x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

Votaré

Publicada el 20/03/2019 a las 06:00 Actualizada el 19/03/2019 a las 18:31
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

"Nunca se cae dos veces en el mismo abismo, pero siempre se cae de la misma manera, con una mezcla de ridículo y de pavor”. Esta idea cierra El orden del día, la singular novela de Éric Vuillard sobre uno de los momentos cruciales de la conquista del poder por los nazis: la reunión que, el 20 de febrero de 1933, sostuvo Adolf Hitler con los patronos de muchas de las empresas que hoy en día siguen formando parte del corazón industrial y financiero de Alemania, gigantes como BASF, Bayer, Agfa, Opel, IG Farben, Siemens, Allianz, Telefunken o Thyssen-Krupp.

En aquella reunión, Hitler, recién llegado a la cancillería con el apoyo del “centroderecha” de Von Papen, consiguió la bendición del capitalismo germano a cambio de prometerle que terminaría de modo expeditivo con los partidos de izquierda y el sindicalismo obrero. Los patronos podrían hacer en sus empresas lo que buenamente les pluguiera a cambio de que le dejaran a Hitler las manos libres para hacer aún más grande el Reich alemán. Ese fue el pacto.

Soy de los que sienten gran inquietud por las semejanzas entre lo ocurrido en la Europa de los años 1920-1940 y lo que sucede ahora en este continente y también en América. Y de los que se alarman ante la ceguera de tantos para no comprender que estamos ante la segunda gran oleada fascista. Atribuyo esa ceguera a la rutina y la pereza, al deseo de que todo siga igual –la democracia, los derechos y las libertades, el Estado social...– sin necesidad de tener que hacer algo extraordinario, unas ganas de no complicarse la vida que ya desarmaron a los demócratas y progresistas ante Mussolini, Hitler, Franco y compañía.

Es obvio que este fascismo no es un calco exacto del primero. Yo lo llamo fascismo 2.0 porque ha aprendido unas cuantas lecciones y ya no viste con uniformes y correajes paramilitares, ya no hace el saludo romano, ya no confiesa en voz alta sus objetivos más espeluznantes. Pero, fíjense, sataniza a los mismos colectivos que el primero –los rojos, las mujeres libres, los homosexuales, los extranjeros pobres, las minorías étnicas, culturales y religiosas...–, reivindica el mismo tipo de nacionalismo que el primero, el de las patrias con Estado propio –America first; Brasil por encima de todo; la sagrada unidad de España...– y les promete a las grandes fortunas lo mismo que Hitler a los patronos con los que se reunió en 1933: con nosotros os irá muy bien.

Sí, este abismo no es el mismo que el de hace ochenta años, como señala Vuillard al final de su novela. Pero, como él mismo se apresura a añadir, estamos cayendo en él de la misma manera, con ridículo y pavor. A mí me parecen ridículos y hasta patéticos los eufemismos con los que el establishment evita llamar a la bestia por su nombre, tanto para no enfadarla como para no preocupar a los telespectadores. A mí me causan pavor las afirmaciones oficialistas de que la democracia es sólida y está asegurada para siempre jamás, las temerarias apuestas a favor de que la bestia no osará aplicar su programa si llega al gobierno.

Estoy hablando también de España. Vox está demostrando que aquello de que nuestro país estaba vacunado contra el fascismo era una solemne estupidez. En España siempre ha habido mucha gente –puede que hasta tres o cuatro millones– que piensa como Vox; lo nuevo es que ahora se atreve a decirlo en voz alta. Como dicen ellos mismos, Vox les ha quitado el complejo a reconocerse abiertamente como fachas. Pero Vox está haciendo mucho más que eso: está sacando a la luz el extremo derechismo de dos partidos, PP y Ciudadanos, que la mayoría de nuestros medios siguen presentando como “centristas”.

A mí no me sorprende en absoluto escuchar las barbaridades que sueltan últimamente Casado y Rivera: siempre he supuesto que piensan ese tipo de cosas en su fuero interno. A mí no me extrañó que PP, Ciudadanos y Vox se coaligaran para gobernar Andalucía: era lo más natural del mundo, son primos hermanos en el autoritarismo, el nacionalismo rojigualda y el capitalismo salvaje. Y a mí no me asombrará que, de poder hacerlo, repitan el Trifachito a escala española.

Votaré el 28 de abril. Votaré contra el Trifachito, preciso. No son estas unas elecciones en las que un progresista puede permitirse el lujo de la abstención. Sigo muy enfadado con las fuerzas de izquierdas, con la facilidad con la que el PSOE olvida sus promesas y se hace pragmático y hasta conservador cuando llega al poder, con las querellas fratricidas de Unidos Podemos y toda esa patulea de mareas, compromisos, comunes y más madriles que le rodean, con el dominio del nacionalismo sobre el republicanismo y el socialismo en ERC... Sigo tan enfadado con todos como hace unos meses, pero no por ello dejaré de votar a alguno.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

