Directo
Ver
La gran paradoja del 21A: un Parlamento más soberanista, una ciudadanía menos independentista

El coste de la Universidad (y II)

Cataluña, Madrid y Castilla y León son las comunidades con precios universitarios más caros y donde más han subido desde el 'tasazo'

Castilla y León (con un aumento del 81%), Cataluña (+67%), Madrid (+42%) y la Comunitat Valenciana (+35%) son las cuatro comunidades en las que más ha aumentado el precio medio de los estudios de grado –antiguas licenciaturas– desde el curso 2011-2012. El exministro de Educación José Ignacio Wert abanderó en 2012 un real decreto que supuso una revolución en el sistema de precios públicos que se conocía hasta la fecha, pues dio a las autonomías la posibilidad de establecer la parte del coste educativo que asume directamente el estudiante en base a unas horquillas.

Desde entonces, en primera matrícula, el crédito se puede posicionar entre el 15 y el 25% del coste real que supone impartir un grado, variable que puede alcanzar hasta el 100% a partir de la cuarta matrícula. Asfixiadas por el déficit, algunas autonomías llevaron esta norma hasta el extremo. Lo que supuso, en un contexto de pérdida de poder adquisitivo de las familias, un aumento generalizado de las matrículas tanto de los grados como de los másteres

De hecho, el precio de los grados se ha incrementado en todas las autonomías [ver la tabla completa, aquí] salvo en Castilla-La Mancha, donde tras un aumento del 42% en el curso posterior al tasazo, los precios volvieron en el curso 2013-2014 a niveles de 2011-2012; y Asturias y Galicia, donde se ha mantenido congelado todos estos años. Además de los citados aumentos de Castilla y León, Cataluña, Madrid y la Comunitat Valenciana también han sido significativas las subidas en Baleares (+15%) o Murcia (+14%). 

Aunque de forma menos relevante también han aumentado los precios públicos de los estudios de grado en Aragón (+9%), Cantabria (+7%), Navarra y País Vasco (+5%), Extremadura y La Rioja (+4%), y Andalucía (+3%). Estos datos explican que, a pesar de las bajadas o congelaciones que algunas comunidades han llevado a cabo especialmente desde el curso 2014-2015, las matrículas continúen lastradas por las subidas de años anteriores

La consolidación del tasazo 

Por ejemplo, Madrid es la única comunidad que ha anunciado que bajará (un 5%) los precios este curso. Sin embargo, estudiar a una universidad madrileña seguirá costando un 42% más que hace cinco cursos. El precio medio del crédito era de 18,26 euros en el curso 2011-2012, llegó a subir hasta los 30,33 euros en el 2013-2014 y en el que está a punto de comenzar será de 25,94 euros. El precio total es el resultado de multiplicar el total de créditos matriculados por el importe de cada crédito. 

Más ejemplos. El Gobierno de Castilla y León lleva tres años presumiendo de la congelación de las tasas académicas. Sin embargo, matricularse este curso de un grado en las universidades públicas castellanoleonesas costará un 81% más caro que hace un lustro. En el curso 2011-2012 el precio medio del crédito alcanzaba los 12,90 euros, mientras que ahora llega hasta los 23,34 euros. En Cataluña, en el mismo período, ha pasado de costar 20,11 euros a 33,52.

El caso de Canarias es particular. Aunque en el período analizado el precio medio del crédito en los estudios de grado ha aumentado un 42% –era de 10,71 euros en el curso 2011-2012 y actualmente alcanza los 15,21 euros– esta comunidad sigue siendo la quinta autonomía más barata para estudiar por detrás de Extremadura, Cantabria, Andalucía y Galicia. 

En relación a este asunto, en su memoria anual publicada recientemente [ver en PDF, aquí], el Consejo Económico y Social (CES) constata que la "aproximación de los precios públicos de los servicios académicos de las universidades al coste efectivo de los mismos" ha producido que España "se aleje del modelo de precios más moderados en las titulaciones de grado (menos de 1.000 euros)", que sí mantienen países como Francia, Bélgica o Austria. 

Sistema de precio muy desigual

La norma ideada por el exministro Wert también contribuyó a consolidar un sistema de precios que ya era dispar, pues cada comunidad fijó su reparto de la carga económica. De hecho, actualmente, los precios llegan hasta a triplicarse en una autonomía respecto a otra por realizar programas que, en principio, son similares. [ver la tabla completa del precio medio por crédito en cada comunidad, aquí]

Cataluña (33,52 euros de media el crédito), Madrid (25,94 euros) y Castilla y León (23,34 euros) –que también están entre las comunidades que han registrado mayores subidas en los últimos años– son también en las que más caro saldrá matricularse este curso en estudios de grado. Por el contrario, Galicia (11,89 euros), Andalucía (12,62 euros) o Cantabria (13,50 euros) volverán a ser las autonomías con precios más bajos. 

En su memoria, el CES también constata la "considerable heterogeneidad" en los precios de las diferentes comunidades autónomas. Y advierte de que estas diferencias "aumentan el riesgo de que se acentúen las desigualdades en los datos de educación terciaria, ya que la capacidad económica de las familias de los estudiantes puede ser decisiva a la hora de solicitar una plaza en una determinada universidad". 

En este sentido, el organismo en el que están representados sindicatos, patronales, organizaciones de consumidores y usuarios y el Gobierno señala que los precios públicos "deben relacionarse con la política de becas y ayudas al estudio, para conocer de manera adecuada el coste que conllevan los estudios universitarios". 

Más sobre este tema
stats