresistas con los que me relaciono, se dice que el Gobierno llegó como si le hubiera caído una maldición: pandemia, la crisis anterior, la guerra, la otra guerra, el volcán en La Palma... Y, sin embargo, gestiona socialmente con una fuerza de la que los medios de comunicación no hablan tanto y que fuera se ve como muy positiva. Los avances sociales han sido muy interesantes. Hay demasiada frivolidad y consignismo repetido una y otra vez para evitar que se siga la línea de avances sociales. A los grandes de las empresas y la economía no les interesan tanto los derechos sociales. Lanzan sus consignas y la gente las repite y vota alegremente sin darse cuenta de que a lo mejor tienen algo en el plato por una ley que les ha protegido”.

La cultura actual

“El momento cultural de España a lo mejor no es tan llamativo como en los 80, en los que se hablaba de España, de la Movida y de la erupción de una serie de creadores que, habiendo o no nacido aquí, escribían en la lengua española. Fue una apoteosis. Este momento, tal vez no lo sea tanto, pero hay una base de gente que está ahí, como termitas, moviendo la madera.

La cultura está bien, me preocupa más la universidad. No tiene la fuerza iniciática de entender el mundo. La universidad nace para entender los grandes asuntos y corrientes, para sostener la sociedad, no desde la fe, no desde la catedral, sino desde la ciencia y el conocimiento. En estos momentos, la universidad no está presente en España, tampoco en otros países. El Mayo del 68 era un ejemplo de la universidad. Esa gente que sale a la calle, que dice que bajo las piedras está el mar. Ahora ni estudiantes ni profesores están abriendo un camino de reflexión. O no de la forma mayoritaria que me gustaría”.

Estado de los medios de comunicación

“Los problemas de la prensa, de la comunicación en España, son compartidos. Vivimos un momento de cambio: hemos pasado del papel, del sistema decimonónico al siglo XXI y estamos ahí, tratando de mantener la cabeza levantada. Hay ejemplos magníficos en España, estamos en uno de ellos, de reflexión y pensamiento. Y hay otros medios interesantes, pero, en líneas generales, el poder y las fuerzas del mal actúan mucho desde la televisión, configurando ciudadanos resignados, indiferentes o llenos de miedo. Existe mucha discusión y muy poca reflexión. Se puede decir: “Cumplimos porque tenemos una tertulia donde están todos” y que en la tertulia solamente se oiga ruido. Esa sociedad no es la que queremos desde los medios de comunicación más serios. Queremos ciudadanos convencidos de su fuerza, de su papel, de su capacidad, que no se queden con consignas y vayan por la vida sin preocuparse de los demás. Los medios nacimos para ser un contrapoder”.

El panorama mediático

Verónica Fumanal: “Las ‘fake news’ son el germen de las dictaduras”

Verónica Fumanal: “Las ‘fake news’ son el germen de las dictaduras”

“Afortunadamente hay algunos medios en España, en Portugal, también en Francia e Italia que introducen reflexiones, crítica, aportan y no ofrecen ruido. Pero la línea general es modelar a la gente desde medios de masas, televisiones y plataformas. En España, a veces una noticia falsa aparece en un pseudomedio de comunicación y es reproducida por nosotros. Sea para contestar o no, acaba llegando a la gente, y algo queda. Eso, por ejemplo, no pasa en Portugal. Hay un respeto por las vidas privadas. En Portugal, noticias relacionadas con la familia de un primer ministro, como se han publicado en España, sabiendo por ejemplo desde muy primera hora que el nombre de Begoña Gómez correspondía a otra persona con otras funciones, en Portugal, el país que más conozco, no se daría. Aquí se siguió dando vueltas y se sigue dejando caer en las tertulias. Esa falta de respeto tan grande con los espectadores y con los lectores no se comete tanto en otros países”.

Once años de infoLibre

“Tenemos que celebrarlo porque nos ha dado muchas satisfacciones infoLibre en el sentido de haber destapado asuntos que, existiendo, otros medios no contaban. Ha habido una sistematización e insistencia en algunas faltas de respeto por los seres humanos que infoLibre ha denunciado y sigue denunciando todos los días. Por ejemplo, el tratamiento a los ancianos de las residencias que no fueron atendidos durante la pandemia. infoLibre ha puesto en evidencia fallos del sistema, no para escandalizar o matar sino para que la sociedad sea mejor. Tal vez no sea el periódico que primero nos dé la noticia, pero si queremos una reflexión seria, sosegada, que nos aporte noticias, que nos una a otras reflexiones y a otros pensamientos de otros países europeos venimos a infoLibre. Porque sabemos que hay una cierta capacidad de reflexión y un respeto por los lectores que quizás no lo veamos en otras partes. Somos razón y aquí tenemos una oportunidad para reflexionar”.

Mirada al futuro

“Confío muchísimo en los seres humanos. He visto momentos de una enorme belleza porque seres humanos se han juntado y han conseguido cambiar el curso de las cosas. Si queremos, tenemos una fuerza increíble y podemos mucho. Decía José Saramago que cada ciudadano es una superpotencia. Todos los ciudadanos juntos no tendríamos que aceptar vivir en un planeta de desigualdades económicas, sociales, educativas y de formación. Entonces, no somos conscientes de la potencia que tenemos. Saramago, en la manifestación que se hizo en Madrid contra la guerra de Irak, dijo: “Hay dos superpotencias, Estados Unidos, que hace la guerra de Irak y que convoca a España y a Gran Bretaña como mozos de compañía y otra somos cada uno de nosotros y cada uno tenemos una fuerza extraordinaria, solo que no nos lo creemos”. Nos quedamos mejor viendo los mensajes que nos adocenan en vez de lo que nos levanta la cabeza y nos hace salir y nos hace distintos”. 

Más sobre este tema
stats