LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Los Gobiernos, el Congreso, la élite de los partidos y hasta el Ejército sirven de cantera al negocio del lobby

Inmigración

Las autoridades españolas expulsan a una veintena de subsaharianos encaramados a la valla de Melilla

Nuevo intento de salto masivo en la valla de Melilla

infoLibre

La veintena de inmigrantes de origen subsahariano que permanecían encaramados en la valla de Melilla han sido obligados a retornar a Marruecos, según ha confirmado la Delegación del Gobierno en la Ciudad Autónoma.

Centenares de africanos intentaron este sábado, sobre las cinco de la mañana, pasar a territorio español. De estos al menos una veintena se encaramó a la valla que separa la ciudad autónoma de Marruecos, en una zona próxima a la frontera de Beni Enzar.

70 inmigrantes se encaramaron a la valla, de los que unos 50 fueron desistiendo, haciéndose cargo de ellos las fuerzas marroquíes, y ante la pasividad de los agentes españoles.

José Palazón, el presidente de Prodein, una ONG que se encarga de ayudar a los inmigrantes de Melilla, adelantó la noticia: "Han expulsado a todos los que quedaron en la valla. Lamentablemente ni la Guardia Civil ni la Policía Nacional tienen la dignidad ni el coraje suficiente como para negarse a cumplir esa órdenes ilegales. Lamentable y peligroso todo ello", dijo Palazón en una red social.

ACNUR pide al Gobierno que actúe para que se respeten los derechos humanos en la valla de Melilla

ACNUR pide al Gobierno que actúe para que se respeten los derechos humanos en la valla de Melilla

Por el contrario, una quincena de subsaharianos consiguió llegar al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), en el centro de Melilla. La Delegación del Gobierno ha confirmado la devolución en caliente.

La Guardia Civil ha desplegado en la zona más de 20 vehículos y decenas de agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla y de los GRS.

Ningún inmigrante lograba saltar la valla desde mediados de agosto, cuando se contabilizaron hasta seis intentos de salto masivo en apenas tres días. El último sin papeles que llegó a la Ciudad Autónoma lo hizo entrando por Aguadú.

Más sobre este tema
stats