x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
En Transición

El poder está en el diccionario

Publicada el 20/01/2020 a las 06:00

La capacidad para nombrar y definir lo nombrado construye la realidad. Lo han explicado filósofos y lingüistas desde perspectivas teóricas y académicas, cineastas y novelistas desde la ficción, y lo comprobamos de forma cada vez más frecuente en la práctica.

El último gran ejemplo es la denominación de pin parental a lo que no es sino una censura de los padres contraria al derecho a la educación de los menores según los valores constitucionales. Más allá de la polémica, de la que se ha hablado largo y tendido, merece la pena prestar atención a la expresión. La palabra pin remite a un campo semántico positivo, a esa parte de la tecnología más atractiva que hace que la comunicación sea permanente, aboliendo el tiempo y el espacio. El pin desbloquea el teléfono móvil, deja acceder al ordenador, permite sacar dinero con la tarjeta en el cajero... El pin abre un mundo de posibilidades, proporciona acceso, permite entrar en un universo privado. Y lo hace, además, de forma individualizada. El que introduce el pin no es la sociedad, ni una colectividad, ni la asociación de padres y madres, ni un grupo de pedagogos. El pin es tecleado por cada cual de forma individual y abre, por tanto, un espacio privado y exclusivo. Si encima se le añade el apellido parental, automáticamente será identificado con padres responsables preocupados por la educación de sus hijos. Lakoff diría que estamos ante un caso evidente de construcción de un marco positivo que remite a la idea de acceso reforzada por la privacidad y la tecnología junto a la responsabilidad parental. Huelga decir que tan idílica construcción tiene poco con ver con lo que en realidad pretende, que no es sino hurtar el derecho a ser educados en los valores de libertad, tolerancia, respeto a la diversidad, o recibir educación para la salud -como es la educación sexual-, a aquellos jóvenes cuyos padres no autoricen contenidos contradictorios con sus particulares criterios, manías o fobias.

Esta polémica del pin parental ha sido la última en saltar, pero los ejemplos son múltiples. Llevamos años en que los vientres de alquiler se han convertido en "gestación subrogada", con toda la carga de contenido que supone. La palabra gestación, nuevamente, remite a un marco en positivo que habla de creación, de vida, de futuro; y la subrogación no deja de ser una palabra extraña a la que se acude cuando uno asume la hipoteca de otro para comprar una nueva casa. Nuevamente, futuro, ilusión, novedad… Qué poco se refleja allí la realidad de la transacción comercial con el vientre de las mujeres, que gestan a un bebé para ser entregado a otras personas a cambio de dinero.

El razonamiento se podría aplicar a la cadena perpetua devenida en "prisión permanente revisable", la violencia machista ocultada por la "violencia intrafamiliar" o a la propia democracia ahora entendida como "dictadura progre".

La batalla por el lenguaje es de las más cruentas en política. Cuando se nombra se construye un concepto con sus atributos y connotaciones, se le sitúa en un contexto, y se despliega en él una batería de intenciones. Sin embargo, la velocidad del día a día y la forma acelerada en que nacen, crecen, se reproducen y mueren los debates, hacen que a menudo estas batallas pasen desapercibidas. Conviene prestar atención a ellas y librar el combate conscientes de lo que está en juego. Quien nombra la realidad, la construye.

