Ciudadanos

Ciudadanos se compromete a ser más transparente tras los reproches de ONG y tribunales de cuentas

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

La transparencia de los partidos políticos pasa por ser una de sus señas de identidad –así se encargan de repetirlo sus líderes cada vez que tienen ocasión– pero, al menos hasta el momento, Ciudadanos no parecía ser fiel a esa frase hecha de que predicar con el ejemplo es el mejor argumento. La escasa transparencia de la formación es un hecho que han puesto encima de la mesa los tribunales de cuentas a los que, tal y como informó infoLibre este lunes, la formación ocultó información de forma reiterada. Y también ONG como Transparencia Internacional, que evaluó el pasado mayo cómo de transparentes son los diferentes partidos políticos en base a varios indicadores y suspendió a Ciudadanos al otorgarle tres puntos sobre un total de diez. 

Quizá motivada por estos reproches y por el hecho de que otras formaciones, especialmente un UPyD en horas bajas con el que compite por el mismo electorado, han utilizado estas evaluaciones para criticar uno de los ejes en los que se basa su programa, la formación de Albert Rivera intentó el pasado enero enmendarse la plana firmando un convenio de colaboración con Transparencia Internacional [consultar en PDF, aquí] por el que se comprometió a cumplir "expresamente" un conjunto de medidas y actuaciones dirigidas a propiciar la transparencia de la formación a través de su página web.

Ese convenio incluye cuestiones como la publicación en internet de sus cuentas anuales, de las fechas en que las ha remitido al Tribunal de Cuentas, la publicación de datos básicos de las fundaciones, asociaciones y entidades vinculadas a ellos, el desglose de los gastos, ingresos y bienes patrimoniales y la declaración de la inexistencia en las listas electorales de procesados o investigados por corrupción, entre otras. 

La firma de este convenio tiene como precedente la publicación del citado informe realizado por Transparencia Internacional que colocó a Ciudadanos en el furgón de cola en transparencia junto al PP y el PSOE, que también suspendieron. UPyD, con un 9 de nota, resultó ser el partido más transparente, seguido de IU (6) y ERC (5,5). Ese informe evidenció que Ciudadanos no recogía en su página web las fechas en las que había remitido sus cuentas al Tribunal de Cuentas, ni el último informe de fiscalización de este organismo, ni los presupuestos anuales de los dos últimos ejercicios con la correspondiente liquidación. Y tampoco el desglose (orgánico y geográfico) de los gastos e ingresos, así como de los bienes patrimoniales, el detalle gastos electorales en las últimas elecciones o la descripción del procedimiento de control y/o auditoría interna del partido.

Sin embargo, Jesús Lizcano, presidente de Transparencia Internacional reconoce, en declaraciones a infoLibre, que ese informe de mayo de 2014 se ha quedado ahora "obsoleto" tras la firma del convenio del pasado enero. Se trató de una "foto fija" de la situación del momento que la formación ha enmendado aunque en parte porque siguen sin incluirse en su web las liquidaciones presupuestarias y datos básicos de sus dos asociaciones vinculadas (Egara Civitas y Cataluña Constitucional). "En los convenios hay diez medidas sobre transparencia y para su aprobación los partidos necesitan tener aprobados, al menos, seis. Aunque no hayamos hecho pública todavía una nueva valoración es un hecho que Ciudadanos, en la actualidad, ha acreditado un grado suficientemente alto de transparencia, lo que no quiere decir que no lo hubiera hecho mal en el pasado", subraya. 

El análisis de los tribunales de cuentas 

No obstante, a la firma de este acuerdo preceden otros informes más exhaustivos (no se ciñen a la información que publican en su página web sino que fiscalizan su contabilidad e información más sensible como la relativa a subvenciones, donaciones y crédito) realizados por los órganos fiscalizadores oficiales que han afeado a Ciudadanos su falta de transparencia. Tal y como informó este diario este lunes en 2008 [ver documento, aquí] el Tribunal de Cuentas acusó al partido de "falta de colaboración" y de "menoscabar la transparencia" por presentar las cuentas fuera de "tiempo y forma". El hecho de haber presentado la documentación a la que le obligaba la ley con retraso impidió al Tribunal de Cuentas ejercer con toda garantía su tarea fiscalizadora y, por tanto, "emitir una opinión sobre la representatividad" de su contabilidad.

Ciudadanos explicó este retraso señalando que no supieron hasta marzo de 2013 –aseguran que el 14 de marzo de ese año enviaron el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias, la memoria, la relación e identificación de donaciones y las contabilidades de los grupos locales sujetos a la fiscalización– que tenían que presentar toda esta documentación porque ese ejercicio no había recibido subvenciones de funcionamiento. Sin embargo, desde 2005 y hasta 2009 este órgano tenía el mandato de fiscalizar la contabilidad de todas las formaciones con representación en las Cámaras autonómicas (es el caso de Ciudadanos desde 2006) hubieran recibido o no este tipo de subvenciones.

Pero más llamativo es el caso de 2010, cuando las cuentas del partido de Rivera escaparon de todo control porque "por desconocimiento", según explicó la formación en una nota de prensa, no las presentaron en plazo a la Sindicatura de Cuentas, que es el órgano fiscalizador externo de la Generalitat que desde año tiene la competencia de analizar la contabilidad de los partidos que tienen representación en el Parlament. El partido las facilitó junto a las de 2011 pero con "un formato de presentación erróneo". Así que la conclusión es que nunca fueron auditadas. Por otro lado, los informes de la Sindicatura de Cuentas también señalan que en los años 2012 y 2013 [ver documentos, aquí y aquí] Ciudadanos no ofreció toda la información a la que está obligada por ley sobre sus subvenciones y donaciones ni sobre sus créditos.

La Junta Electoral propone que Podemos y Ciudadanos tengan cobertura mediática en medios públicos

La Junta Electoral propone que Podemos y Ciudadanos tengan cobertura mediática en medios públicos

Más sobre este tema
stats