154 Comentarios
  • martoloy martoloy 26/03/19 12:41

    No comparto plenamente ese aforismo de Vuillard pero reconozco que " se non è vero è ben trovato" Pienso que caemos en esos abismos y en otros dos veces o las que hagan falta , con una mezcla de ridículo y pavor y , peor todavía , con indiferencia e indolencia . ...Desconozco si a la primera gran oleada fascista se le puede atribuir una fecha fundacional tan precisa pero a la segunda gran oleada , no . Estaban entrenados y comenzaron a trabajar desde el mismo día que capituló Japón. Quizás antes ....Por lo que se refiere a España , todos los monstruos del trifachismo estaban ahí agazapados detrás de la cobertura de la derecha "democrática " hasta qu Aznar les animó con su doctrina de desinhibición y sincomplejismo atacando a los buenistas ( bobos e ingenuos ) que no saben cómo funciona el mundo. Es muy verdad que ellos sí tienen claro a quién tiene enfrente : rojos , feministas , homosexuales ,buenistas , periféricos y pobres en general. Y aunque es verdad que nosotros somos más , los pobres somos siempre más , el fascismo 2.0 ( o neoliberalismo ) nos echa droga en el café y en la sopa y nos convence de que ésto es lo que hay y que no se puede mejorar , ya tenemos tele en color y Benidorm . Bueno pues hay más ....Yo , como Javier Valenzuela , también voy a votar el 28 de abril como lo he hecho siempre , sin fallar una vez , desde que en España se volvió a la fiesta . Y voy a votar Podemos como lo he hecho siempre desde que he tenido esa opción. No quiero taparme la nariz , virgencita que me quede como estoy. Ya sé que meten la pata pero al menos lo reconocen . Ya sé que son una puta jaula de grillos y nos enervan ,pero al menos sé de qué lado están . Con los míos .Me hablan de las cosas que quiero oir:trabajo , escuelas , salud ,fraternidad , igualdad , libertad . Esa patria de hermanos diferentes e iguales sí me pone . Con la otra , llena de trapos , borbones y musica militar , me pasa lo que a Brassens que no me la levantan . Se pagan lo suyo y no piden nada a los Bancos , para poder reclamar los 60.000 millones que nos deben ¿Quién más puede hacerlo ?A eso le llamo yo voto útil..... Salud y República

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 23/03/19 21:00

    El problema de PP y CIUDADANOS es que ven que su "cuento" de derecha unida está roto. Y para no perder clientes hacen rebajas suicidas. Es verdad que en el alma del PP vivía VOX. Pero en vez de dejarle ir y tratar de ser una derecha un poco más moderna, se esfuerza en atarle. Y VOX le lleva a la extrema derecha con una facilidad espeluznante. Y CIUDADANOS, que tampoco quiere perder su parte del pastel, se deja remolcar. ¿Cómo no ser miran cuando dicen que Sánchez está dispuesto a todo para seguir en la Moncloa? No es el PSOE partido de mi devoción. Pero que quienes ansían tanto el poder que están dispuestos a vender a su madre para alcanzarlo, deberían ser más cuidadosos con sus acusaciones.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    2

  • Gorrion Gorrion 22/03/19 14:11

    Este artículo da en la diana de lo que está ocurriendo en España, pais formado por autonomías muy distintas unas de otras, lo que dan la riqueza cultural que tiene. Hay que votar si o sí el 28 de abril, cada uno tiene su ideología, pero los que deseamos arrinconar y derrotar al trifachito, tenemos que optar por alguna de las formaciones de izquierda que quedan en el panorama electoral, teniendo que, una vez más, considerar al PSOE como partido de izquierdas, aunque sus hechos no tengan nada que ver con esa posición. Y como muestra de lo comentado, ahí está el cese de asociada del PSOE, que seguramente se una a una candidatura del C's.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • florenblues florenblues 20/03/19 23:49

    Tras leer, tan esclarecedor y demoledor articulo es muy dificil, casi imposible no votar desde la optica de una persona progresista. Quizá sea la última oportunidad de frenar en las urnas el nuevo franquismo que nos acecha
    Gracias señor Valenzuela.

    Salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    12

  • Rafael Santana Rafael Santana 20/03/19 23:16

    No son estas unas elecciones en las que un progresista puede permitirse el lujo de la abstención.

    Con esto me quedo Javier.
    Y también me apenan las izquierdas....

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    13

  • luzin luzin 20/03/19 22:13

    Resumiendo: Votaré ¿y por qué? porque viene el lobo ¿Quién es el lobo abuelita? ¿VOX? el lobo es el trifachito ¿Y quién es el cazador? la izquierda ¿Y quién es la izquierda? los que no son el lobo ... ¿pero los lobos son malos? son malos malísimos, son todos iguales, excepto Mariano Rajoy que ahora ya no es trifachita, ... pero abuelita ¿todos los cazadores son buenos? Los hay mejores y peores, pero no son tan malos como el lobo ... ¿pero a qué cazador debemos elegir? Da igual, la cuestión es votar a los cazadores porque los lobos son malos ... pero abuelita ¿no deberíamos centrarnos en un sólo cazador para derrotar a los lobos fascistas 2.0? ... eso no ... lo importante es votar a los cazadores .... ¿pero no habíamos quedado que era ganar a los lobos trifachitos 2.0? ... da igual ... si los cazadores buenos aprietan a los cazadores regulares podremos tener auténticos cazadores ... ¿pero no corremos el riesgo de que al dividir el voto ganen los lobos 2.0? ... da igual, tu vota a los cazadores y luego ya veremos ... reformaremos la ley laboral-cazadora, la ley pensionista-cazadora y todos comeremos lechuga y tomate que somos vegetarianos ...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    20

    7

    • eldeantes eldeantes 21/03/19 00:19

      Cómo se agradece una buena historieta de vez en cuando.

