La portada de mañana
Ver
La negativa de Milei a rectificar abre la vía para una ruptura diplomática inédita en casi medio siglo

La estafa de las preferentes

Blesa ante el juez: “No se puede decir que un jubilado sea un ignorante financiero”

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha negado este lunes ante el magistrado Fernando Andreu que la entidad se comportase de forma irregular en la comercialización de las preferentes. Blesa compareció como imputado en la Audiencia Nacional. "No se puede decir que un minorista sea un ignorante financiero y tampoco que un jubilado sea un ignorante financiero", ha llegado a decir, según informaron a este periódico fuentes conocedoras de su declaración, que sostienen que el expresidente de Caja Madrid explicó que los compradores podían saber lo que estaban contratando. 

De esta forma, Blesa pretendía desmontar uno de los principales argumentos utilizados por la acusación: que se vendieron preferentes a clientes de Caja Madrid que no tenían los conocimientos necesarios para entender la complejidad de dicho producto, y que pensaban que su inversión carecía de riesgo. En muchos casos, se trataba de personas de edad avanzada que perdieron los ahorros de toda una vida.

El 43%, mayores de 65 años

Los datos aportados por la Fiscalía dan una muestra de quiénes eran los clientes de Caja Madrid a los que Blesa vendió preferentes en 2009: el 95% de los 82.000 compradores eran personas físicas y no empresas, de las que el 43% eran mayores de 65 años y el 63% tenían más de 50 años.

En este sentido, y según los abogados de las acusaciones, Blesa dejó clara su opinión acerca de los compradores: los clientes tenían que leer el tríptico de las preferentes, ya que cada persona es responsable de lo que lee.

El interrogatorio, que se alargó durante una hora, fue llevado a cabo por el fiscal Anticorrupción Alejandro Luzón. Por su parte, el juez Andreu no dirigió ninguna pregunta a Blesa, que declinó contestar a las interpelaciones de los abogados de las acusaciones de UPyD, Adicae y 15MpaRato.

Agencia de calificación

En su declaración judicial, Miguel Blesa también fue interrogado por la reacción que tuvo Caja Madrid después de que Standard & Poor's redujese la calificación de las preferentes a la categoría de bono basura. Según el banquero, el cambio de rating "se comunicó a la red comercial" de Caja Madrid para que lo explicaran a los clientes, por lo que todo el que preguntó fue informado.

En este sentido, ha explicado que para que esta labor se hiciera de forma correcta el departamento de Márketing elaboró un tríptico informatico y un argumentario que fue distribuido a todas las oficinas Por su parte, el departamento de Cumplimiento Normativo fue el responsable del test de idoneidad. A juicio de Blesa, el cliente dispuso también de información sobre la bajada de la calificación crediticia de la caja por parte de la agencia, ya que se incluyó en el folleto informativo que recibían los posibles compradores con "un asterisco en el que quedaba reflejado".

infoLibre desveló el pasado sábado que, en las semanas siguientes a la bajada de rating, un informe enviado a Blesa se felicitaba por el hecho de que la demanda de preferentes había seguido subiendo. Abogados consultados por este periódico consideran que este hecho es la prueba evidente de que la entidad financiera no informó a los clientes de esta circunstancia negativa, ya que prácticamente nadie pediría comprar un producto si supiese que está considerado como un bono basura.

Asimismo, el expresidente de Caja Madrid defendió la solvencia de la entidad financiera que dirigió, asegurando que había un exceso de capital de 3.300 millones, pues éste superaba los 13.300 millones, cuando las reservas mínimas necesarias eran de 10.000 millones. En este sentido, Blesa destacó que en todo momento el Banco de España realizó controles en la caja. Y por eso, explicó el banquero, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) autorizó el 21 de mayo de 2009 la emisión de 1.500 millones de euros en preferentes ampliables hasta los 3.000 millones, que fue finalmente la cifra que se comercializó. "La empresa era solvente" sentencia Blesa.

La comparecencia de Blesa ante Andreu, en la que estuvieron presente cerca de 40 abogados, duró una hora. Y a su finalización se vivieron los momentos más tensos. La fuerte presencia policial recluyó a los preferentistas a ambos extremos de la Calle Prim, en el centro de Madrid y bastante estrecha.

Quizá por eso la Policía decidió que el chófer de Blesa condujera durante varios metros en dirección contraria. Pero esta maniobra no impidió que ya en el Paseo de Recoletos dos docenas de afectados insultaran a Blesa y golpearan el Mercedes Clase A en el que viajaba, que también recibió el impacto de globos llenos de agua. 

Gonzalo Martín Pascual

Tras la salida de Blesa de la Audiencia Nacional fue el turno de Gonzalo Martín Pascual, representante de UGT en Caja Madrid, que aseguró que Blesa solo informaba a los integrantes del consejo de administración de manera verbal, nunca por escrito. En todo momento, el expresidente de Caja Madrid les transmitió tranquilidad, según ha podido conocer infoLibre.

Tras el sindicalista de UGT, el fiscal Luzón interrogó al expresidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, que entró en la sala de declaraciones de la Audiencia Nacional esposado, pues está en prisión de forma preventiva por la denominada Operación Crucero. En su declaración, Díaz Ferrán aseguró que en 2009 delegó su voto en el propio Blesa. Además, explicó que desconocía el tema de las preferentes, pues en 2009 fue cuando le "expoliaron" Aerolíneas Argentinas.

El magistrado Fernando Andreu, que instruye el caso Bankia, abrió dos piezas separadas sobre la emisión de preferentes en Bancaja y Caja Madrid. El movimiento 15MpaRato y UPyD presentaron sendas denuncias que se han acumulado en el caso principal, que cuenta con 32 imputados.

3.888 millones en preferentes

Según un documento de la CNMV del 26 de septiembre de 2011, Bankia es la segunda entidad financiera que más productos híbridos mantiene vivos. En concreto, por un valor de 5.829 millones de euros. De este dinero, 3.888 millones son participaciones preferentes y el resto (1.940 millones) es deuda subordinada. 

Además, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), organismo dependiente del Banco de España, ha informado recientemente de que en Bankia ha habido 174.100 solicitudes de arbitraje (el 76,3% de las presentadas) por valor de 2.245 millones de euros. "Los laudos avanzan a buen ritmo, y ya se han resuelto con dictamen favorable las reclamaciones de 117.685 clientes por valor de 1.056 millones", explicó el presidente del FROB, Fernando Restoy. Este organismo prevé que el proceso arbitral en Bankia finalice durante el primer semestre de 2014.

Más sobre este tema
stats