Caso Nóos

La Casa del Rey dice que es falso el informe de Hacienda que atribuye a la infanta la venta de 13 inmuebles

La infanta Cristina acude a su trabajo en La Caixa, el pasado 5 de abril, en Barcelona.

Un desmentido inédito y de consecuencias todavía imprevisibles irrumpió ayer a saco en el caso Urdangarincaso Urdangarin. Al filo de la medianoche, tres horas después de que trascendiera el contenido de un informe de Hacienda que atribuye a la infanta Cristina la venta de 13 propiedades inmobiliarias por 1,43 millones, la Casa Real negó tajante y en nombre de Cristina de Borbón la existencia de esas operaciones.

Un portavoz oficial de la infanta aseguró que la hija menor del rey "niega las ventas que le atribuye la Agencia Tributaria" y anunció un próximo comunicado oficial. Tanto los apellidos de la infanta como su DNI constituyen una auténtica rareza, lo que disminuye exponencialmente el riesgo de un error de identificación por parte de los técnicos de Hacienda asignados al caso Urdangarin. Hasta la fecha, no habían cometido un solo error. 

Según el informe, Cristina de Borbón vendió entre febrero de 2005 y noviembre de 2006 por 1.435.603 euros 13 propiedades inmobiliarias. El estudio, que llega mutilado a manos del juez José Castro –buena parte de los datos de cuentas bancarias aparecen tachados-, desgrana las operaciones una a una. Del total ingresado por las 13 ventas que detalla la Agencia Tributaria, más de la mitad –750.136 euros– procede de la enajenación de cinco bienes situados en el municipio costero alicantino Pilar de la Horadada de los que el informe no facilita ni la referencia catastral ni el número registral de la finca.

Antes del desmentido de la Casa Real, InfoLibre intentó sin éxito averiguar si la ausencia de esos datos, imprescindibles para localizar una finca o un inmueble y conocer sus características y su historial de propietarios, obedece o no a un error.

Qué hará el juez a la vista de que la más alta institución del Estado acaba de tirar por tierra el trabajo de Hacienda constituye una incógnita. Hasta la medianoche de ayer el único interrogante consistía en discernir si el juez solicitaría nuevos datos a la vista de la exigua información facilitada por Hacienda. De hecho, el informe sólo menciona el importe de la venta y la identidad del adquirente en cada operación pero no precisa por qué título había adquirido previamente la infanta esos bienes ni quiénes eran los cotitulares. 

Todas las operaciones de venta se realizaron entre febrero de 2005 y noviembre de 2006, es decir, después de que los duques de Palma comprasen el llamado palacete de Pedralbes en 2004 por 5,8 millones de euros. A la vista del informe, ahora refutado por la Corona, destacan las ya citadas ventas de inmuebles en  Pilar de la Horadada, así como la de una vivienda en el municipio costero barcelonés de Calella por 450.000 euros y que, según el Catastro, tiene 315 metros cuadrados construidos sobre una parcela de 157, también cuadrados.

El informe de Hacienda aborda asimismo la venta, en 2005 y por 162.283 euros, la venta de un piso que, según el Catastro, tiene 113  metros cuadrados construidos y se localiza en una de las calles que conducen al mar en la alicantina Playa de San Juan. La operación se completó con la venta de un  trastero de 2,09 metros cuadrados por 6.000 euros.

Hacienda repasa asimismo la enajenación, en  noviembre de 2005 y por 46.500 euros,  de una casa de 160 metros cuadrados en el casco urbano de Valenzuela de Calatrava (Ciudad Real).

La infanta vendió fincas y tierras por valor de 1,43 millones tras la compra de Pedralbes

La infanta vendió fincas y tierras por valor de 1,43 millones tras la compra de Pedralbes

Más sobre este tema
stats