Más contenidos sobre este tema




28 Comentarios
  • frida56 frida56 23/01/20 01:18

    Se da cuenta que divide a la sociedad en buenos y malos ciudadanos, según su criterio (y el de otros muchos) de lo que es “Libertad”,”democracia”,etc? Hay padres,entonces,que no son buenos padres porque pretenden hurtarle a sus hijos el derecho a ser educados en valores como la libertad, la diversidad,etc,etc? Tal vez habría que quitarles a sus hijos porque su maldad es inmensa, no cree? Hay personas que al hacer uso de la maternidad subrogada, aunque haya consentimiento y no sea pobre la madre biológica (sí, las hay...qué raro, no?) deberían ser ...no sé...encarcelados, tal vez? Y así sucesivamente en las distintas cosas que enumera. Dígame honradamente ,qué diferencia hay con los franquistas que consideraban un valor social fundamental que los niños recibieran clases obligatorios de religión? Las mujeres en las manifestaciones a favor del aborto decían “ nosotras parimos, nosotras decidimos”...si reconocemos que este eslogan es muy justo porque habla de la libre decisión de traer un Ser al mundo, cómo no vamos a considerar que tenemos derecho a velar con mayor o menor acierto sobre lo que como padres consideremos “valores” a transmitir. Los padres tienen obligaciones y deberes insoslayables; por tanto tienen derechos. No son receptáculos. Y, por supuesto, mucho más derecho que el Estado para decidir su educación. Eso no los convierte en propietarios de sus vidas ,y eso lo saben perfectamente las personas que opinan como ud. Yo no tendría ningún problema, y de hecho no lo tuve, en que mi hijo recibiese todos esos valores que ud  defiende, pero porque me sentí libre y no juzgada para hacerlo. Lo intolerable para mí es la atribución de que esos valores son los únicos posibles,”los buenos” “dónde están los buenos”,los demás equivocados,erráticos,monstruosos,malísimos. Eso es demagogía ,y lo que me preocupa mucho más, lenguaje autoritario (me refiero más a las palabras de Celaá y Montero) propio de regímenes de pensamiento único, en los que siempre se deja claro que el que está con las directrices que marca la sociedad en ese momento es el buen ciudadano y el que no sufre burlas, sin ningún tipo de análisis riguroso. Así no van a combatir a Vox. Uds los abonan

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • HEREJE HEREJE 20/01/20 21:03

    Muy aclarador de todo lo que dices, Cristina, es un documental que pusieron hace unos meses en los Golem sobre Steve Bannon, el ideólogo de la ultraderecha norteamericana y europea y buen amigo de Abaskal. En él enseñaba a crear todas esas imágenes positivas con las palabras. De esa manera el impuesto de sucesiones había pasado a ser "impuesto sobre la muerte", lo que provocó tal rechazo en USA que se derogó. También el calentamiento global, concepto peligroso para los amos, pasó a ser "cambio climático. No olvidemos tampoco la batalla que presentó la iglesia junto con el PP para que el matrimonio homosexual no se llamara matrimonio. Dado que el 98% de la comunicación de Vox se hace por las redes, el efecto multiplicador entre los menos cultos es demoledor.

    Actualmente el arma más importante de la ultraderecha es el lenguaje. Y hay, además un importante colectivo de tontos útiles o bobos necesarios que les hacen el juego con lo de la violencia de género y el lenguaje inclusivo. También funcionan como bobos necesarios la mayoría de los votantes del PP y Cs. No hay más que ver unos minutos Intereconomía y la 13 o leer los diarios del autodenominado centro derecha.

    Tu artículo me parece magnífico, útil y necesario. Todo un tratado sobre el poder de las palabras y las técnicas de comunicación.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4

  • itnas itnas 20/01/20 20:03

    Un concepto es una idea y por tanto una abstracción. Un círculo, una mesa, etc. son abstracciones que pueden tomar forma imperfecta y real (por ej. en la pizarra, o en el salón de nuestra casa) y verse con los sentidos. Conceptos como la justicia no se materializan tan fácilmente y dependen de ideas a priori (axiomas) que deben ser aceptadas por acuerdo en una comunidad concreta. Luego está lo real y la realidad: ayer le comentaba al poeta Gª Montero que la raíz cuadrada de menos uno, simbolizada por 'i', parece de todo menos real (en efecto no es un número real sino complejo o 'imaginario') y, no obstante, ¡que le digan a un ingeniero, por ejemplo, si usa tal número irreal para construir sus objetos reales!

