La portada de mañana
Ver
La red infinita del lobby de la vivienda: fondos, expolíticos, un alud de 'expertos' y hasta un pie en la universidad

Protestas sociales

Burgos se prepara para otra noche de “batalla campal”

Burgos se prepara para otra noche de altercados debido a las protestas por la intención del ayuntamiento, gobernado por el PP, de reconvertir su arteria principal –calle Vitoria– en una zona de bulevar. Así lo han advertido vecinos del barrio convencidos de que los manifestantes "volverán esta noche".

Esta calle se encuentra en el barrio de Gamonal, que alberga la gran mayoría de habitantes de Burgos. Aproximadamente unos 100.000 habitantes de los 180.000 que tiene Burgos viven en él. El ayuntamiento que modificar la calle Vitoria para convertirla en un paseo bulevar dando prioridad al paso peatonal y haciendo desaprecer un carril por cada sentido de la marcha.

"Se reduciría también el aparcamiento y éste sería de pago", apuntauna vecina, que también rechaza el presupuesto municipal de 8 millones de euros destinado a la construcción del bulevar: "Pensamos que hay otras prioridades donde invertir". 

Los comerciantes de la zona también se podrían ver afectados por la construcción del paseo, que duraría más de 15 meses. "De hecho ya hay un cordón policial en la zona afectada para frenar a los manifestantes", apunta esta vecina del Gamonal.

No es la primera vez que Burgos presencia una batalla campal entre manifestantes y Policía. En 2005 se sucedieron los altercados tras un intento de construir un aparcamiento subterráneo. No obstante, la plataforma que trata de movilizar a los ciudadanos en contra del proyecto de bulevar se desmarcó de las protestas del viernes y de cualquier acto de "vandalismo".

Noche de "batalla campal"

Al menos 17 personas, entre las que se encuentra un menor de edad, han sido detenidas por los disturbios registrados. Además, ocho policías han resultado heridos leves y atendidos por personal sanitario tras la manifestación que acabó con cargas policiales durante varias horas, según una información de Diario de Burgos recogida por Europa Press.

La manifestación se iniciaba en torno a las 17.00 horas del viernes con una concentración de alrededor de 200 personas en la confluencia de las calles Vitoria y San Bruno, junto al lugar donde se han iniciado las obras para la construcción de un aparcamiento subterráneo.

Las cargas policiales comenzaron cuando algunos manifestantes comenzaron a emprenderla con el mobiliario urbano. Tras derribar las vallas perimetrales de las obras, los manifestantes destrozaron farolas, marquesinas de autobuses y cabinas telefónicas, incendiaron una veintena de contenedores y destrozaron también las lunas de varias entidades bancarias de la calle Vitoria. En concreto, las de sucursales de BBVA y CajaCírculo.

Más sobre este tema
stats