LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
España, el territorio sin ley para los 'lobbies' que les permite entrar y salir del Congreso sin dejar huella

¡A la escucha!

Modo borracho-modo campaña

Helena Resano nueva.

Helena Resano

Han creado una aplicación para activar el “modo borracho” en el móvil. Se trata de una app para poder bloquear algunas aplicaciones cuando llevas unas copas de más. Visualizarnos así nos cuesta, hace mucho que no salimos de marcha hasta las tantas, y, seamos sinceros, no sólo por la pandemia, la edad también tiene parte de culpa (yo ni me acuerdo de la última vez que he cerrado un local o he vuelto de madrugada a casa). Pero sí, puedo entender que el móvil, un poco beodo o beoda, es un peligro en potencia. Te lo estás pasando en grande, riéndote con amigos, banalizando todo eso que no puedes banalizar en el día a día y de repente, un comentario, una frase, te parece una genialidad, tan genial, que hala, vas y en un arranque de “me da todo igual”, lo cuelgas en redes o lo envías en un grupo de whatsapp. Y claro, el día después de ese tuit, mensaje o post, puede ser muy duro según a quién y a dónde lo hayas enviado.

Así que me parece una genialidad cortarnos las alas en una situación así. En mi época no había móviles (no soy tan mayor, aclaro…o sí) pero es verdad que había cabinas de teléfonos y me recuerdo con mis amigas, en mitad de una noche, entrando y llamando al chico que te gustaba o gastando bromas a familiares a las tantas de la mañana. Sí, todos lo hemos hecho alguna vez.

Estoy por llamar a los desarrolladores de la aplicación y pedirles que hagan una versión avanzada que se llame “modo campaña”, que bloquee determinadas acciones y declaraciones de los políticos cuando están en campaña. Creo que más de uno lo agradecería. La campaña catalana ha dejado ejemplos claros de que cuando se trata de arañar votos, los políticos son capaces de decir lo mismo y lo contrario muchas veces. Alinearse con el enemigo en sus argumentos o dar la razón a quien demonizaron con tal de desmarcarse de su rival político.

Yo, sinceramente, lo agradecería. Nos daría menos juego a los medios de comunicación, tendríamos menos hemeroteca de la que tirar y llenaríamos menos minutos de televisión, pero oiga, sería un descanso descubrir que, efectivamente, los políticos son coherentes, con campaña electoral y sin ella. Que siempre hacen lo que dicen y dicen lo que hacen. Sería un regalazo en este momento en el que estamos hartos de bandazos políticos.

La aplicación “modo borracho” deja en tus manos la decisión de hasta dónde crees que podrás ser coherente cuando lleves unas copas de más. Eres tú el que se configura a sí mismo el teléfono y pone sus propios cortafuegos. Es decir, cuando estás en plenas facultades, haces examen de conciencia y te pones frente al espejo, a descubrirte tal y como eres, a no ponerte filtros y saber que, con amigos y con copas, esa debilidad tuya puede jugarte una mala pasada. Es una buena forma de conocerse a uno mismo. Y sería fantástico que eso se aplicara también a la política. Un “modo campaña” en el que los políticos sepan qué líneas rojas no van a querer traspasar, qué es lo que de verdad van a prometer y cumplir, cuál es en realidad su ideario, su código, y no lo que camuflan con eslóganes, frases fabricadas en un despacho y calentones de mítines para mejorar las encuestas. Aunque pensando, quizás es en campaña cuando más se desnuden y cuando mejor podamos conocerlos y no en el día a día, sin actos electorales, sin exceso de testosterona. No sé, cuesta saber cuándo dicen realmente lo que piensan. Cuesta creerles.

Más sobre este tema
stats