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    3

  • AisK AisK 20/01/20 19:27

    La frase “ cuyos padres no autoricen contenidos contradictorios con sus particulares criterios, manías o fobias” lo dice todo;mejor dustituir a los padres x esa mayoria de politicos cuyo mayor interes esta en crear borregos y vive dios q lo estan consiguienfo!. Las perversiones q se han oido en las susbsodichas clases son un compendio de las mayores burradas q se puedan imaginar como este ej, aunque los hay peores.
    Mejor q decidan los padres q una panda de mediocres con infulas‬ https://twitter.com/abascal_pepe/status/1218632644881264640?s=21

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    1

  • Dossy Dossy 20/01/20 18:43

    Interesántisimo artículo. Muchas gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • bidebi bidebi 20/01/20 11:58

    Quizás habría que empezar a distinguir la “realidad” de lo real. Y quizás deberíamos de recordar el proceso de construcción de la realidad en nuestro cerebro desde el primer momento de la entrada de luz en nuestra retina hasta la construcción de conceptos subjetivos en ese cerebro. Lo que consideramos como realidad es la representación que nuestro cerebro hace de los estímulos que recibe a través de nuestros órganos sensoriales de olfato, sonido, luz, etc. Por lo tanto, existirá lo real pero nuestra realidad es subjetiva ya que nuestro cerebro interpreta lo real y crea conceptos con lo percibido por los instintos y con nuestra biblioteca de conceptos vividos.
    El lenguaje no cambiará lo real pero cambia realidades en la mente de casi todos.
    Luego están los conceptos abstractos que no son percibidos por los sentidos. Justicia, verdad, amor, dioses, etc. Son conceptos que existen porque los crea el lenguaje y acordamos que existen y los hacemos nuestros. ¿Existirían esos conceptos sin el lenguaje?.
    Por lo tanto, el lenguaje es una poderosa herramienta de creación de realidades y una poderosa herramienta de manipulación o intoxicación. Y como sabemos, el lenguaje para nada es inocente.
    En el caso del pin parental de lo que se trata es de restaurar el concepto de propiedad absoluta de los padres sobre los hijos, determinando su educación sin intromisiones. El concepto de propiedad absoluta a través del lenguaje intenta recuperar la familia tradicional de trasmisión de valores reaccionarios. Entre los que está incluido la familia patriarcal de dominación machista.
    Es mi opinión

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    10

  • CinicoRadical CinicoRadical 20/01/20 11:30

    ..Transición modélica...Las palabras y su inocencia Hay comprensión lectora ? " la gente" ,escuchamos ?--tiempos "líquidos"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Segedano Segedano 20/01/20 10:36

    “La capacidad para nombrar y definir lo nombrado construye la realidad”, se dice. Se trata de una hipérbole que pretende dotar de una particular contundencia y fuerza expresiva a la llamada de atención sobre la importancia de las palabras y, en definitiva, del uso del lenguaje para crear, prefigurar o condicionar, ciertas realidades, que no 'toda' la realidad, que hace la autora. El filósofo del lenguaje J. L. Austin desarrolló una interesante teoría al respecto hablando de los “enunciados performativos”, es decir, de las implicaciones 'realizadoras' (performative) de las palabras. Lo que Austin viene a decir es que las palabras no se limitan a describir un hecho, sino que, simplemente por pronunciarlas, lo realizan. Claro que Austin se cuida mucho de dotar a su teoría de efectividad universal y automática, advirtiendo, por ejemplo, de que ese pretendido efecto taumatúrgico de las palabras para que surta efecto precisa un 'contexto' muy definido y, sobre todo, que se dé en un grupo, una comunidad o una sociedad, convencida de que, efectivamente, las palabras pueden transformar la realidad. Por cierto, que de todo esto también debería tomar nota cierta izquierda apresurada, particularmente la que está haciendo del llamado “lenguaje inclusivo” una aguerrida y a veces inamistosa bandera.

