LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Ninguna de las grandes ciudades cumple la normativa sobre contaminación aérea pese a su impacto en la salud

Aires ultrapopulistas

Gaspar Llamazares

Las derechas españolas se suman al trumpismo con la degradación de los impuestos a robo socialcomunista como bandera, y por otra parte aplican sin vergüenza la estrategia QAnon de la teoría de la conspiración, pasando del rechazo del derecho al aborto en aras de la moral y el fomento a la natalidad, a escandalizarse ante la defensa de la educación y de los derechos afectivo sexuales de las jóvenes de dieciséis años, defendidos por parte de la ministra Montero, inmediatamente manipulados por sus redes y medios afines como una forma de pederastia.

De esta manera lo han considerado recientemente en el Parlamento, con la manipulación de la comparecencia de la ministra para denunciarla por ello ante la justicia. El enésimo acto de la judicialización de la política.

En este sentido, no es casual que después de casi cuatro años se mantenga el bloqueo de la derecha judicial a la renovación de los miembros del Consejo General del Poder Judicial y por ende del Tribunal Constitucional, al margen de la ley y de la Constitución cuyo cumplimiento tienen encomendado, demostrando con ello hasta qué punto están decididos a llegar para mantener una mayoría espuria desde la que seguir con la intención de condicionar la aplicación de la justicia y de interferir en el resto de los poderes democráticos mediante la judicialización de la política. Todo ello hasta el punto de reclamar de la mano de Aznar la revisión de la transición energética frente al cambio climático o de criticar la aportación española al Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria para el desarrollo de políticas de salud pública global, por el hecho de que forma parte la fundación Bill Gates. Trumpismo en estado puro.

Mientras tanto, las comunidades autónomas con gobiernos conservadores se suman a la campaña populista contra los impuestos suprimiendo o reduciendo al mínimo el impuesto del patrimonio en favor de la minoría de los más ricos, precisamente cuando conocemos que éstos prácticamente han duplicado sus patrimonios en la última década y que ahora incrementan a niveles prepandemia sus beneficios empresariales, tan solo en el primer semestre de este año, en buena parte mediante el traslado a los precios de la práctica totalidad de la escalada de la inflación, al mismo tiempo que bloquean con la otra mano la negociación colectiva para impedir la revalorización de los salarios de los trabajadores. Una realidad que desmiente el efecto de los salarios en la inflación de segunda ronda y que agrava la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y su consiguiente impacto en la reducción del consumo de bienes básicos y en el crecimiento de la economía. La rebaja de impuestos también forma parte de la nueva huida hacia adelante del gobierno británico, después de la catástrofe del Brexit.

No es de extrañar que existan distintas interpretaciones por parte del Gobierno y entre los agentes sociales sobre el significado del llamado pacto de rentas, pero incluso sobre la actualización del salario mínimo

Así, no es de extrañar que existan distintas interpretaciones por parte del Gobierno y entre los agentes sociales sobre el significado del llamado pacto de rentas, pero incluso sobre la actualización del salario mínimo o de la necesidad del acuerdo inter confederal en materia de salarios.

El Gobierno de coalición ha respondido inmediatamente a la ofensiva conservadora para la supresión del impuesto del patrimonio con el anuncio de creación de un impuesto sobre las grandes fortunas, no se sabe si mediante la armonización del impuesto existente o mediante la creación de una nueva prestación patrimonial como las propuestas para los sectores energéticos más beneficiados por la situación internacional derivada de la guerra de Ucrania. En todo caso, se pone en evidencia el error que supone no haber transformado en ley la ambiciosa reforma fiscal propuesta en el libro blanco. Tampoco es extraño que la patronal a priori rechace el impuesto anunciado, pero no diga nada sobre la supresión del impuesto sobre el patrimonio aplicada por los gobiernos de la derecha, quizá porque beneficia a una parte de sus miembros, aunque rompa con el sacrosanto dogma de la unidad de mercado, que al parecer no existe cuando se trata de dumping fiscal.

Con esta integración y normalización del programa máximo de la ultraderecha populista por parte del conjunto de las derechas, se acota su espacio electoral y se avanza en la desdiabolización de su agenda política, poniendo fin a la estrategia de cordón sanitario, como se comprueba después de lo ocurrido en las elecciones suecas y en la línea de las elecciones italianas de este domingo.

Esa es la verdadera razón para el estancamiento de las expectativas de la ultraderecha en España a partir de las recientes elecciones andaluzas ganadas por la derecha en mayoría absoluta. Como consecuencia de ella y también de la forma excluyente de solución de conflictos en los partidos militarizados del nacional populismo, se consuma el divorcio traumático en la ultraderecha, por lo pronto con Olona como chivo expiatorio. Causa y efecto.

En el mismo sentido, en el gobierno de Castilla y León, el vicepresidente del ejecutivo y el presidente de las Cortes demuestran en cada sesión que para la ultraderecha populista el parlamento, como principal ámbito de representación y de mediación entre diferentes, les estorba, y que solo lo valoran como caja de resonancia de las proclamas, insultos y performances.

En el trasfondo, la que se pretendía como una operación relámpago de Rusia en Ucrania, pasa del estancamiento al repliegue, si no a la retirada parcial, y del eufemismo de la "operación especial" a convertirse propiamente en una guerra de ocupación, con la huida hacia adelante del reclutamiento de reservistas, la búsqueda de la legitimidad del referéndum en la anexión de los territorios e incluso la amenaza nuclear, provocando con todo ello las primeras señales serias de malestar de entre sus principales socios de China e India y en la Rusia urbana entre los ciudadanos del país, además de la preocupación y el rechazo cada día más amplios en la comunidad internacional.

 ______________________

Gaspar Llamazares es fundador de Actúa.

Más sobre este tema
stats