PORTADA DE MAÑANA
Ver
La izquierda aplaude la respuesta a los ultras franceses, pero se distancia de la idea del Frente Popular

Justicieros familiares

Corea del Norte ha ejecutado a Jang Song-thaek, el tío de Kim Jong-un, el que ha sido hasta hace poco el segundo hombre más poderoso del país. Se le ha impuesto la pena máxima por traición e intentar derribar el régimen, según la agencia oficial norcoreana KCNA. Pyongyang había dicho esta semana que Jang, de 67 años, había sido purgado por corrupción, juego, consumo de drogas, mujeriego, mala gestión de la economía, crear su propia facción dentro del partido y llevar “una vida disoluta y depravada”.

El asunto no es para chistes, aunque la parroquia tuitera le ha sacado punto a la noticia:

Más sobre este tema
stats