    Por lo demás, no tengo la menor objeción sobre la crítica que Monge hace sobre el 'pin parental' y los otros excesos lingüísticos impúdicos que la derecha viene haciendo. La considero necesaria y de agradecer. Es absolutamente necesario desenmascarar las trampas lingüísticas de la derecha.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    1

    4

    • M.T M.T 20/01/20 11:12

      Muy interesante y de agradecer lo que expresa.
      Si me permite un ejemplo: en una situación comunicativa en la que se emitiera el enunciado: ¿hablamos? entre 2 interlocutores. Si no llegara a ejecutarse el acto o acción de hablar ¿ se entendería desde la simple enunciación como un acto de habla perlocutivo? ¿ o se quedaría en meramente ilocutivo? Se me plantea la duda y hace tiempo leí a Austin y Searle.
      Un cordial saludo, Segedano.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      5

    • Atea Atea 20/01/20 11:09

      Dónde ves el problema con el lenguaje inclusivo o contra quién ves ahí una guerra?
      El lenguaje no sexista es enriquecimiento del mismo, no hay que dejarse influir por quienes lo ridiculizan diciendo "todes" o jirafas y jirafos. Con un poco de información verás que no promueve ninguna guerra y que su única bandera es la defensa de la igualdad.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      5

      6

      • Orlinda Orlinda 20/01/20 18:21

        Uno de los “pin” que nos colocan a las mujeres es que hacemos la guerra por querer ser nombradas. Los y las mismas por aquí que tanto se escandalizan por el pin parental al ser necesaria la educación en igualdad, no tienen inconveniente en defender que en el colegio decir “niños” es suficiente y lo suyo, que otra cosa es pasarnos. Igualito que Vox.

        Responder

        Denunciar comentario

        4

        5

  • itnas itnas 20/01/20 09:47

    ¿La realidad se construye mediante el lenguaje? Pudiera ser localmente, es decir, en situaciones muy concretas como en ciertos aspectos de la política; tal vez, digo, porque así, a bote pronto, se me ocurre que un objeto real como el acueducto de Segovia se construyó, además de con el lenguaje necesario para comunicarse los que lo proyectaron y pusieron manos a la obra, con objetos como piedras, objetos fuera del dominio del lenguaje.

    En mi particular dominio profesional, utilizamos un lenguaje (para referirnos a objetos) - coherente y de significado inequívoco (espero que como todos) - que expresa verdades (resultados o teoremas) que en la mayoría de los casos son descubiertas (vs construidas). Frege decía que así como, por ejemplo, un geógrafo descubre continentes y océanos, el matemático explora números, conjuntos, patrones o relaciones.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    4

    4

    • Orlinda Orlinda 20/01/20 18:01

      No, no es unívoco todo el lenguaje científico como dice la señora MT, el de la matemática es una de las pocas en que sí, utiliza signos precisos que no admiten sinónimos ni metáforas explicativas de conceptos por lo que también es universal pero estas características no son las de todo lenguaje de Ciencia. La Ciencia abarca disciplinas muy variadas con objetivos de conocimiento muy diferentes y por tanto con técnicas lingüísticas propias, además de características generales del lenguaje según la intención, interés o aspecto del objeto que se quiera conocer. Ante el objeto piedra un geólogo y un arqueólogo estudiarán aspectos diferentes de la piedra, expondrán sus averiguaciones con palabras y términos técnicos distintos y según lo que cuenten y cómo se publicite eso nos influirá para ver la realidad piedra de tal o cual manera.
      El lenguaje crea tanto la realidad que, según Benbeniste, “una ciencia no comienza a existir o no puede imponerse como tal, más que en la medida en que consigue encajar los conceptos en sus denominaciones”

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      3

      4

      • Orlinda Orlinda 20/01/20 18:09

        “Benveniste”

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        3

    • M.T M.T 20/01/20 10:28

      Parece ser que un rasgo del lenguaje científico es ese carácter unívoco, Itnas. También en Lingüística , términod como fonema, monema o palabra tienen ese significado unívoco.
      El lenguaje común, coloquial se presta a la ambigürdad y plutisignificación.
      Y del tecnológico( que poco sé) junto al político ( que a saber! ), si se mezclan, me pierdo en esa enredadera. De ahí el interés del artículo de hoy.
      Y sigo dándole vueltas a 'acueducto' : ¿ algo hay en la naturaleza de las cosas que determine su nombre? ¿ agua, necesariamente debería llamarse así? ¿ se llama así en todas las lenguas?
      Filosofía y lenguaje, dominio común.
      Un abrazo.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      4

