LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Los Gobiernos, el Congreso, la élite de los partidos y hasta el Ejército sirven de cantera al negocio del lobby

Valencia

La concejala de Cultura sobre su carta con erratas: “El corazón fue más rápido que la cabeza”

Anticorrupción pide que el TSJCV asuma el 'caso Nóos' si hay indicios contra Camps o Barberá

infolibre

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Valencia, Mayrén Beneyto, ha explicado que la carta de despedida que publicó en la red social Facebook, con faltas de ortografía y puntuación, era "privada" y dirigida a sus amigos. En este sentido, ha señalado que cuando la redactaba "el corazón fue más rápido que la cabeza". Beneyto ha realizado estas declaraciones tras la inauguración de una exposición, con motivo de la publicación en los medios de una carta de despedida, porque deja la política, que escribió en una red social con faltas de ortografía y de puntuación. En este sentido, ha lamentado "haber sido noticia" por este asunto que, según ha explicado, escribió tras llegar a casa a las 23.15 horas "después de un día cargado de trabajo y de preocupaciones". Eso "hizo que el corazón me fuera más rápido que la cabeza" y "reconozco que lo tenía que haber pensado antes", ha añadido.

"Quise ponerles a mis amigos lo agradecida que estaba por haber trabajado todos estos años con ellos y que me hubieran ayudado", ha explicado la edil, quien ha justificado que no domina esta red social y no sabía que "puede entrar todo el mundo" en su perfil. En todo caso, "sólo iba dirigido a mis amigos con el corazón", por lo que siento haber sido noticia por ello. Son cosas que ocurren en la vida", ha agregado.

La despedida llena de faltas de ortografía de la concejala de Cultura de Rita Barberá

Dará las gracias "ya no por escrito" En esta línea, ha comentado que está acostumbrada a escribirse con su nietas y amigos "que no le dan importancia" a estas cuestiones. "Creía que estaba escribiendo algo emotivo, desde el corazón y la verdad es que ni me di cuenta que no había puntos donde debía, acentos. No le di importancia. Era el corazón el que hablaba", ha insistido.

La concejala, que se ha definido como una "mujer muy apasionada y muy agradecida", ha asegurado que seguirá dando las gracias "pero ya no por escrito sino personalmente". Por otro lado, ha argumentado que el texto "no lo escribía la concejala de Cultura, sino que escribía Mairén Beneyto que les decía a sus amigos lo agradecida que estaba por la gente que le había acompañado, pero nunca escribía como concejal de Cultura". "Era privado, desde el corazón", ha subrayado.

Asimismo, la concejala ha asegurado que tendrá "mucho más cuidado de aquí en adelante" aunque ha reconocido que le da "pena porque eso te quita esa libertad fresca de hablar como habla hoy en día la gente joven, que al mismo tiempo escribe". "Yo estuve escribiendo lo que el corazón me decía y hasta que no me lo dijeron no me di cuenta" pero, "de haberlo sabido, no lo hubiera escrito". "Me hubiera guardado los sentimientos para mí y a lo mejor hubiera derramado una lágrima con ese recuerdo", ha apuntado.

Más sobre este tema
stats