      Responder

      Denunciar comentario

      12

      3

    • mcjaramillo mcjaramillo 21/03/19 00:01

      ¡Mira que le gusta escucharse...!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      5

      9

      • Arkiloco Arkiloco 21/03/19 01:09

        Mari Carmen Jaramillo! que le tenemos que dar la bienvenida y el hombre necesita explicarse a su manera. Desde que te dí aquel beso ya no me hablas. No me parece bien.

        Responder

        Denunciar comentario

        11

        3

    • Arkiloco Arkiloco 20/03/19 22:25

      Que grande eres Luzin. Después de la brasa que nos has dado con el "joderse y a seguir votando" vas y te inmolas pasando a ser de los jodidos. Bienvenido hombre.
      Y por cierto y no va por tí pero esto se está poniendo un poco muermo y recuerda a los desfiles esos que se hacen después de un funeral en los que los asistentes se acercan a los familiares para decirles: "te acompaño en el sentimiento". Joer, con los narices tapadas, los que aprovechan las entradas a los estadios para meterte la propaganda del Viaje al Caribe y el Gringo que no deja de ordenar las filas, repartir los números y tomar las palabras de los que quieren intervenir. En fin, un poquito de caña metalera o nos quedamos heladitos antes de entrar en las gradas. ¡Qué peña mas aburrida!

      Responder

      Denunciar comentario

      14

      3

  • ESCEPTICOUTÓPICO ESCEPTICOUTÓPICO 20/03/19 21:26

    Y perdón...No nos olvidemos de Indra...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • ESCEPTICOUTÓPICO ESCEPTICOUTÓPICO 20/03/19 21:24

    Aunque no entiendo los movimientos de la ¿Izquierda?...,Votaré a alguno por defensa propia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Pepe R. Pimentel Pepe R. Pimentel 20/03/19 20:06

    Completamente de acuerdo, Javier: yo también votaré.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Fresno Fresno 20/03/19 19:48

    Me ha gustado el artículo porque en cierto modo me ha convencido de no votar en blanco. Votaré a la izquierda, pero me taparé la nariz. No quería votar en contra de nadie, pero entiendo que el riesgo de una alianza de ultraderecha es muy peligroso. Me sorprende que esta oleada de fascismo que nos invade a nivel global no sea percibida como tal por mucha gente. Parece como si hubiera una amnesia general. Los medios de comunicación siguen calificando a Cs de partido centrista y al PP de derechas!! Debo decir que la mayoría de medios de comunicación han perdido el sentido crítico y la capacidad de análisis. La mayor parte, con sus respectivos tertulianos, hacen comentarios vacíos de contenido. Cuando se repite tanto que tenemos un estado democrático y pleno estado de derecho es porque la realidad es precisamente lo contrario. Se trata de repetir lo mismo muchas veces y así convencer a la masa. Escuchar a VOX me produce pavor, pero es lo que espero de ellos. Ahora bien, que Casado, Rivera y sus respectivos adlaleres hagan las proclamas que hacen sin cesar en una carrera descontrolada para conseguir votos a cualquier precio me produce tristeza porque todavía tienen una parte muy importante de la ciudadanía que los apoya. No me sorprende que  Cs y PP hayan optado por esta línea ya que siempre han sido de derecha radical, a pesar de que pretendían ocultarlo, pero con la llegada de VOX también se han quitado la máscara. Solo ha faltado el resurgimiento del sumo sacerdote dela iglesia aznarista para alimentar más el odio entre ciudadanos de distintas ideologías.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    13

    • GRINGO GRINGO 20/03/19 21:35

      Tienes mucha razón en lo que dices, pero no es necesario votar tapándose la nariz, aunque cada uno tiene una sensibilidad propia.
      No obstante lo importante es votar y a favor de la gente, de la mayoría de la gente, y a ser posible sin caer en los errores de los últimos 40 años, hay una nueva propuesta y en el poco tiempo que llevan ha conseguido mover los cimientos del sistema, es la linea a seguir y merecen nuestra confianza, o por lo menos la mía.....

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      6

      12

      • Lunilla Lunilla 21/03/19 08:56

        La combinacion de agresividad, ira e impulsividad asi como un istema de moral perturbada se estima una combinacion de rasgos y creencias muyb peligrosas que pueden llevar al peritado a ejecutar conductas extremadamente violentas de palabras con sus formas y contenidos......Lunilla /// ENviado a Editar a las 8,55 h.a/m

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        12

        4

        • eldeantes eldeantes 21/03/19 10:22

          Amen

          Responder

          Denunciar comentario

          4

          1



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.