  • jorgeplaza jorgeplaza 20/01/20 09:07

    Violencia machista es una abstracción falsa. Si se hablara de asesinos de sus parejas se estaría mucho más cerca de la verdad. 60 asesinos de sus parejas al año de una población de 20 millones largos de hombres: tres por cada dos millones de hombres. Piense la autora si la abstracción "violencia machista" tiene mucho que ver con la proporción de tres cada veinte millones. A un pobre frutero lo acaba de matar un proyectil surgido a tres kilómetros de distancia de la explosión en una petroquímica. ¿Estaría justificado por ese suceso hablar de desgracia "fruteril"? Porque lo de la violencia machista es bastante parecido.

    (Recomiendo, si que es alguien considera todavía que la objetividad es algo positivo, leer la entrevista con Félix Ovejero en El Confidencial. No salen granos ni nada.
    https://www.elconfidencial.com/espana/2020-01-19/felix-ovejero-deriva-feiminista-machismo-heteropatriarcado_2416988/)

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 8 Respuestas

    13

    3

    • Silk Road Silk Road 20/01/20 09:53

      ¡Hombre, Ovejero! El inventor de Ciudadanos. El anticatalanista. Ya me figuro por qué te gusta, ya.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      2

      9

      • jorgeplaza jorgeplaza 20/01/20 10:06

        Y yo ya sé por que no te gusta Ovejero a tí ni tú a mí, aplicando tu mismo rasero.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        9

        5

        • jorgeplaza jorgeplaza 20/01/20 12:11

          Ovejero el antiseparatista. Los separatistas tenéis la fea costumbre de confundir separatistas con catalanes, como si Boadella, Vidal-Folch, Joan Ollé, de Carreras o Piqué (Josep, el del PP) no fueran catalanes. Y fíjate que solo he citado adrede catalanes de los que tienen todos los apellidos oriundos. No te digo nada si me fijo en los ciudadanos con derecho a voto democrático en Cataluña, que ya sabes, Polo, que el apellido más corriente entre ellos es García: ¡me salen más de la mitad del censo!

          Responder

          Denunciar comentario

          8

          6

    • Atea Atea 20/01/20 09:45

      Violencia machista es una definición exacta para una realidad.
      Millones de machistas violan, asesinan, agreden y discriminan a mujeres, aquí y en Pekín. Ni dos ni cuatro ni veinte, son millones, machos machistas que ejercen la violencia.
      Lo que mencionas del accidente en la explosión, no deja de ser otra ida de olla de las tuyas y que te ha quedado de lo más ridícula, y el artículo que enlazas pues bueno, una derechada más a las que eres tan aficionado.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      6

      13

      • jorgeplaza jorgeplaza 20/01/20 10:08

        No. No a todo. No ves ni oyes ni entiendes. Eres negada, nula, incapaz. Qué pena.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        14

        5

        • HEREJE HEREJE 20/01/20 20:47

          Probablemente es todo eso porque es mujer ¿No JP? Esa misoginia le va a hacer polvo. ¿Alguna mala experiencia juvenil? ¿Le dejaron por otro?

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          3

          2

          • jorgeplaza jorgeplaza 20/01/20 21:54

            Cuando leo tus brillantes comentarios o los de Atea me acuerdo de una frase que dirigía el director de mi colegio a los alumnos más borricos (la corrección política aún no se había inventado) y que os viene que ni pintada: ¿qué habrá dentro de esas cabecitas?

            Responder

            Denunciar comentario

            2

            4

          • jorgeplaza jorgeplaza 20/01/20 21:41

            No, no es por ser mujer. Tú, por ejemplo, también eres negado, inútil e incapaz pero, según creo, tienes cromosoma Y. La única diferencia es que Atea es negada y tú, negado. Inútil e incapaz no cambian en femenino: es que estoy aprendiendo inclusivo.

            Responder

            Denunciar comentario

            2

            5



 
Opinión