Delgado niega que su renuncia esté relacionada con las presiones del PP: “Mi cuerpo está roto”

La Fiscal General del Estado, Dolores Delgado.

infoLibre

Dolores Delgado es desde este martes ex fiscal general del Estado. Tras dos años y medio de mandato cargado de polémicas, ha decidido dar un paso al lado por motivos de salud,  poco tiempo después de reincorporarse al puesto tras una baja médica por una operación en la columna vertebral. 

La semana pasada el PP exigía su destitución para poder renovar el Consejo General del Poder Judicial. Pero en la entrevista que ha publicado este miércoles El País, Delgado ha asegurado que su renuncia se debe únicamente a motivos de salud: ““Me da igual lo que digan, renuncio porque mi cuerpo está roto”. 

La hasta entonces fiscal confiesa al diario la imposibilidad de conciliar su recuperación con el ejercicio de su cargo. “No puedo seguir. No puedo estar cancelando viajes porque no me puedo subir a un avión, y no puedo estar cancelando reuniones institucionales una tarde porque necesito tumbarme”, ha declarado. 

También ha comentado a El País sus próximos pasos: “Yo me vuelvo a la Audiencia Nacional, yo soy fiscal. No voy a trabajar en la empresa privada, no quiero”. A pesar de que sus problemas físicos “permanecen”, no tendrá la tensión “que supone ser fiscal general del Estado” ni la entrega física. 

Respecto a su sucesor, Álvaro García Ortiz, comenta que “tiene un conocimiento profundísimo de la carrera, se la conoce como la palma de la mano” y asegura estar “muy contenta” porque cree que es y va a ser el mejor fiscal general del Estado.

Dolores Delgado pone fin a un mandato turbulento

Dolores Delgado pone fin a un mandato turbulento

Más sobre este tema
stats